Publicado 16/09/2020 13:28:50 +02:00CET

Save the Children pide a la Junta "solidaridad" con los refugiados y que acoja a familias del campo de Moria

Campamento de Moria
Campamento de Moria - ZAPOREAK

SEVILLA, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

Save the Children pide a la Junta de Andalucía, ante el incendio en el campamento de refugiados de Moria y la "evidencia" de que la situación de las personas refugiadas en Lesbos (Grecia) "es insostenible", que lleve a cabo todas las medidas necesarias para acoger y dar asilo a las personas más vulnerables que allí se encuentran, con especial atención a la infancia y haciendo valer el interés superior del niño.

La organización considera, a través de un comunicdo, que Andalucía "puede y debe atender a esta emergencia". Asimismo, y teniendo en cuenta las manifestaciones públicas por parte de algunas administraciones autonómicas y municipales para la acogida de niños y familias tras la destrucción del campamento de Moria, pide que Andalucía "se sume a esta ola de solidaridad y disponibilice, como ya se realizó en 2017, plazas de acogida que puedan ser utilizadas por el Gobierno de la Nación para reubicar a estas familias".

"La gravedad de la situación necesita de grandes gestos que vayan más allá del control de fronteras, por lo que el respeto a sus derechos humanos ha de ser la prioridad. Andalucía ha sido desde siempre y sigue siendo tierra de acogida, pero también de migrantes. Esta tragedia en el corazón de Europa debe ser respondida por nuestra tierra, una región de las más solidarias del continente", asegura el director de Save the Children en Andalucía, Javier Cuenca, en una carta enviada este miércoles por la organización al presidente de la Junta, Juanma Moreno.

Teniendo en cuenta las manifestaciones públicas por parte de algunas administraciones autonómicas y municipales para la acogida de niños y familias tras la destrucción del campamento de Moria, Save the Children también pide al Gobierno español que "apoye estas expresiones espontáneas de solidaridad, coordinando la respuesta y permitiendo la acogida de los niños y niñas que se encuentran solos y las familias con niños, niñas y jóvenes que recientemente han cumplido la mayoría de edad".

La Comisión Europea ya ha trasladado a la infancia no acompañada que vivía en Moria a la península helénica, seis Estados miembros de la UE han estado acogiendo a más de 600 niños y niñas solos en los últimos meses y un total de diez acaban de renovar su compromiso para realizar nuevos traslados. "Sin embargo, todavía sigue habiendo cientos de niños y niñas en los otros campamentos de las islas griegas, así como muchísimas familias con hijos o hijas a cargo en Lesbos", apunta.

El pasado 9 de septiembre varios incendios destruyeron el campamento de refugiados de Moria, en la isla helena de Lesbos, donde se encontraban en condiciones infrahumanas y de hacinamiento unas 13.000 personas, cuando la capacidad inicialmente era de solo 3.000.
Entre ellas, había más de 4.000 niños junto a sus familias y 400 que se encontraban solos, sin ningún referente adulto.

Save the Children denuncia que, durante los últimos cinco años, estos niños "han sido privados de sus derechos humanos básicos, como el asilo y la protección, el acceso al agua, a los alimentos, a la atención médica y psicosocial, así como a la educación", y añade que los psicólogos que trabajan en Lesbos señalan que un número cada vez mayor "practica la autolesión e incluso ha intentado suicidarse".

Recuerda que para intentar dar cobijo a estas familias se ha levantado un campamento provisional, que permitirá acoger a unas 3.000 personas, sin embargo, muchas de ellas "se niegan a regresar a este tipo de instalaciones ante el miedo y la desesperanza de volver a pasar por la misma situación y seguir en un limbo".

Contador