Actualizado 30/04/2007 13:30

Batasuna apuesta por convertir las próximas elecciones en "una gran marea social a favor del proceso"

BILBAO, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los representantes de la Mesa Nacional de Batasuna, Pernando Barrena y Marije Fullaondo, apuestan por convertir "el próximo reto electoral" de los comicios municipales y forales "en una gran marea social a favor del proceso" y de su propuesta de autonomía para Euskadi y Navarra "con derecho a decidir".

En un artículo publicado hoy en el diario Gara, Barrena y Fullaondo acusan al Gobierno de Zapatero de pretender "un proceso de humillación" de la izquierda abertzale "elevado, públicamente, a proceso de pacificación", con el objetivo de evitar "el debate político y dar al proceso un carácter meramente técnico" que suponga "el desarme unilateral", con "la colaboración estelar y necesaria del PNV".

Los dirigentes abertzales muestran, no obstante, su voluntad de "no dejar pasar esta oportunidad" y aseguran que persistirán en "el empeño y compromiso de sacar adelante un proceso, un acuerdo y una solución política".

"Y, para ello, debemos convertir el próximo reto electoral en una gran marea social a favor del proceso, a favor de unas elecciones democráticas, a favor de nuestra propuesta y del acuerdo político", subrayan.

Por ello, emplazan a "llevar a todos y cada uno de los rincones de este pueblo la propuesta de una autonomía para cuatro territorios con derecho a decidir porque es real, porque es práctica, porque es posible y porque supone la solución definitiva".

"Decenas de miles de personas han avalado ya este camino, decenas de miles tienen que reforzarlo para cambiar de posición al frente del no, para que este país diga definitivamente sí al acuerdo y sí a la solución política, sí a la articulación de los territorios vascos y su derecho a decidir", señalan.

"PROCESO POLITICO"

Asimismo, indican que el Ejecutivo "ha pretendido, desde el primer minuto de este partido, negar el carácter político del conflicto y, por lo tanto, de su resolución, primero retrasando el debate, posteriormente, pretendiendo un acuerdo por debajo de los mínimos democráticos que, de ningún modo, daba solución a la territorialidad y al derecho a decidir".

"Y, últimamente, niegan incluso la posibilidad de un acuerdo político y rechazan la propuesta presentada la izquierda abertzale. ¿Para qué?, para intentar llevar a cabo un proceso de humillación de la izquierda abertzale, elevado, públicamente, a proceso de pacificación", añade.

A su juicio, la postura del Gobierno socialista responde, "lisa y llanamente", a su intención de "evitar el debate político" para dar "al proceso un carácter meramente técnico". "Lejos de sumarse a un ejercicio responsable de distensión, su actitud ha sido la continua agresión a la izquierda abertzale mediante los mecanismos judiciales y represivos pactados con la derecha española", apunta.

En este sentido, recuerdan que en otoño se llegó a conversaciones en las que se lograron avances", pero que, en el momento en el que se intentó "cerrar las puertas a un nuevo fraude" y concretar "el objetivo final del proceso político, hincando el diente a los dos nudos gordianos del conflicto, el PSOE se cerró en banda y el PNV se sumó a esa postura".

Pernando Barrena y Marije Fullaondo señalan que, "con unas negociaciones bloqueadas, con una actitud represiva y judicial del Gobierno a todo gas y con el posterior atentado de ETA en Barajas, el proceso entra en una situación francamente delicada que exige el compromisos serio y responsable de quienes apuestan por un proceso real de soluciones".

PNV Y HOMENAJE A LAS VICTIMAS

En este contexto, afirman que "el Gobierno no hace otra cosa que negar el conflicto y poner la pelota en tejado ajeno", mientras "el PNV homenajea unas víctimas y ocasiona otras a manos de la Ertzaintza en Bilbo". Asimismo, acusa a la formación jeltzale de hacer "un discurso agorero" y hablar de que, "a lo mejor, ha llegado el tiempo de olvidarse de Batasuna y del proceso".

También consideran que "el resto de fuerzas políticas le hacen el coro, sin perder de vista el trocito de tarta electoral que quieren comerse a costa de la Ley de Partidos".

Por su parte, subrayan que la izquierda abertzale ha presentado una propuesta de autonomía para Euskadi y Navarra, ha registrado un nuevo partido, ASB, y 83.000 personas han avalado sus plataformas electorales.

Barrena y Fullaondo afirman que la respuesta del PSOE y del PNV ha sido "un no rotundo al debate y al acuerdo político". Por ello, preguntan "cómo se puede decir no a una solución definitiva del conflicto político y armado que puede pasar por la consecución de una autonomía para cuatro territorios con derecho a decidir". "Están cometiendo una gran irresponsabilidad política que nuestros hijos e hijas no se merecen y que debemos evitar", aseveran.