El proyecto 'Julia' atiende a 532 mujeres con problemas de salud mental en 69 talleres por las 9 provincias de CyL

Presentación del estudio del impacto de 'Julia'
Presentación del estudio del impacto de 'Julia' - EUROPA PRESS
Publicado: miércoles, 12 junio 2024 12:49

VALLADOLID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El proyecto 'Julia: Mujeres Rurales y Salud Mental' ha atendido desde el 2018 a un total de 532 mujeres con problemas de salud mental en un total de 69 talleres repartidos por las nueve provincias de Castilla y León.

Así lo han presentado este miércoles la coordinadora del proyecto, Patricia Quintanilla, y la vicepresidenta de la Federación Salud Mental Castilla y León, Laura de la Torre, acompañadas por el presidente del Consejo Económico Social de la Comunidad, Enrique Cabero, y la directora general de la mujer en Castilla y León, Victoria Moreno.

Desde su puesta en marcha, en 2018, se han impartido un total 69 talleres con la participación de 532 mujeres en todas las provincias de Castilla y León, a lo que se suman tres ediciones del curso de "Formación de Facilitadoras del Proyecto JULIA", con el que se han formado a 60 profesioneles, y cuatro encuentros regionales "JULIA Sigue Tejiendo".

Así, según Patricia Quintanilla, este proyecto se ha denominado 'Julia' porque son las siglas de "Juntas, Únicas, Libres, Independientes y Activas", a lo que ha añadido que se pretende añadir una 'S' al nombre para agregar "Sostenibilidad".

El Proyecto ha contado desde su inicio con la financiación, por concurrencia competitiva, de la Dirección General de la Mujer de la Junta de Castilla y León a través de la convocatoria Promoción de la Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres, y de lucha contra la violencia de género.

En este marco, la vicepresidenta de la Federación ha explicado que "este proyecto, en el que se ha apoyado a las mujeres para crear redes de ayuda mutua de escucha, de sororidad, nace tratando de dar respuesta a unas necesidades que, desde el movimiento asociativo, se habian detectado entre las mujeres con problemas de salud mental en las asociaciones".

"Quizá lo más especial de Julia es que ha ido creciendo, evolucionando y alcanzando una madurez que le ha permitido pasar de dar respuestas a ser la respuesta para muchas de nuestras mujeres y alcanzar un importante componente preventivo y de empoderamiento de las mujeres rurales", ha aseverado Laura de la Torre.

En contraposición, la vicepresidenta ha remarcado que existe una "preocupación" en torno a Julia, y es que "tras vivir todos estos años de desarrollo del proyecto y tras este exhaustivo estudio, la propia viabilidad de una iniciativa necesita de un apoyo económico estable y contundente para poder seguir llegando a esos lugares donde la soledad, el aislamiento social es mayor y donde el acceso a los recursos está muy lejos de la equidad".

Por su parte, la coordinadora del proyecto ha remarcado la necesidad de realizar "una hoja de ruta" en base a lo que ya se ha conseguido y a lo que todavía falta por conseguir.

Asimismo, Patricia Quintanilla ha aseverado que "'Julia' es un proyecto con un efecto transformador en todos los agentes implicados, en las propias mujeres, en las propias Julias que participan en los talleres, pero también en las profesionales, las facilitadoras que lo imparten, en el movimiento asociativo y también en la Comunidad, en el entorno en el que se desarrolla".

"En el caso de las propias participantes podemos destacar a las mujeres salen de ese aislamiento, ya que el tema de la soledad no deseada es muy complicado en el medio rural y más en el caso concreto de las mujeres con un problema de salud mental", ha afirmado, a lo que ha añadido que "en sus entrevistas las mujeres decían que ha mejorado su salud mental; y Julia lo nombran como una herramienta de recuperación y también ha supuesto una reducción en su sintomatología".

La coordinadora ha remarcado que las mujeres atendidas empiezan a ver de una manera "más positiva" el problema que están atravesando y como otras mujeres en situaciones parecidas también lo están atravesando.

Además, "ellas se valoran más" y hablan de "un cambio de actitud frente a la vida, ya que dicen que Julia mejora su autoimagen, cambia los estereotipos frente a la salud mental, les da un bienestar emocional, les permite participar en la comunidad".

Hasta la fecha, el proyecto 'JULIA: Mujeres Rurales y Salud Mental' ha contado con el reconocimiento de diferentes entidades, como el Premio Cermi.es en la categoría "Acción en beneficio de las mujeres con discapacidad"; el Premio a las Buenas Prácticas de Salud Mental España; el Premio Meninas, otorgado por la Delegación de Gobierno de Castilla y León y el Ministerio de Igualdad; el Premio 8M de UGT Castilla y León; el premio Solidarios a la Igualdad que otorga Mujeres para el Diálogo y la Educación, o los últimos de ellos, ambas menciones especiales en los Premios Diagnóstico que otorga CyLTV, en la categoría "Mejor iniciativa de asociaciones de pacientes", y el Premio Nacional de Discapacidad Reina Letizia que otorga el Real Patronato de la Discapacidad.

Enrique Cabero, por su parte, ha señalado que este programa se centra en un ámbito "muy concreto, exclusivo, muy cuidado, muy elegido y que da resultados positivos, fundamentales y en la Comunidad Autónoma lo está demostrando".

Así, Victoria Moreno ha afirmado que apoyan esos proyectos que "inicialmente fueron pequeños, pero que al final se van haciendo grandes, como es Julia, y que al final les hacen grandes a todos, entre ellos a la Junta de Castilla y León y por supuesto a la Dirección General de la Mujer".

RESULTADO ESTUDIOS HASTA AGOSTO 2023

El estudio del impacto, que recoge datos hasta agosto del 2023, señala que hasta esa fecha se realizaron un total de 54 talleres, divididos en siete en Aranda, ocho en Ávila, tres en Burgos, siete en León, dos en Miranda, once en Palencia, tres en Salamanca, cuatro en Segovia, uno en Soria, cinco en Valladolid y tres en Zamora.

En estos talleres, de 25 horas de duración, participaron en el 2018 un total de 33 mujeres, en el 2019-20 participaron 52; en el 2020-21, año de la pandemia, unas 37 mujeres; 107 participantes en el siguiente año y, por último, 131 en la última campaña.

En relación al tamaño de las localidades en las que viven las mujeres participantes, el 94 por ciento de éstas viven en municipios de menos de 10.000 habitantes. Además, el 33 por ciento de las mujeres que participan en JULIA viven en municipios de menos de 1.000 habitantes.

En relación a la edad de las mujeres que han participado en 'Julia', el 53 por ciento se encuentran en la franja entre 40 y 64 años; el 18 por ciento de las mujeres tienen entre 74 y más años. Al contrario, un 8 por ciento de las participantes en tiene menos de 40 años. Por ello, la edad media de las mujeres ha ido en ascenso en cada edición, pasando de 52,8 años a 61,9 desde los primeros talleres piloto de 2018 a los últimos analizados en 2023.

"Se estima que cerca de un 80 por ciento de las mujeres con algún problema de salud mental han sufrido violencia de género a lo largo de su vida, entonces es un tema que a ellas las importa mucho y es un tema sobre el que se incide un montón", ha concluido Patricia Quintanilla.