Casas de apuestas y juego: El virus que ataca a los jóvenes con la palabra GRATIS

Actualizado 17/01/2020 20:46:45 CET
Las apuestas on line: ¿por qué se enganchan los adolescentes?
Las apuestas on line: ¿por qué se enganchan los adolescentes? - ISTOCK - Archivo

   MADRID, 17 Ene. (CHANCE) -

Los juegos de azar representan el 2,3 por 100 del PIB, más de 23.000 millones de euros al año según el último informe del Ministerio de Hacienda (ejercicio de 2017). El subsector no ha dejado de crecer en el último lustro. La crisis financiera y económica, con sus secuelas de desempleo, precariedad y aumento de las desigualdades, está siendo aprovechada como caldo de cultivo propicio para el florecimiento y la expansión de las casas de juegos de azar y apuestas deportivas, hasta el punto de convertir el Reino de España en una timba, como exponen en su libro Luis Díez y Daniel Díez Carpintero en el libro '¡Jugad, Malditos Jugad!'.

En este libro de la editoria Akal, analizan a fondo las tres dimensiones -humana, sociopolítica y económica- de una 'industria' (la llaman) del entretenimiento que infecta de salas de juego y apuestas los barrios de menor renta de las ciudades españolas (cada año se abren 500 más) y no parece tener tasa ni límite. "Se expande como si unos poderes inescrutables hubieran decidido en algún lugar ignoto inocular a los jóvenes (y no tan jóvenes) el virus de la ludopatía y la autodestrucción", comentan desde la editorial.

En declaraciones a Europa Press han querido aportar su pensamiento y más luz a este tema tan delicado que supone un gran problema para muchas familias. Esta reflexión ha dado mucho de sí y puedes leer en otro artículo ¿Por qué motivo juega un hombre? ¿Y por qué juega una mujer? Dos motivos distintos por completo, que se convierten en la cara y la cruz de la misma moneda.

PRINCIPALES PROBLEMAS DE LOS JUEGOS DE AZAR

El sector del juego no ha parado de crecer, el aumento de la publicidad, el de sus ingresos (tanto en la parte offline como online) y el de las casas de apuestas en los barrios más deprimidos de las grandes ciudades han encendido todas las alarmas. La 'presentación' del libro no deja lugar a dudas: "Sólo los salones y casas de juego recaudaban una media de 621 euros por familia. Por cada una que usted conozca que no juega -ojalá sean muchas-, puede ir sumando 621 euros de gasto a otra para que se mantenga esa media, así podrá percibir la tragedia". La crisis fue el contexto ideal para que las empresas del juego se lucraran aún más a costa del empobrecimiento de aquellas personas que quedaban enganchadas a sus diferentes variantes: póker, máquinas tragaperras, bingo, blackjack, ruleta, apuestas deportivas, etc. Por eso este tema despierta cada vez más interés entre los vecinos y movimientos sociales que ven con preocupación cómo afecta este sector en sus vidas.

Por un lado, los problemas que genera a nuestras sociedades son múltiples: la cercanía de las casas de apuestas a colegios y parques, con lo que ello supone para las generaciones más jóvenes; exministros que fichan por empresas del sector, otro ejemplo más de puertas giratorias; las tramas de amaño que se producen; el aumento de la ludopatía entre los sectores más vulnerables; la evasión fiscal del sector, que se aprovecha de los paraísos fiscales, etcétera.

Por otro, están aquellos problemas que afectan directamente a los adictos y sus familias: la depresión, ansiedad, bancarrota, fracaso en los estudios, delitos, mentiras, pérdida de confianza, rupturas matrimoniales o de pareja. Problemas legales, problemas laborales, problemas con los hijos o con los padres. Degradación social y familiar. Complicaciones vasculares (debidas al estrés del juego: las pérdidas y las deudas y las ilusiones nunca alcanzadas). Impotencia o falta de apetito sexual, sensación de fracaso personal y de ausencia de sentido vital. Suicidio...

