Esther García (El Deseo): "Almodóvar convierte en una obra cinematográfica lo que quiere con total libertad"

La productora Esther Gracía
EUROPA PRESS
Actualizado 20/11/2015 16:08:38 CET

Ve necesarias películas como 'Ocho apellidos catalanes' pero defiende films con otras ideas o para públicos diferentes

SEGOVIA, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

La segoviana Esther García (Cedillo de la Torre, 1956), directora de producción de El Deseo, la productora de los hermanos Pedro y Agustín Almodóvar, asegura que el cineasta manchego, director de películas como 'Todo sobre mi madre' y 'Hable con ella', es sinónimo de éxito por su capacidad de convertir en una obra cinematográfica con total libertad aquello que él quiere, más allá de los espectadores que siguen su obra o del interés que sus films suscitan tanto entre sus fieles como entre un público nuevo.

García, quien recibe este viernes el homenaje de la X Muestra de Cine Europeo de Segovia (Muces) por su trayectoria, ha indicado en una entrevista previa con Europa Press que en el panorama cinematográfico actual El Deseo se sitúa en una "posición privilegiada", pues Almodóvar y su obra dan a la productora una visibilidad que permite financiar proyectos con calma y tranquilidad.

El director, según incide, hace de sus películas lo que él realmente quiere, una suerte que no tienen otras productoras, máxime si carecen de proyección internacional o no tienen detrás grandes cadenas de televisión como Telecinco o Antena 3.

Para García, quien trabaja con Almodóvar desde 1986, la profesión de productor es "dura" especialmente si se trabaja de manera independiente. "Aun después de haber hecho una película, la tarea de distribuirla y promocionarla es muy complicada", apunta.
La promoción, que requiere cantidades ingentes de dinero, según esta profesional, es una "pata fundamental" de la que suelen carecer las productoras, que a menudo llegan "exhaustas" a conseguir una copia estándar --la película positiva completa a partir de la cual se obtienen las copias de exhibición--.

"Cuando cuentas con televisiones como Antena 3 o Telecinco sabes que hay detrás un aparato promocionando y que la película será muy vista o publicitada, pero cuando esta no corresponde a lo que estas dos cadenas querrían hacer, que pasa mucho porque no todo es de 'prime time', las películas tienen mucha dificultad para ser vistas", insiste esta profesional, quien también ha estado al lado de realizadores emergentes como Mónica Laguna, Daniel Calparsoro, Félix Sabroso y Dunia Ayuso.

Con más de 90 películas y numerosas series de televisión en su historial, así como varios premios Goya por trabajos como 'Acción mutante', 'Todo sobre mi madre', 'La vida secreta de las palabras' o 'Relatos Salvajes', asegura que el cine español ofrece productos de gran variedad y muy interesantes, pero que falta promoción, una clave para impulsar a los espectadores a las salas de cine. Ve necesaria además una rebaja del IVA cultural, hasta situarse en el cuatro o el cinco por ciento, como ocurre en otros países. "Nos ayudaría mucho que desapareciera", clama la productora segoviana, reconocida como una de las mujeres más destacadas del cine español.

LA CULTURA, "MÁS DENOSTADA"

Esther García reconoce que el cine nacional nunca ha vivido tiempos de bonanza. En el pasado, recuerda, sí hubo momentos de mayor apoyo por parte del Gobierno, se otorgaba más importancia a la cultura, las ayudas eran más cuantiosas y la implicación de Televisión Española era mayor, lo cual posibilitaba sacar adelante películas independientes. Sin embargo, lamenta que estos últimos tiempos están siendo "muy malos" porque la cultura ha dejado de ser importante. "Es incluso más denostada y la dotación del Ministerio y Televisión Española ha bajado tanto que es muy difícil hacer cine", advierte.

Sobre el fenómeno 'Siete apellidos vascos' y su secuela, 'Siete apellidos catalanes', que se estrena en el cine este viernes, considera que es un tipo de película que debe existir, pero que también debe haber otros films para otro tipo de espectadores o para un público que desee que le hablen desde otro punto de vista, "con otras ideas y contando otras cosas". "Me encanta que la genta vaya al cine, que la gente lo vea y se divierta", señala García, convencida del éxito de taquilla de lo último de Emilio Martínez-Lázaro, al que alude como un "extraordinario director", al tiempo que defiende otros largometrajes como 'El Club', de Pablo Larraín, o 'El Clan', película argentina de Pablo Trapero en la que participa como productora.

LA CREATIVIDAD DEL PRODUCTOR

La segoviana, orgullosa por el reconocimiento de la Muces, reconoce que no es habitual que un productor sea distinguido por su posición "poco visible", y menos aún si es mujer, puesto que son muy pocas las féminas que ocupan este puesto.

Según dice, existe la idea equivocada de que los productores se ocupan de buscar el dinero, una descripción con la que se muestra en desacuerdo. "Tenemos una labor creativa de la que se habla poco", constata García. Ella misma participa junto con los hermanos Almodóvar en la decisión del proyecto que van a emprender, desde la elección del guión, el presupuesto, la búsqueda del dinero para financiarlo, hasta la contratación de actores y equipo técnico, además del rodaje o los procesos de posproducción, lo que incluye el diseño de la campaña publicitaria y su estreno en las salas.

Esta profesional segoviana, cuyo homenaje tendrá lugar en la Fiesta del Cine que presentará en el Parador de Segovia la humorista Eva Hache, comenzó su carrera en el departamento de producción como secretaria con la película 'Pim, pam, pum* fuego' de Pedro Olea y en la serie de TVE 'Curro Jiménez', en una época en la que era impensable para una mujer entrar en el cine si no era a través del departamento de maquillaje, vestuario o secretaría.

Más tarde empezó a trabajar con numerosas productoras como ayudante de producción y jefa de producción, con directores como Fernando Trueba, Mariano Ozores, Emilio Martínez Lázaro o Fernando Colomo. De la década de los 70 y 80, su nombre está ligado a películas como 'Los bingueros', 'Sé infiel y no mires con quién', 'El año de las luces', 'La vida alegre' o la serie televisiva 'Los pazos de Ulloa'. Desde 1986, con 'Matador', trabaja al lado de Pedro Almodóvar y desde 1987 es directora de producción de El Deseo, donde se ha encargado de la producción además de películas como 'El espinazo del diablo' de Guillermo del Toro, 'Acción mutante' de Álex de la Iglesia, 'La fiebre del loco' de Andrés Wood o series como 'Los sin tierra'.

Junto a los Almodóvar forma un equipo al que se siente vinculada no solo por el trabajo, sino también por una experiencia de vida y afinidad. Emblemáticos son sus cameos en 'Hable con ella', donde hacía de oficial de prisiones, en 'La piel que habito' como presentadora o como controladora aérea en 'Los amantes pasajeros'.