¿Cómo nos protegemos del sol las españolas?

PROTECCIÓN SOLAR
CEDIDA
Actualizado 24/05/2018 13:29:21 CET

   MADRID, 24 May. (CHANCE) -

Ahora que llega el buen tiempo muchos se acuerdan de que deben proteger su piel del sol. Un grave error pues la protección debe realizarse durante todo el año, y es que en España aún la mitad de las españolas no utiliza crema solar excepto en verano.

Así lo desprenden los datos publicados por Birchbox tras realizar un estudio para conocer en profundidad los hábitos de uso y consumo del protector solar con el fin de detectar las prioridades, las tendencias de compra y el nivel de conocimiento de las españolas. En esta encuesta, más de 5500 mujeres han revelado sus hábitos de compra y sus preferencias para los próximos meses.

LA IMPORTANCIA DEL PROTECTOR SOLAR

El 85% de las españolas son conscientes de la importancia de la fecha de caducidad de los productos solares por lo que los renuevan cada año. Asimismo, tienen conocimiento de la diferencia entre los protectores solares faciales y los corporales.

Por otra parte, hay una falta de conciencia sobre los efectos de la radiación solar: el 31% de las españolas no es consciente de que los rayos solares son los principales causantes del envejecimiento prematuro de la piel y más de la mitad de ellas no conocen la diferencia entre filtros físicos o químicos.

PREFERENCIAS Y COMPRAS

Este estudio desvela que más de la mitad de las españolas no son fieles a su firma de protector solar y que su decisión de compra se ve influenciada por la recomendación del farmacéutico o dermatólogo. El 91% de las españolas invierte entre 10€ y 40€ en la compra de su protector solar.

CUIDADO DE LA PIEL

Los datos muestran que 8 de cada 10 españolas cuidan su piel tras la exposición a los rayos solares, el 83% utiliza el aftersun y el 90% confiesa que también utiliza lociones hidratantes, gel de aloe vera u otros aceites.

Estos datos evidencian que, poco a poco, las españolas son más conscientes del riesgo a la exposición solar y, para ello, toman medidas preventivas como un factor de protección alto o un maquillaje que incluya SPF, además del aftersun.