Publicado 06/07/2016 08:59

¿Quieres dedicarte profesionalmente a los videojuegos? Muchas universidades están preparadas

Estudios universitarios para trabajar en el sector de los videojuegos
PORTALTIC

   MADRID, 6 Jul. (EDIZIONES/Portaltic) -

   La industria del videojuego sigue creciendo a pasos agigantados de tal forma que hoy en día se ha convertido en un sector muy atractivo para muchos jóvenes que ven en él un futuro profesional. De acuerdo con los datos preliminares del Libro Blanco del desarrollo español de videojuegos Edición 2016, la industria española del videojuego en 2015 facturó los 510,7 millones de euros, un 24 por ciento más que 2014, y el empleo en el sector creció un 32 por ciento, sumando 4.460 profesionales en 2015, todos ellos de alta calificación. El ámbito educativo no es ajeno a estos datos y por eso ya son muchas las universidades y centros educativos españoles que cuentan entre su oferta con grados en diseño y desarrollo de videojuegos.

La Asociación Española de EmpresasProductoras y Desarrolladoras de Videojuegos (DEV), estima que la contratación de los perfiles orientados a la industria continuará creciendo a una tasa del 21 por ciento anual hasta 2017 y el motivo principal es que grandes compañías japonesas, estadounidenses y canadienses han encargado a las empresas españolas la creación de videojuegos por la alta cualificación de los programadores y el bajo coste.

Trabajar hoy en el sector de los videojuegos significa mucho más que desarrollar productos culturales para el entretenimiento y el ocio. El desarrollador de videojuegos debe ser un profesionalcapaz de aportar soluciones creativas para sectores tan diversos como el de la salud, la educación, la arquitectura o las ingenierías.

Actualmente, todo el que cuente con un ordenador y conexión a Internet puede desarrollar y comercializar un juego mediante plataformas digitales de venta, pero, insisten los expertos, la preparación es fundamental. Hoy en día los jóvenes españoles tienen la posibilidad de formarse en este sector y en su propio país, sin necesidad de irse a otros países, como Estados Unidos.

Como decíamos, en España ya existen muchas universidades preparadas para afrontar estos nuevos retos que plantea la industria en las que te puedes formar para ser el profesional que se necesita hoy en día, con un plan de estudios revisado y actualizado cada año, un equipo docente formado por expertos y profesionales en activo, al mismo tiempo que ofrecen también prácticas en las empresas más relevantes del sector. ¿Y por qué esta oferta? Precisamente por el gran y continúo crecimiento del sector del videojuego.

Entre las universidades y centros que ofrecen grados en diseño y desarrollo de videojuegos se encuentran la Universidad Rey Juan Carlos (Madrid), la Universitat Jaume I (Barcelona), la Universidad Complutense (Madrid), el Centro de la Imagen y la Tecnología Multimedia (Barcelona), la Universitat de Girona (Girona), la Universidad Europea de Madrid (Madrid), la Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología (Madrid) o la U-tad Centro Universitario de Tecnología y Arte Digital (Madrid).

De acuerdo con cifras de la DEV, en 2015 el numero de empresas se incremento en un 20 por ciento (el sector se compone ya de 480) y el numero de profesionales empleados en el sector subio un muy significativo 32 por ciento (4.460 profesionales). Las previsiones apuntan a que hasta 2018 el sector lo haga a una tasa anual compuesta del 24,7 por ciento, lo que supondría alcanzar los mil millones de euros de facturación al final del período y triplicar el dato de 2013.

El objetivo de los docentes es preparar a futuros profesionales para que sean capaces de contribuir al crecimiento del sector y por eso se pone en manos de los jóvenes herramientas informáticas y de diseño de última generación con las que pueden crear aplicaciones para ordenadores, dispositivos móviles, consolas o Internet, tanto dentro del ámbito del videojuego como fuera de él, multiplicando así las posibles salidas laborales.

Gracias al desarrollo de Google Play o la Apple Store, el negocio online de los videojuegos ha explotado durante los últimos años, especialmente desde la llegada a España del primer iPad en 2010. Con esta democratización del videojuego se incrementó la empleabilidad del sector y los jóvenes han visto aquí una oportunidad profesional.

De acuerdo con el director general de Digipen Bilbao, Ignacio de Otalora, “el potencial de empleabilidad para los dos grados universitarios que ofrecemos en el Campus en Europa es amplio y diverso, como sabéis, alumnos graduados de DigiPen Bilbao están trabajando en empresas de videojuegos de ámbito internacional (Ubisoft en los estudios de Alemania y Rumanía) y nacional (Mercury Steam); en optometría (Davalor salud); en el sector de apuestas por Internet (Pictel-Innomatic) o creando su propia empresa (Kaia estudios). Graduados de DigiPen de US y Singapur trabajan además en sectores como el de logística portuaria, automoción, defensa, comercio electrónico o computación en la nube”.

La gran tasa de empleabilidad es también algo que destacan desde el campus ESNE, pionera, según señalan en su web, “en ofrecer al universo de los videojuegos el estatus científico y académico que éste requería, creando el primer Grado Universitario en Diseño y Desarrollo de Videojuegos de España”. ESNE, al igual que Digipen, colabora con grandes empresas como Sony, Microsoft o Electronic Arts.

Asimismo, el alumnado de Digipen, “destaca por su polivalencia, lo que les permite asumir en algunos casos varios roles, a modo de ejemplo, animador en 3D, modelador, Character designer, concept artista, ingeniero de software, programador del motor del videojuego, programador de las físicas del videojuego, programador de la inteligencia artificial Con respecto a la retribución, diría que de media cobran un 40 por ciento más que un graduado de una carrera convencional”, afirma Ignacio de Otalora.

Y es que los cursos y grados de desarrollo de videojuegos -y todas sus variantes- que se ofrecen ya en España no solo permiten conocer en profundidad todo el proceso de creación de videojuegos, sino que abren otras muchas puertas: los estudiantes estarán capacitados para trabajar en puestos netamente técnicos y de desarrollo, en puestos híbridos técnico-artísticos, así como tocar ramas como la animación, efectos especiales en cine, ilustración digital, simuladores profesionales (simuladores de vuelo, médicos o militares), publicidad, televisión, etc, áreas, todas ellas, que están adquiriendo una enorme relevancia económica por la difusión de los nuevos teléfonos móviles o dispositivos multimedia.

La industria española del videojuego es fundamentalmente exportadora: mas de la mitad de la facturacion de sus empresas (un 52 por ciento) proviene de fuera de nuestras fronteras, el 96 por ciento de las empresas tiene menos de 50 empleados, y en la mitad de ellas el número de trabajadores está por debajo de los cinco.

Actualmente el sector del videojuego es el principal segmento de ocio superando las cifras de la música y del cine, y, según el prestigioso informe Global Entertainment and Media Outlook: 2012-2016, elaborado por la consultora Price Waterhouse Coopers, el mercado de los videojuegos crecerá en todo el mundo, previendo unos volúmenes de facturación de 100.000 millones de dólares en 2016.