Kiko Matamoros acude a la boda de su hijo Diego: "No he querido tomar una decisión de la que pueda arrepentirme"

KIKO MATAMOROS
JAVIER RAMÍREZ / EUROPA PRESS
Actualizado 14/07/2018 11:52:53 CET

MADRID, 13 Jul. (CHANCE) -

Tras mucha incertidumbre, Kiko Matamoros ha tomado la decisión de acudir a la boda de su hijo Diego con Estela Grandes. Como el propio Kiko ha asegurado, se trata de una decisión muy meditada que tomó el día antes de la boda, por lo que ha mantenido la duda hasta el final.

Con rostro muy serio, Kiko ha acudido solo a la finca de El Escorial donde ha tenido lugar la ceremonia. "Tengo que estar aunque no esté loco de contento porque no son las circunstancias en las que me gustaría estar (...) No vengo a emborracharme ni a divertirme, vengo a ver casarse a mi hijo y a su mujer y a estar con todos mis hijos un rato. No es conveniente ni necesario lo contrario", ha asegurado.

El elemento que le ha hecho tomar esta decisión es que no ha querido "tomar una decisión de la que poder arrepentirme". Como era de esperar, este día hay que dejar de lado los conflictos por lo que Kiko lo tiene claro: "Saludaré correctamente a mi ex mujer. Yo no vengo a amargarle la vida a nadie" mostrando a su vez el deseo de hacer felices a sus otras hijas. También ha confesado no estar nervioso, asegurando que quiere que "todo salga bien y que sean muy felices".

KIKO MATAMOROS ARREMETE CONTRA MAR FLORES: "TIENE MÁS CARA QUE ESPALDA"

Respecto a la información de que Mar Flores no ha acudido a la boda para que el padre de Diego esté más cómodo, Kiko Matamoros no se ha callado y ha lanzado un dardo a la hermana de su ex mujer: "Tiene mas cara que espalda. No viene porque no tiene un millonario a su lado, sino estaría aquí esta noche".

Sin lugar a dudas una de las cosas que más le han molestado a Kiko es que no invitasen a su hija Ana, sin embargo, "Ana entiende que el este ahí y lamenta no estar en la boda. Aún así, si la hubiesen invitado no hubiese ido".

KIKO MATAMOROS: "MAKOKE ME HA ANIMADO A QUE VENGA"

Respecto a si su presencia en la boda supondrá un acercamiento con Diego, Kiko duda si será así, pero hay algo de lo que está verdaderamente convencido: "No creo que esto sea un punto de inflexión. Es un paso más en la vida de los dos y en nuestra relación. No quiere escuchar las peticiones que le he hecho para que las cosas cambien".

A pesar de la tensa relación entre Diego y Makoke, Kiko ha querido salir en defensa de su mujer: "Makoke me ha animado a que venga y a hacer lo que a mí me haga feliz. Es súper respetuosa con las relaciones con mis hijos y en mis decisiones. No tiene interés en que tenga conflictos con mis hijos".