Publicado 08/01/2020 18:50CET

La escuela concertada admite "alerta" y "preocupación" ante los planes educativos del nuevo Gobierno de PSOE y Podemos

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez abraza al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, el pasado mes de diciembre.
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez abraza al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, el pasado mes de diciembre. - Eduardo Parra - Europa Press

MADRID, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

Organizaciones de la escuela concertada admiten que el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez les mantiene en "alerta" y genera "preocupación" por los planes en educación que refleja el acuerdo de coalición entre PSOE y Unidas Podemos, donde se señala la educación pública como una prioridad del próximo Ejecutivo.

"Alerta porque no sabemos si se van a vulnerar derechos fundamentales como elegir la educación de nuestros hijos, porque en el acuerdo hablan de blindar la escuela pública como eje vertebrador del sistema educativo, y entendemos que lo que no esté blindado sobre", resume a Europa Press el presidente de la Confederación Católica Nacional de Padres de Alumnos CONCAPA, Pedro Caballero.

El presidente de CONCAPA afirma que ese punto del acuerdo ha provocado "malestar" en la escuela concertada, de titularidad privada pero sostenida con fondos públicos, "como la pública, y las dos son un servicio de interés público", proclama.

Además, Caballero cuestiona el propósito del nuevo Gobierno de "eliminar la segregación escolar por las condiciones de origen de los estudiantes, por sus necesidades educativas especiales o por sexo", que se atribuye a los centros concertados que tienen educación diferenciada entre chicos y chicas.

"En este país no existe segregación, y si creen que hay segregación, ya están tardando en ir al cuartelillo a denunciar. Sí hay educación diferenciada, y está avalada por sentencias de los tribunales", expone el presidente de CONCAPA, que también defiende que la asignatura de Religión siga computando para la nota, algo que pretenden cambiar PSOE y Unidas Podemos.

La patronal de colegios concertados Escuelas Católicas manifiesta su disconformidad con esta medida. "No estamos de acuerdo con la propuesta de no evaluar religión y que no tenga efectos académicos. Sería una asignatura de segundo nivel, y aunque sea voluntaria debería tener igual peso que el resto de asignaturas", defiende su secretario general, Luis Centeno, a Europa Press.

Centeno manifiesta "preocupación" por el contenido del acuerdo de gobierno de coalición, y teme que el próximo Ejecutivo "limite la capacidad y libertad de los padres para escoger la educación de sus hijos".

También critica que la universalización de la Educación Infantil de 0 a 3 años que se propone el nuevo Gobierno se planeé "sólo con plazas públicas, sin tener en cuenta los centros privados, porque es limitar otra vez la capacidad de elección de las familias".

Desde la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE),que agrupa centros concertados y privados, prefieren esperar a conocer el nombre de la persona que ocupará el Ministerio de Educación en el próximo Gobierno, aunque su presidente Alfonso Aguiló también manifiesta "reservas".

"Tenemos importantes reservas sobre lo expuesto en el acuerdo de gobierno, pero esperamos que haya oportunidad de encontrar soluciones de consenso, como el partido en el Gobierno reclamaba cuando estaba en la oposición", dice Aguiló sobre el PSOE.

Lo más leído

  1. 1

    El Gobierno propone limitar a 6 personas las reuniones en Navidad y toque de queda a la 1.00 en Nochebuena y Nochevieja

  2. 2

    La teniente coronel Silvia Gil, primera mujer que dirigirá una Comandancia de la Guardia Civil al asumir la de Teruel

  3. 3

    El PNV da el sí a los Presupuestos tras lograr el traspaso de los cuarteles de Loyola a San Sebastián en 2021

  4. 4

    PharmaMar lanza un nuevo test PCR que permite detectar y diferenciar el Covid de la gripe

  5. 5

    Los residentes y el personal sanitario de residencias serán los primeros vacunados contra COVID-19, a partir de enero