Moreno: El PP-A es el "único" que no ha pactado con el PSOE-A de la "tupida red clientelar"

414350.1.644.368.20181112120400
Vídeo de la noticia
Actualizado 12/11/2018 12:04:58 CET

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP-A y candidato a la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha recordado que su formación es la "única" que no ha llegado a ningún pacto de gobierno con el PSOE andaluz, que se ha dedicado 40 años a tener "tupidas redes clientelares" en la comunidad para "mantenerse en el poder". "Somos la alternativa al todopoderoso PSOE", ha señalado el candidato, quien ha afeado a los socialistas haber tenido "socios de todo tipo" y ha defendido que no votar a los socialistas el 2 de diciembre es "el primer paso para debilitar al independentismo" en Cataluña.

Moreno ha protagonizado un desayuno organizado por el siglo XXI este lunes en Madrid donde ha estado acompañado tanto por el presidente del PP, Pablo Casado, como por otros compañeros de partido como Dolors Montserrat, Ángel Garrido, José Antonio Nieto o Alberto Núñez Feijoó. El candidato del PP ha empezado recordando que desde que comenzó la democracia el PSOE "asumió" el gobierno de la Junta andaluza y "empezó a tejer una tupida red clientelar" en todos los rincones para "mantenerse en el poder".

Para esto, los socialistas han contado a lo largo de la historia con "socios de todo tipo", como es el caso del Partido Andalucista o Izquierda Unida o del "recién llegado" Ciudadanos, que alcanzó un pacto de investidura tras las últimas elecciones andaluzas. "La formación que nunca ha pactado con el PSOE y se ha mantenido como dique de contención ha sido el PP, que es la alternativa al todopoderoso PSOE", ha remachado.

Moreno ha asegurado que Andalucía está "cerca del cambio" y los ciudadanos lo quieren para dejar de estar "por debajo de la convergencia nacional". Según ha insistido, la comunidad está "peor que hace 40 años" y eso es por la "falta de eficacia" en la gestión del gobierno socialista que es "incapaz de cambiar el rumbo".

Con todo, ha planteado que el 2 de diciembre será un "plebiscito" en el que los ciudadanos tendrán que decir si "seguir con un gobierno que es incapaz de mejorar las cosas" y opta por "pasar una página histórica y apostar por nuevos modelos de gestión" que plantea el PP.

Entre las propuestas populares que ha citado Moreno está una "bajada masiva de impuestos hasta un límite que nunca se ha hecho en ninguna comunidad" para situar la fiscalidad de Andalucía a los mismos niveles que las de otras autonomías como la Comunidad de Madrid.

Otra promesa de Moreno es "eliminar burocracia" para "facilitar" el emprendimiento de negocios; la "transparencia en la gestión", que, según ha dicho, ha faltado en la comunidad todos estos años. Esto último es algo que se pone en evidencia con el caso de los ERES fraudulentos, "el caso de corrupción más grave producido por un gobierno" que se "organizaba creando una trama para comprar favores políticos y ganar elecciones".

También el PP quiere "reforzar España" porque Andalucía "tiene que ser el contrapeso a los independentistas emergentes y envalentonados". En este punto ha dicho que es necesario que haya un Gobierno de la nación que cumpla con la labor de "velar por el cumplimiento de la normalidad democrática" y por la libertad de expresión "de todos los ciudadanos" porque el actual Ejecutivo "no lo está haciendo". "Se siente cómodo con los independentismos y los populismos, eso es algo que vemos todos los días", ha subrayado Moreno refiriéndose al Gobierno de Pedro Sánchez.

SÁNCHEZ Y DÍAZ, LA "MISMA MONEDA"

El 2 de diciembre es "el primer paso para debilitar el independentismo" en Cataluña y ese paso "supone no votar al PSOE" porque este "se han convertido en cómplice de lo que están impulsando los independentistas. En este sentido, Moreno ha resaltado que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, y Pedro Sánchez son "dos cara de la misma moneda" que no se están pronunciando sobre asuntos como el ataque a un ciudadano por llevar el símbolo de la bandera de España".

