España aporta dos aviones para la flota europea 'rescEU' de lucha contra incendios en Europa

Publicado 09/07/2019 15:42:52CET
Avión anfibio modelo Canadair para combatir incendios forestales
Avión anfibio modelo Canadair para combatir incendios forestalesEUROPA PRESS

Marlaska y Planas destacan la contribución española en esta materia, al ser uno de los cinco países que por el momento integran la iniciativa

   MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

   España aportará dos aviones para el programa europeo de lucha contra incendios 'rescEU', que han sido presentados este martes de manera oficial en la base de Torrejón de Ardoz (Madrid) en un acto en el que han participado los ministros en funciones de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, y del Interior, Fernando Grande-Marlaska. También ha estado presente el comisario europeo de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, Christos Stylianides.

   El 'rescEU' es una flota europea de lucha contra catástrofes naturales integrada actualmente por cinco países europeos que recientemente se han visto afectados por incendios forestales, entre ellos España. En total, esta flota está integrada por siete aviones y seis helicópteros: dos aviones por parte de Croacia; uno de Francia; dos de Italia; dos de España (modelo Canadair de 6.000 litros de capacidad cada uno que funcionarán desde el 15 de junio al 31 de octubre); y seis helicópteros de Suecia. Aunque las negociaciones continúan para que otros Estados miembro integren esta flota.

   Hasta la fecha, se han realizado varios ejercicios de prueba de esta nueva flota: en octubre de 2018 en Split (Croacia); y en abril de 2019 en Aix-en-Provence (Francia) y en Cres (Croacia).

   La cooperación y solidaridad entre países europeos ante catástrofes y situaciones de emergencia se materializó en 2001 con la creación del Mecanismo Europeo de Protección Civil, que desde entonces ha asistido en más de 300 catástrofes dentro y fuera de la UE. Solo en 2018, los países de la UE solicitaron asistencia en unas 10 ocasiones para apagar incendios, recibir asistencia médica y luchar contra la contaminación del mar, principalmente.

   Para ello, un país solicita ayuda a Bruselas, y es ésta quien coordina la ayuda para que el resto de países, de forma voluntaria y solidaria, manden medios y equipos al país que lo ha pedido.

   Sin embargo, la falta de medios en los incendios forestales que afectaron a Europa en el verano de 2017 fue el detonante para que la Comisión Europea decidiera poner en marcha esta flota europea. De hecho, entre 2014 y 2017, de las 96 solicitudes de ayuda que se registraron, el 33% no se cubrieron. "Hasta el momento, había funcionado bastante bien, pero en muchos casos ha llegado a sus límites", justifica el portavoz comunitario responsable de Gestión de Crisis y Ayuda Humanitaria, Carlos Martín Ruiz de Gordejuela.

CONTRIBUCIÓN ESPAÑOLA

   España ya colabora activamente en el Mecanismo Europeo de Protección Civil, tanto en operaciones de asistencia mediante el envío de expertos y unidades de intervención, pero también contribuyendo con los 11 módulos registrados a la capacidad europea de respuesta en emergencias, convirtiéndose así en el segundo Estado miembro, después de Francia, que más contribuye (con 11 de los 95 módulos de asistencia).

   De hecho, desde 2014, España ha contribuido con 13 respuestas de solicitud de ayuda a otros países, tanto dentro como fuera de la UE, entre las que se encuentran los terremotos de Ecuador de 2016 y los incendios de Chile y Portugal de 2017.

   Según asegura Fernando Grande-Marlaska, el cambio climático, la evolución de asentamientos humanos o el desarrollo tecnológico-industrial son "elementos potenciadores de unos riesgos que no conocen fronteras", por lo que considera "imprescindible" esta iniciativa que trata de "acompañar los necesarios esfuerzos nacionales desde una perspectiva supranacional que ayude a paliar las posibles insuficiencias que los Estados podamos experimentar a la hora de afrontar las catástrofes".

   A su juicio, 'rescEU' es una "manifestación de solidaridad europea" que contribuye "a construir Europa" y que permite poner en valor el importante papel que juegan las instituciones comunitarias, "algo muy a tener en cuenta en momentos en que el proyecto europeo, en algún sentido, puede verse cuestionado".

   También el ministro Luis Planas, ha destacado el "amplio y experimentado dispositivo" con el que cuenta España en la lucha contra los incendios, lo que convierte al país en "pioneros" y "líderes" en este tema en Europa.

   "Estamos dispuestos a colaborar con la UE a configurar el sistema definitivo que, de aquí al año 2025, tenga que establecerse en materia de lucha contra incendios forestales y de protección civil", ha comentado. Además, ha anunciado la posibilidad de que España albergue una base regional del 'rescEU' para trabajar en la zona del Mediterráneo.

   También el comisario europeo de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, Christos Stylianides, ha alabado la contribución española en ayuda humanitaria y de catástrofes. "España es un claro ejemplo de la solidaridad europea", ha dicho.

   Con un presupuesto para 2019 y 2020 de 200 millones de euros, la Comisión Europea tiene previsto aumentar la financiación para 'rescEU' hasta los 1.400 millones para el próximo periodo (2021-2027).

Contador