Chile apuesta por el astroturismo para desarrollar su turismo

 La Vía Láctea Austral Sobre ALMA (Chile)
ESO/B. TAFRESHI (TWANIGHT.ORG)
Publicado 09/01/2015 13:21:39CET

SANTIAGO DE CHILE, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

Chile se ha convertido en un laboratorio natural para la astronomía, concentrando el 40% de los observatorios astronómicos del mundo gracias a la gran calidad de sus cielos, lo que supone una valiosa oportunidad para el desarrollo del país como destino de turismo astronómico o astroturismo.

Muchos de los más avanzados observatorios están instalados en el país, que concentra actualmente cerca de 40% de la infraestructura para la observación astronómica del mundo, cifra que llegaría a un 70% en la próxima década, consolidando su posición de centro neurálgico de la astronomía mundial.

Por ello diversas organizaciones a nivel nacional, tanto públicas como privadas y académicas, se han unido en el proyecto Astroturismo Chile, cuyo objetivo será transformar a Chile en un destino astroturístico de excelencia, "que sea admirado y reconocido en el resto del mundo por el atractivo, calidad y variedad de su oferta".

El proyecto, cuyo lanzamiento se realizó esta semana en el Planetario de la Universidad de Santiago, desarrollará diversas herramientas útiles para mejorar la calidad y competitividad de los actuales productos astroturísticos, así como elaborar un plan estratégico a diez años para fortalecer este tipo de turismo en el país.

También, se desarrollarán estudios de oferta y demanda de astroturismo, a nivel nacional e internacional, con el fin de conocer el perfil de visitantes actuales y potenciales, identificar brechas de calidad y competitividad de la oferta nacional y detectar nuevas oportunidades para la industria turística.

La subsecretaria de Turismo chilena, Javiera Montes, destacó que "el objetivo de este proyecto es superar las brechas de competitividad que tenemos en el desarrollo del astroturismo, que nos permitan avanzar en el posicionamiento de Chile".

En su opinión el país cuenta con un "tremendo" potencial en este producto asociado al turismo. "Si lo desarrollamos más aun, también el astroturismo se convertirá en un aporte al desarrollo económico local en las regiones donde se fomente este tipo de turismo", aseguró.

El director del proyecto, Pablo Álvarez, explicó que para lograr diferenciarse en un mercado global "saturado de productos turísticos", Chile necesita ofrecer experiencias memorables y distintivas. "Marca una diferencia, donde tenemos enormes ventajas, ayudando a mostrarnos como un destino imperdible", afirmó.

La alianza entre turismo y astronomía es estratégica para el país. Por una parte, las actividades turísticas pueden contribuir a la divulgación de la astronomía y a la valoración social de esta disciplina y, de paso, a la protección de los cielos oscuros.

Y por otra, la astronomía le ofrece a la industria turística una posibilidad para diversificar su oferta, ofreciendo nuevos productos o complementando los ya existentes.

POTENCIAL DE CHILE.

Los cielos chilenos son ampliamente reconocidos en el mundo por su calidad, ya que ofrecen características únicas para la investigación astronómica. En el norte de Chile, por ejemplo, hay un promedio de doscientos noventa noches despejadas al año.

En el mundo, ya existen algunos destinos para este tipo de turismo, principalmente en España, Canadá, Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Namibia y Sudáfrica.

En Chile la oferta de astroturismo se concentra entre las regiones de Antofagasta y Biobío, destacándose Coquimbo, donde se encuentra el 51% de las empresas privadas que ofrecen productos de este tipo, según un estudio encargado por Sernatur y realizado por Verde en 2013.

La primera certificación Starlight de Sudamérica (Parque Fray Jorge, en la Región de Coquimbo) la obtuvo Chile, lo que avala la calidad de sus cielos oscuros. Y el 2014, se sumaron tres nuevas certificaciones de destino turístico Starlight, en los sectores de Pampa Joya, Mano del Desierto y Alto Loa, en la Región de Antofagasta.

Para leer más