Musulmanes y judíos españoles cierran un "buen año" de "avances" en educación y los protestantes denuncian "inmovilismo"

Publicado 30/12/2018 12:22:32CET

MADRID, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las confesiones minoritarias en España que tienen firmados Acuerdos de Cooperación con el Estado, es decir, los musulmanes, judíos y evangélicos, difieren en sus valoraciones sobre el 2018. Así, musulmanes y judíos coinciden en que cierran un "buen año" con "avances" en educación, mientras que los protestantes denuncian "inmovilismo".

De cara a 2019, las tres religiones mantienen sus reivindicaciones particulares sobre contratación de profesores de religión, enterramientos, casilla del 0,7 por ciento del IRPF o la restitución de templos.

El presidente de la Comisión Islámica de España (CIE), Riay Tatary, ha asegurado en declaraciones a Europa Press que ha sido un año "altamente satisfactorio" para los musulmanes por la firma de diferentes convenios para la contratación de profesores de religión islámica y por la "progresión" en la aceptación para la apertura de templos.

En concreto, Tatary ha destacado del 2018 la firma de convenios con las Consejerías de Educación de Extremadura y La Rioja, comenzando también la contratación de profesores en estas y en Castilla-La Mancha, y aumentando la contratación en alguna otra autonomía de profesores de religión; así como con la Consejería de Sanidad de Madrid para asistencia religiosa en hospitales.

La apertura de lugares de culto, según precisa, también ha tenido su "progresión" con "mayor aceptación normalizada" aunque no exenta de "algún conflicto enquistado" y abriéndose parcelas en cementerios para enterramientos musulmanes siguiendo "una lenta progresión".

En cuanto al Gobierno, considera que "en general sí protege los derechos de las confesiones". Tema aparte, según precisa, son algunos gobiernos autonómicos, como "el balear, catalán o murciano", que "no contratan profesores de religión aun habiendo una demanda que ocultan"; el gobierno madrileño que "se inhibe cuando una estudiante con pañuelo es rechazada y segregada"; o gobiernos municipales como "el badajocense o coruñés", que "se niegan a enterrar respetando y protegiendo los ritos de las diversas confesiones religiosas".

Para el 2019, Tatary pide que las Consejerías de Educación autonómicas y las direcciones provinciales del Ministerio de Educación "cumplan con su deber de transparencia comunicando las solicitudes por centro educativo para clases de religión islámica".

También espera que más gobiernos autonómicos "revisen" su normativa de Policía Sanitaria Mortuoria "para poder realizar enterramientos respetando los ritos budista, islámico y judío", así como su normativa sobre reglamentos internos de colegios e institutos para "respetar e integrar" al alumnado de toda convicción religiosa.

En todo caso, ha asegurado que la CIE seguirá en "plena disposición" a continuar trabajando en todos los aspectos relativos al ejercicio de la libertad religiosa en España, con "total cooperación" para que el resultado reporte "mejoras a toda la sociedad española".

Por su parte, el presidente de la Federación de Comunidades Judías de España (FCJE), Isaac Querub, también hace un balance positivo del 2018. "Ha sido un buen año en el que hemos trabajado intensamente para la consecución de nuestros objetivos. La situación en las comunidades judías españolas va pareja a la situación del resto de la sociedad. Nos vamos recuperado de la crisis económica, cultivamos nuestras tradiciones y mantenemos las mismas preocupaciones que nuestros conciudadanos", ha asegurado a Europa Press.

ERRADICAR EL ANTISEMITISMO

En concreto, ha puesto de relieve que se ha "avanzado" en Educación con el acuerdo firmado con el Ministerio para formar a profesores para erradicar el antisemitismo de España, aunque ha precisado que "no se han celebrado los encuentros pendientes, que estaban recogidos en ese acuerdo" y confía en que se puedan retomar en 2019.

También considera que hay "más sensibilización" con el Holocausto y ha adelantado que ya están preparando los actos del Día Internacional de la Memoria a las víctimas de la Shoá y "cada vez hay más instituciones públicas y privadas interesadas en participar en actos de recuerdo para que se mantenga viva la memoria de los que sufrieron".

"Cada año tenemos menos testigos que sobrevivieron a la barbarie y pueden contarlo. Pero nosotros cogemos el testigo de sus experiencias para recordarlas y evitar que una catástrofe igual vuelva a repetirse", ha subrayado.

Si bien, ha lamentado que "el prejuicio antisemita se mantiene en el subconsciente colectivo". "A menudo vemos expresiones antisemitas en Internet, redes sociales, comentarios a noticias e incluso en el discurso público", ha señalado. Si bien, ha indicado que "España no es un país antisemita y los judíos están perfectamente integrados".

RESTITUCIÓN DE LA SINAGOGA DE TOLEDO

Sobre las reivindicaciones de la comunidad judía española que quedan por cumplir, Querub ha recordado que mantienen su petición de "restitución" de la Sinagoga Mayor de Toledo, conocida como Santa María La Blanca. "Estamos en un proceso de diálogo con el Arzobispado de Toledo y la relación es buena, cordial y de entendimiento", ha asegurado.

Mientras, el secretario ejecutivo de la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (FEREDE), considera que en lo que respecta a los protestantes "persiste el inmovilismo generalizado". "La transición política y lo cambios tampoco han ayudado en ese sentido. Todo está parado o ralentizado", ha afirmado en declaraciones a Europa Press.

Lo más destacable de 2018 ha sido, a su juicio, la sentencia sobre los pastores jubilados --el Tribunal Supremo reconoció el derecho de la viuda de un pastor de la Iglesia evangélica a recibir una pensión y acordó que esta se equipare a la de jubilación de los sacerdotes de la Iglesia católica-- y la renovación de la acreditación de los títulos de teología de la Facultades Protestantes.

No obstante, Blázquez considera que "no" se han visto cumplidas sus reivindicaciones porque "hay una dejación general en la gran mayoría de los asuntos de los protestantes que nadie toca". En cuanto a la llegada del nuevo Gobierno, ha precisado que no han observado cambios que les afecten por el momento, pero desean que así sea.

Para el 2019, los protestantes españoles piden "mayor igualdad jurídica entre las confesiones" así como el "desarrollo y aplicación" de los Acuerdos de Cooperación con FEREDE que, según han criticado, están "paralizados", especialmente en los temas de "pastores jubilados, enseñanza religiosa evangélica, casilla IRPF, Ley de no discriminación por asuntos religiosos, y la cesión de un lugar emblemático para el Protestantismo Español".

Contador