"No les hemos oído decir ni una sola palabra", ha dicho, al tiempo que ha añadido que tampoco ha escuchado a Díaz seguir reivindicado los 4.000 millones para Andalucía firmados en el Parlamento. Con todo, en su opinión, Susana Díaz es "cómplice" de Sánchez y, por tanto, votar al PSOE-A es "consolidar" las políticas socialistas que ya se están aplicando en España. En este punto, Moreno ha subrayado que las encuestas lo que muestran es un "alza" del PP en intención de voto.

El candidato del PP ha explicado que sondeos los hay "para todos los gustos", pero en las que confía en las que se va elaborando desde su partido para tantear la intención de voto de los ciudadanos en los próximos comicios andaluces "sin cocina ni aliños". Estos números, según ha dicho, dicen que "el PP ha recuperado puntos desde el punto de vista electoral", lo que se traduce en "muchos decenas de miles de votos".

Otro de los criterios que se desprende es que se pueda dar una "horquilla" para formar lo que será un "bloque de cambio" que esté liderado por el PP pero que se dé con Ciudadanos. "Eso está al alcance de la mano", ha dicho, al tiempo que ha asegurado que esta vez es posible un "cambio político real". Con todo, ha insistido que ese bloque de cambio sería "liderado por el PP" y que, en ningún caso, los números muestran que Ciudadanos sea "una amenaza" para los populares.

Siguiendo con los resultados de las encuestas que baraja el candidato del PP, Moreno ha afirmado que el "peor enemigo" de su partido de cara a las próximas elecciones es la abstención, ya que "desgraciadamente hay una gran parte del electorado que en las elecciones autonómicas no se moviliza". Aquí se ha mostrado convencido de que si el PP consigue movilizar a esos ciudadanos que se abstienen, él será presidente de la Junta.

Moreno ha dejado claro que no baraja el escenario de que su fuerza política pierda las elecciones porque el pensamiento de llegar a la Junta es su "gasolina" para esta campaña y pensar en negativo no ofrece grandes dosis de motivación. "No me planteo otra opción que no sea gobernar Andalucía, con ese objetivo irrenunciable vamos a dejarnos la piel", ha dicho Moreno, quien ha añadido que es consciente de que el escenario electoral es similar a una la lucha entre David y Goliat, situando como gigante al PSOE. Sin embargo, ha subrayado que "todo el mundo sabe ya lo que pasó con Goliat".

LLAMAMIENTO AL VOTO "ÚTIL"

El candidato del PP a la Junta ha hecho un llamamiento a los andaluces que van a acudir a las urnas el próximo 2 de diciembre para que voten de manera "útil" y no se decanten por partidos como Vox porque, según ha dicho, puede terminar facilitando la llegada a los escaños a partidos como Podemos. "Apelo al sentido útil del voto para que sea garantía de cambio, y esa garantía sólo la da el PP", ha dicho.

Asimismo, preguntado por Vox y su entrada en la campaña andaluza, el candidato popular ha dicho que el acto del pasado fin de semana en Sevilla entra dentro de "su estrategia de sacar músculo" y de intentar trasladar a la opinión pública "que tienen una enorme fortaleza", pero "no es así" porque las encuestas "dicen que están muy lejos de alcanzar" algún escaño en cualquiera de las circunscripciones provinciales.

A pesar de que ve "difícil" lo de que Vox entre en el Parlamento, ha admitido que cree que esta fuerza "fracciona" y pueda mermar la posibilidad de cambio en Andalucía. Moreno ha explicado que un ciudadano puede votar legítimamente a Vox, pero este voto no le va a servir para conseguir un escaño, sino que podría beneficiar a otros como Adelante Andalucía por el sistema D`Hont. "Se puede dar la paradoja de que los votantes de Vox contribuyan a un escaño de Podemos", ha insistido, al tiempo que ha concluido apelando al "sentido útil del voto" hacia "la única garantía de cambio que es el PP".