Gobierno garantiza el cobro de la pensión de los huérfanos de violencia de género y dice que se tramitan 25 peticiones

Publicado 03/06/2019 20:59:05CET
Carmen Calvo preside la clausura de las II Jornada sobre Huérfanos de Violencia de Género
Ricardo Rubio - Europa Press

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta del Gobierno, ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad en funciones, Carmen Calvo, ha garantizado que los huérfanos cuyas madres fueron asesinadas por violencia de género y no cotizaron a la Seguridad Social recibirán la pensión prevista en la ley de mejora de la situación de orfandad de las hijas e hijos de víctimas este tipo de violencia contra la mujer, una norma que entró en vigor el pasado mes de marzo.

En declaraciones a los periodistas tras inaugurar la III Jornada de Huérfanos de violencia de género: protección internacional, Calvo ha asegurado que "no hay ningún problema" en este asunto, después de que la Fundación Mujeres y el Fondo de Becas Soledad Cazorla denunciasen que dicha ley, que también eleva la cuantía de esta pensión, todavía no es efectiva para muchas de las familias de las asesinadas en el pasado.

Según ha explicado, las 25 peticiones proceden de familias de mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas que no había cotizado, al tiempo que ha recalcado que la "casuística" de cada caso es "compleja".

Aunque Calvo ha asegurado que actualmente la Seguridad Social está haciendo los trámites pertinentes para que puedan cobrarla, ha destacado que serán "verdaderas pensiones", se cobrarán "en pagas de 14 meses" y "tendrán efecto retroactivo".

El pasado mes de marzo entró en vigor la ley de mejora de la pensión de orfandad de los hijos de víctimas de violencia de género, una iniciativa que eleva a más de 600 euros la pensión que recibirán y será no contributiva, es decir, no dependerá de que la madre asesinada haya cotizado a la Seguridad Social, sino que su financiación llegaría a través de los presupuestos.

Durante su intervención en el evento, Calvo ha recordado que desde 2013 en que hay estadísticas sobre menores huérfanos de violencia de género estos ascienden a 240. Además, ha incidido en que 28 menores han sido asesinados por violencia contra sus madres. A su juicio, la lucha por la igualdad es un "camino imparable".

Según ha destacado, en nueve meses de Gobierno de Pedro Sánchez han aprobado medidas para "paliar efectos" en estos niños y niñas y mejorar su acompañamiento procesal. Asimismo, ha remarcado que han puesto "el foco" en esta lucha porque la violencia de género es "incompatible con cualquier democracia".

Calvo ha prometido cuatro años más "intensos" de desarrollo del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, rubricado por el Parlamento en 2017, nuevas medidas y legislaciones que impulsen la igualdad, especialmente la "independencias" económica de las mujeres.

La vicepresidente ha dicho que el problema que ha detectado el Ejecutivo es la falta de denuncias por parte de las mujeres que sufren violencia de género. Según ha dicho, es necesario "repensar" esto.

"La manera más plausible de llegar a la fórmula más eficaz es pensar en los ayuntamientos, para que supongan una forma de asilo rápida y comprensiva para las mujeres, que acudan a ellos si no dan el paso al frente para denunciar", ha manifestado Calvo.

"Consideramos que más de 8.000 municipios podrían ser una red importante a las que se acercan en un intento de desahogo", ha agregado, insistiendo en que la mayoría de los asesinatos se cometen contra mujeres que no denuncian a su agresor. En lo que va de año, 22 mujeres han sido asesinadas a manos de sus parejas y exparejas, de las cuales solo tres había acudido a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

"Si la mujeres no dan paso de ir a la denuncia, si pueden ir a lugar a contar de manera calidad y privada a los ayuntamientos. No vamos a parar en este método", ha afirmado. Para Calvo, hay "nubarrones en el horizonte", en referencia a aquellos que cuestionan el Pacto de Estado contra la Violencia de Género así como el concepto de este tipo de violencia", y, según cree, ese debate no se debe abrir.

La fiscal de Sala sobre violencia de Género Pilar Martín Nájera ha reclamado la "urgencia" de encontrar soluciones colectiva para mejorar la protección de estos mejores. En este sentido, Marisa Soleto, directora de Fundación Mujeres, ha avanzado que su intención es abrir una vía de colaboración a nivel internacional con organizaciones sociales y políticas.

A su juicio, hay que avanzar "conjuntamente" en materia legislativa europea y ha reclamado que "se focalice en mejores y sistema de reparación del daño". "O avanzamos conjuntamente o será mas difícil avanzar", ha declarado.