10 de las playas de España en las que perderte este verano

Actualizado 16/06/2018 17:28:57 CET
10 Playas De España En Las Que Perderte Este Verano
EUROPA PRESS

MADRID, 16 Jun. (EDIZIONES)

Llega el verano y son muchos los que eligen la playa para pasar sus vacaciones. Lo más habitual suele ser ir a las playas urbanas, ya que albergan todo tipo de servicios, están más a mano y el acceso suele ser más cómodo.

Sin embargo, cada vez son más los residentes y turistas que optan por acudir a playas no tan populares, alejadas del bullicio y que están situadas en entornos naturales, algo que también supone un mayor impacto en el medio ambiente y que ha llevado a varios municipios a prohibir el acceso de vehículos a ciertos espacios o incluso a limitar la capacidad de personas que pueden acceder a ellos.

A continuación seleccionamos algunas de las playas más espectaculares y alejadas del ajetreo de España, una por cada comunidad costera:

Playa de Rodas - GALICIA

Las Islas Cíes forman uno de los entornos más paradisíacos de España. Están situadas en el Atlántico, frente a las costas de Vigo en la provincia de Pontevedra, y su playa más emblemática es la de Rodas. Se trata de un arenal de más de un kilómetro de largo que une dos de las tres islas que forman el archipiélago: la isla de Monteagudo y la isla del Medio o del Faro.

Lo playa tiene una forma que la hace única, ya que a pesar de estar unidas a la tierra en sus extremos, está bañada por el Atlántico en una orilla y por el lago dos Nenos en la otra. Esta especial forma y su aislamiento fue lo que hizo que en 2007, el diario británico 'The Guardian' la posicionara en el primer puesto de las mejores playas del mundo.

Para llegar a esta playa hay dos opciones: ir en barco privado o coger uno de los ferris que une las Islas Cíes con Vigo, Cangas y Bayona en verano y Semana Santa. Hay que tener en cuenta que al archipiélago, declarado Parque Nacional, solo pueden acceder 2.000 personas como máximo al día, así que es recomendable reservar plaza con antelación en este enlace de la Xunta de Galicia.

Playa del Silencio - ASTURIAS

Al contrario que la anterior, la playa del Silencio, situada a unos 40 minutos en coche de Avilés, no cuenta con una gran extensión de arena, pero sí está rodeada de acantilados y una vegetación abundante formando un paisaje imprescindible de ver.

Es la playa perfecta para aquellos que quieren huir de la civilización y retirarse a una playa tranquila, virgen y sin apenas turistas. Esto hace que el acceso sea más complicado de lo habitual; para acceder se puede ir en coche hasta el pueblo de Castañeras. Allí hay un aparcamiento en el que se puede dejar el coche. Desde aquí se puede recorrer un camino de tierra hasta llegar a unas escaleras que dejan directamente en la playa.

Entre los consejos para ir a esta playa está ir bien equipado y con provisiones, ya que la playa no cuenta con ningún tipo de servicio. Es aconsejable dejar el coche en el aparcamiento y no adentrarse con él por el camino de tierra, ya que es especialmente estrecho y aparcar puede resultar todo un reto. Para muestra, esta imagen:

Playa de El Puntal - CANTABRIA

La playa de El Puntal es una de las más emblemáticas de Cantabria por su particular forma que consiste en una lengua de arena de más de cuatro kilómetros de longitud que se adentra en la Bahía de Santander. Especialmente en los meses de verano, supone una buena opción para aquellos que buscan una playa tranquila a pocos minutos de las concurridas playas de la capital.

A esta playa se puede acceder de dos maneras: por tierra desde el municipio de Somo, donde nace el arenal, o por mar, cogiendo un ferry que conecta la playa con Santander desde el mes de mayo a septiembre en un trayecto que dura unos 10 minutos y que cuesta 4,10 euros. Aunque es posible comprar directamente los billetes en la embarcación, pueden reservarse con antelación en esta página.

Hay que tener en cuenta algunas cosas antes de pasar un día en esta playa. Apenas dispone de servicios, no tiene aseos, ni duchas, ni papeleras, es una playa prácticamente virgen en la que solo hay un quiosco y un embarcadero. Una vez allí, puedes situarte en una de las dos orillas de la playa: la orientada al sur desde la que se puede ver las zona montañosa, y la que está orientada al norte, desde la que es posible observar la ciudad de Santander. También es importante saber que si vas en barco, el último regresa a la capital a las 20:00 y otro apunte, para los que estén interesados: parte de la playa es nudista.

Playa de Laga - PAÍS VASCO

En Vizcaya, a medio camino entre Bermeo y Lekeitio, concretamente en el municipio de Ibarrangelu, se esconde entre acantilados la playa de Laga. Se trata de una playa poco concurrida y prácticamente virgen que forma parte de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai reconocida por la Unesco.

A pesar de estar lejos de núcleos urbanos cuenta con algunos servicios como restaurante, chiringuitos, duchas y aseos, además de un aparcamiento a pocos metros de la playa. Lo que más destaca en este lugar es la cumbre de cabo de Ogoño en uno de los extremos de la playa, que se eleva más de 300 metros por encima del nivel de mar y en el que existen varias rutas para los amantes del senderismo (y para los que quieran unas buenas vistas del Cantábrico) que llegan hasta la cima.

