Pilar Jiménez reivindica la imparcialidad de la Fiscalía

Actualizado 13/11/2015 15:16:53 CET
GOBIERNO CANTABRIA

SANTANDER, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

La fiscal superior de Cantabria, Pilar Jiménez Bados, ha reivindicado la imparcialidad de la Fiscalía y la independencia judicial durante su toma de posesión, que se ha celebrado este viernes en el complejo judicial de Salesas y que ha estado presidido por la fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal.

Durante el evento, que ha contado con la presencia de autoridades representativas de todos los ámbitos, encabezadas por el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, José Luis López del Moral, Jiménez ha destacado que continuará las relaciones de "máxima colaboración" con el Ejecutivo regional y con los magistrados del TSJC, y también velará por la "independencia" del tribunal, dispuesta a denunciar "cualquier ingerencia".

La nueva fiscal ha defendido la "solvencia" del grupo que va a liderar, que "seguro se adaptará a los retos profesionales" asignados por las últimas reformas. En este sentido, la fiscal ha dicho que la última modificación del proceso penal "no es la deseada" por quienes, como ella, están convencidos de que es necesaria una "profunda modificación" tanto de la LECr como del EOMF, que atribuya la instrucción al Ministerio Fiscal y le dote de mayor autonomía.

Jiménez, que ha dicho que afronta el cargo tomando decisiones con "sentido común, prudencia y sensibilidad, pero sin miedo a ejercer la autoridad", ha avanzado que trabajará en la protección de los menores, las víctimas de violencia de género, las personas con discapacidad y en la defensa de los consumidores y usuarios, en las que se regirá por criterios de imparcialidad. "Imparcialidad de esta Fiscalía a la hora de imponer la acción penal, sin injerencias externas", que es lo que aumenta la confianza del ciudadano, ha subrayado.

La fiscal ha asegurado que mantendrá una relación de colaboración con la Consejería de Justicia, necesaria "desde la mutua lealtad y respeto a nuestras esferas de actuación institucional". Al respecto, ha defendido que la inversión en justicia "es siempre rentable socialmente", y que invertir en el Ministerio Fiscal es "profundizar en la construcción del Estado de Derecho".

Por su parte, la fiscal general del Estado ha destacado que Jiménez aporta a su cargo un "conocimiento minucioso" de la justicia de Cantabria, donde ha ejercicio su labor en los últimos años tras iniciar la carrera judicial hace 30 años en Sevilla, donde estuvo tres años y posteriormente permanecer ocho en Bilbao. Una trayectoria que ha repasado la propia Jiménez como "homenaje" a su familia y compañeros, y que ha destacado Madrigal, que la conoció cuando estaba en el juzgado de Menores en la Fiscalía de Cantabria.

Madrigal ha destacado la "confianza" que la nueva superior inspira en la judicatura, así como su "intensidad y seguridad" y "coraje" y el hecho de que aporta un proyecto de trabajo "meditado y acreditado, ya puesto en marcha con éxito". Para la fiscal general, el nombramiento de Jiménez demuestra el compromiso con la mejora de la justicia y su la calidad.

Por otra parte, y como ha hecho la nueva fiscal superior, la fiscal general ha reivindicado inversiones en justicia afirmando que éstas profundizan en la construcción del Estado de Derecho.

TOMA DE POSESIÓN

La toma de posesión se ha celebrado en la sala de actos del TSJC, en Salesas, a donde Jiménez ha entrado del brazo de su padrino, el magistrado del Tribunal Constitucional, Antonio Narváez.

El nombramiento de Pilar Jiménez Bados como fiscal superior de Cantabria, aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 23 de octubre, se produjo algo más de tres meses después de que su antecesor en el cargo, José Ignacio Tejido, presentase su dimisión alegando razones personales.

Jiménez Bados fue propuesta por la Fiscalía General del Estado como sucesora de Tejido, cuyo puesto ha cubierto estos tres últimos meses desde su renuncia.

Nacida el 5 de octubre de 1959, ingresó en 1985 en la carrera fiscal. Ha estado destinada en las fiscalías de Sevilla y Bilbao. En 1996 pasó a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC), en la que ocupaba el puesto de teniente fiscal.