La Sociedad Española de Neurología advierte de que comunidades como Asturias carecen de unidades de ictus

Actualizado 28/04/2008 19:47:02 CET

OVIEDO/MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las Unidades de Ictus en España dan cobertura sólo al 25 por ciento de la población, y comunidades autónomas como Andalucía, Murcia o Asturias no tienen ninguna, según denunció hoy en un comunicado la Sociedad Española de Neurología (SEN), con motivo de la 1ª Jornada Nacional de Unidades de Ictus.

El coordinador del Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la SEN, el doctor José Álvarez-Sabín, señaló que "se sabe a ciencia cierta que de ese modo se reduce la mortalidad y el enfermo tiene una mejor evolución a corto y largo plazo. Sin embargo, la realidad está muy lejos de dichas condiciones".

"Realmente existe una flagrante inequidad geográfica en la distribución de las unidades ictus. Son necesarias más y también planes estratégicos como el Plan de Atención Sanitaria del Ictus (PASI), elaborado por GEECV-SE, que garanticen una atención especializada y en el tiempo adecuado a toda la población española", añadió.

Los objetivos del ingreso en una de estas unidades son optimizar el diagnóstico urgente para reducir el tiempo desde el inicio del ictus hasta la acción médica terapéutica, dar tratamiento específico en relación con el tipo de accidente cerebrovascular, e iniciar la prevención secundaria. Según los expertos, disminuye la mortalidad en un 17 por ciento, y la mortalidad o dependencia funcional en un 25 por ciento. Además, determina una mayor supervivencia sin secuelas de los pacientes en los 5 años siguientes al ictus.

"Gracias a estas unidades sabemos que reducimos estancia media, mortalidad, dependencia, complicaciones sistémicas y neurológicas y coste por paciente y global", afirma el doctor Díez Tejedor, miembro de la SEN. Según un estudio elaborado por el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, podría suponer un ahorro en los costes hospitalarios que puede cifrarse en 1.914 euros menos por paciente.