Antena3 estrena '90-60-90', una historia de amor prohibida

Antena 3
Actualizado 06/09/2009 22:30:09 CET

MADRID, 6 Sep. (OTR/PRESS) -

Después de adentrarse, con '700 euros, diario secreto de una Call girl', en el mundo de la prostitución de lujo, Antena3 quiere probar ahora con el sector de la moda y las agencias de modelos, un mundo que retratará en '90-60-90, diario secreto de una adolescente', que se estrenará este lunes en 'prime time'. Una producción en la que, a través de una historia de amor imposible, intentarán mostrar el afán de notoriedad y la falta de escrúpulos de algunas de las personas que trabajan por y para la moda.

Los entresijos de una agencia de modelos, en el que muchas jovencitas menores de edad intentan conseguir un hueco en las pasarelas más famosas del mundo, es el escenario principal de esta producción de 'Diagonal TV' para Antena3. Una de estas jovencitas es Mel (Esmeralda Moya), una niña de 16 años, que tras una desgracia se queda sola en el mundo. Tendrá que dejar sus estudios para empezar a trabajar si quiere salir adelante y seguir cuidando de su hermana.

Mel siempre está junto a su amiga África (Ana Rujas) y será precisamente ésta quien le acercará a la moda, un mundo que ella rechaza pero que le reporta un valioso dinero. Allí conocerá a Bruno (Jesús Olmedo), un atractivo fotógrafo que le dobla en edad, separado y con una hija de la misma edad que Mel. Entre ella y Bruno surgirá una gran atracción, obstaculizada por la importante diferencia de edad que les separa.

La serie arranca con un blog entre Mel y Africa hablando a cámara. Las chicas están contentas: pese a la oposición de la madre de Mel, van a presentarse al casting de en un videoclip para el grupo Nena Daconte -que realizará una colaboración estelar en este primer episodio-. En el casting, conocen a Bruno, el fotógrafo de la agencia de modelos 'I-Deal' y a Abe, copropietario de la misma, y son elegidas para participar en el citado videoclip. Mientras tanto, Eva, la madre de Mel, ha sido despedida de su trabajo y decide pedir ayuda económica a Luigi, su hermano, con el que hace años que no tiene ninguna relación. Pero Luigi no contesta a sus llamadas.

Y en pleno rodaje, Mel tiene una llamada: su madre ha tenido un accidente. Se produce el primer encuentro entre Mel y Bruno. El fotógrafo se muestra frío, se siente culpable por haber mantenido una relación con una chica de la edad de su hija.