CCOO Aragón defiende que los salarios deben crecer para impulsar el consumo y garantizar un crecimiento sostenido

Actualizado 15/01/2020 11:11:04 CET
Sede de Comisiones Obreras en Zaragoza
Sede de Comisiones Obreras en Zaragoza - EUROPA PRESS - Archivo

ZARAGOZA, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

El sindicato CCOO en Aragón ha defendido el aumento de los salarios para activar el consumo y la economía tras el leve aumento de la inflación inferior a un punto y se ha fijado como una prioridad en 2020 subir los salarios mínimos de convenio a 1.000 euros mensuales, tal y como se recogió con la patronal CEOE en el Acuerdo por el Empleo y la Negociación Colectiva.

"De esta manera garantizaremos la mejora del poder adquisitivo de los trabajadores y un crecimiento económico sostenido", ha subrayado CCOO Aragón en una nota de prensa.

En este escenario de "ligero repunte" de la inflación, CCOO Aragón ha calificado de "positiva" la subida de las pensiones aprobada este martes por el nuevo Gobierno de España y ha instado al Ejecutivo a seguir trabajando en la mejora de las condiciones de vida de la ciudadanía con la aprobación de unos Presupuesto Generales del Estado (PGE) dirigidos al reparto de la riqueza y la creación de empleo.

DATOS IPC

La tasa de variación interanual en 2019 ha ascendido al 0,8% en Aragón durante el 2019, idéntica tasa que la media española, aunque cuatro décimas por encima de la registrada en noviembre que supone el tercer repunte consecutivo en la evolución anual de los precios y la tasa más alta desde mayo.

Los datos del IPC del mes de diciembre indican una variación mensual de los precios en Aragón del -0,1%, una evolución similar a la media española donde también han bajado una décima los precios.

Por grupos la mayor disminución se ha dado en Vestido y calzado (-3,8%) seguido de Vivienda (-1,2%), Comunicaciones (-0,2%) y Bebidas Alcohólicas y Tabaco (-0,2%). Los mayores aumentos se han registrado en Ocio y Cultura (2,1%), Transporte (0,7%) y en Hoteles, cafés y restaurantes (0,4%).

La inflación subyacente, es decir la estructural, que no tiene en cuenta ni los alimentos no elaborados ni el precio de los carburantes, no ha experimentado variación alguna en diciembre y ha cerrado el año en el 1,1%, una décima por encima de la media española que termina con el 1%.

Tras cerrar 2018 en el 1,2 %, la inflación ha empezado 2019 en el 1 % y la evolución de la tasa anual del IPC se ha mantenido al alza hasta abril: 1,1 % en febrero, 1,3 % en marzo y 1,5 % en abril. A partir de abril se han comenzado a moderar las subidas: 0,8 % en mayo, 0,4 % en junio, 0,5 % en julio y 0,3 % en agosto para bajar al 0,1 % en septiembre y octubre, niveles más bajos en tres años.

Los precios han iniciado la recuperación en noviembre con una tasa del 0,4% para terminar el año en ese 0,8 %, el tercer repunte consecutivo en la evolución anual de los precios y la tasa más alta desde mayo que deja, no obstante, la inflación cuatro décimas por debajo del cierre de 2018.

Contador

Para leer más