Cala de Aigua Xelida - CATALUÑA

Rodeada agua transparente, rocas, pinos y arena pedregosa se encuentra en la provincia de Girona la Cala de Aigua Xelida. Se trata de una playa muy pequeña, solo 25 metros de largo y 12 de ancho, pero en la que merece la pena al menos hacer una parada y disfrutar de un paisaje.

El acceso a esta minúscula cala no es complicado, ya que se encuentra próximo al núcleo urbano de Tamariu, una pedanía dentro del municipio de Palafrugell. Desde allí basta con bajar una cuesta atravesando un pequeño bosque, algo complicada pero con apenas unos metros de longitud.

Playa de la Granadella/Cala Ambolo - COMUNIDAD VALENCIANA

Si eres de los que aman el Mediterráneo pero detestas las playas atestadas de gente y te apetece descubrir nuevas playas, hay varias opciones de playas alejadas del barullo.

Una de ellas es la playa de la Granadella, en Jávea (Alicante), conocida no solo por su paisaje en el que el arenal se encuentra protegido por cabos en ambos extremos sino también por los amantes del submarinismo. La playa está ubicada en un entorno privilegiado, el Parque forestal de la Granadella de 700 hectáreas y aunque la mayor parte del año se puede acceder en coche, el ayuntamiento ha instalado una barrera para restringir el tráfico a la playa por lo que el acceso debe ser a pie o en autobús.

En el mismo municipio también se encuentra la Cala Ambolo. Se trata de una playa nudista y virgen que forma uno de los paisajes mediterráneos más espectaculares de la comunidad. Sin embargo, la playa se encuentra a día de hoy cerrada por desprendimientos, aunque merece la pena hacer una parada y disfrutar del entorno desde el mirador.

Playa Calblanque - MURCIA

Situada en el Parque Natural de Calblanque, uno de los pocos espacios vírgenes de la costa mediterránea española, se encuentra la playa de Calblanque, un espacio repleto de dunas, grandes extensiones de arena y que sobre todo destaca por estar alejado de cualquier núcleo urbano.

Se encuentra a muy pocos minutos de la Manga del Mar Menor aunque a diferencia de esta zona, en Calblanque predomina la tranquilidad frente a las aglomeraciones. En los meses de verano, desde junio a septiembre, está restringido el acceso de vehículos a motor aunque como alternativa existe un servicio de autobús cuya frecuencia es de 20 minutos. Puedes consultar en detalle cómo acceder a Calblanque en este enlace.

Playa de Los Genoveses - ANDALUCÍA

No muy lejos, en Almería, se encuentra la playa de Los Genoveses, una playa virgen situada dentro del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar con incontables dunas de arena fina y dorada. Este arenal se extiende a lo largo de un kilómetro y aquí no existen ni la construcciones ni las carreteras asfaltadas, por lo que es recomendable ir con provisiones si está previsto pasar allí el día, ya que apenas cuenta con servicios.

Al igual que vienen haciendo otras muchas playas, el tráfico está restringido a un número máximo de vehículos durante los meses de verano. Como alternativa existe un servicio de autobuses que parte del municipio de San José o también se puede recorrer un camino de tierra de aproximadamente un kilómetro que recorre los acantilados desde ese municipio. Puedes consultar aquí los horarios y el recorrido que hacen los autobuses que acceden a Los Genoveses.

Conviene saber que aunque oficialmente la playa no es nudista, varios bañistas realizan esta práctica, y como curiosidad, el nombre de 'Genoveses' se debe a que en esta playa acamparon durante dos meses tropas genoveas que se unirían posteriormente a las de Alfonso VII para conquistar la ciudad de Almería en el año 1147.

Cala de la Macarelleta y Macarella - BALEARES

Baleares es conocida por tener una gran cantidad de pequeñas y bellas calas, entre ellas descacan las de Macarelleta y Macarella. Están situadas al oeste de la isla de Menorca, a unos 40 minutos en coche de la Ciudadela de Menorca y lejos de cualquier núcleo urbano.

La abundante vegetación pero sobre todo el intenso color azul de sus aguas son los auténticos protagonistas de estas pequeñas playas. Ambas playas son similares, están protegidas por las rocas y se puede ir caminando de una a otra en unos diez minutos. Las principales diferencias son que Macarelleta es algo más pequeña y es nudista mientras que en Macarella no se practica el nudismo y hay además un chiringuito.

Para acceder a ambas playas existen dos aparcamientos, uno a 15 minutos caminando y otro a 5. Conviene saber que solo unos metros al oeste de estas playas está la cala Turqueta, que compite en belleza con las otras dos y que es posiblemente la más famosa de la isla.

Playa del Papagayo - CANARIAS

Al sur de la isla de Lanzarote, cerca de Playa Blanca, se encuentra una de las playas naturales más emblemáticas de todo el archipiélago canario: la del Papagayo. Ésta es probablemente la más conocida, pero a su alrededor hay varias calas que pueden visitarse facilmente como playa Mujeres (una de las más extensas), El Pozo, Caleta de Congrio o Puerto Muelas.

En el Papagayo no hay apenas vegetación ya aquí es característico el paisaje volcánico. Destaca sobre todo por sus aguas tranquilas que están protegidas por cabos cuya particular forma suma belleza a las playas.

Para acceder existen tres opciones: a pie desde Playa Blanca, en bicicleta o en coche. En el caso de elegir esta última opción, hay que pagar 3 euros por acceder al tratarse de un espacio protegido, y la entrada servirá para todo el día.