Actualizado 08/02/2007 11:24 CET

Granada.- El Arzobispado aparta provisionalmente del ejercicio público al sacerdote denunciado por abusos sexuales

GRANADA, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

El arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, ha decidido apartar provisionalmente de todo ejercicio público del ministerio sacerdotal al sacerdote denunciado por presuntos abusos sexuales a un menor de 14 años de edad después de que los padres de éste lo denunciaran.

Según informó el Arzobispado en un comunicado remitido a Europa Press, esta decisión se ha adoptado pese a que las acusaciones "no han sido en absoluto probadas" e incluso "hay indicios significativos de manipulación", por lo que pide a la opinión pública y a todas las personas afectadas que "respeten la dignidad de las personas y el principio de presunción de inocencia".

A la iglesia, subraya la nota, "le duelen extraordinariamente los pecados de todos sus miembros" porque "dañan la vida que Cristo nos da", pero duelen "especialmente" los de los miembros y pastores de la iglesia porque "entrañan escándalo".

El Arzobispado quiso también mostrar su más "absoluto respeto" y consideración hacia la presunta víctima y el mal que "haya podido sufrir".

El sacerdote, que estaba "casi retirado", según la nota, fue detenido y puesto posteriormente en libertad con cargos, por lo que tendrá que comparecer ante el juez cuando sea citado.

El Ayuntamiento de La Zubia, donde reside el párroco, manifestó ayer su intención de personarse como acusación pública en el caso de que prospere la denuncia, a la vez que puso a disposición de la familia denunciante recursos de Bienestar Social.