QUÉ LES PARECE QUE DETRÁS DE LOS ANUNCIOS DE CASAS DE JUEGO ESTÉN FIGURAS DE RENOMBRE DEL DEPORTE Y DE LA ESCENA PÚBLICA

Todos estos deportistas y famosos ayudan a generar aceptabilidad entre la población. Logran que las apuestas y el juego cuadren extrañamente en su visión de la vida: que sea algo deseable, lo que uno debe hacer o conseguir para tener prestigio. Con el uso de su imagen consiguen que los casinos o salas de juego tengan un aire de exclusividad. Como si se tratara de un club como los que frecuentan los jugadores del Real Madrid o Barcelona. Consiguen así dar más visibilidad a lo que deberíamos considerar un problema y logran que se relacione una actividad dañina con el deporte. ¿O es que alguien se imagina a los jugadores del Real Madrid, con lo que su ejemplo supone para los más jóvenes, patrocinando una marca de cigarrillos o bebiendo alcohol en un spot publicitario?

¿QUÉ DEBERÍA HACER EL ESTADO FRENTE A LAS CASAS DE JUEGOS Y SUS PROBLEMAS?

Los autores abogan por una regulación estricta (ya que hasta la fecha la industria se ha aprovechado de la falta de control por parte de las instituciones) que ponga coto a la expansión de las casas de apuestas. "Esa decisión corresponde a los Gobiernos autonómicos, que ostentan las competencias exclusivas sobre el juego presencial. Algunos ya han comenzado a aplicar medidas parciales. El de Cantabria, por ejemplo, no autoriza ningún salón de apuestas y juegos de azar a menos de 500 metros de los centros escolares. En Madrid, donde la distancia mínima se fijó en cien metros, se aplica una moratoria de diez años para que los 61 salones que, sólo en la capital, no cumplen esa condición puedan cambiar de actividad o de ubicación". Para los autores, el Gobierno estatal dispone, en el caso de que los Gobiernos autonómicos se negasen a actuar, de los "instrumentos necesarios para actuar contra la amenaza para la salud pública que supone este negocio de capos de la droga sin sustancia".

Luis Díez y Daniel Díez Carpintero también exigen la creación de estudios rigurosos y completos "sobre la incidencia de la adicción y la progresión (o regresión) de la ludopatía en la sociedad", después de una década de expansión ilimitada de los salones de juego, para que políticos y administraciones dejen de utilizar el lema que el propio lobby del juego ha puesto en circulación, esto es, que "que el juego no es el problema", y para que los posibles consumidores sepan a qué se exponen.

¿CÓMO CAPTAN LOS SALONES DE JUEGOS A CHAVALES Y A LA POBLACIÓN EN GENERAL?

La desinformación ayuda a que los más jóvenes se acerquen a la industria. Por no hablar de la publicidad tan agresiva que ha ido en aumento en los últimos años. El juego debería pasar por un proceso similar al del tabaco, cuyo consumo no descendió hasta que fue prohibido (junto con la publicidad) en determinados espacios públicos. Pero, por desgracia, no está sucediendo así y por ello, sin control e información, el juego se ha convertido en una epidemia para los más vulnerables.

"Instalan sus negocios en las zonas pobres de las ciudades, cerca de colegios, junto a institutos de secundaria, donde saben que venderán su mercancía -esa esperanza narcótica en forma de máquinas tragaperras- con mayor facilidad y que conseguirán más clientes. Se anuncian en la televisión en horario infantil. Y contratan a ídolos de adolescentes como Cristiano Ronaldo o Rafael Nadal para que aparezcan en sus spots. Diseñan juegos cada vez más adictivos, con ciclos más rápidos, más trepidantes, y los ponen a disposición de cualquiera: en los teléfonos móviles, en las calles, sin que las restricciones a los menores supongan ningún problema para que juegue todo el mundo. Y lanzan promociones agresivas. Desayuno gratis, bebida gratis, 20 euros gratis. La palabra gratis abunda en un negocio en el que no se desperdicia ni un céntimo. Un negocio en el que se amontonan fortunas a base de calderilla: monedas introducidas por rendijas, por slots."

EL FACTOR DE CLASE SOCIAL TAMBIÉN ES UNO DE LOS HANDICAP PARA ATRAPAR A LA GENTE EN EL JUEGO

"Metástasis de casas de apuestas (Sportium, Juegging) en los barrios más pobres -Usera, Tetuán, Vallecas, Carabanchel-. Los empresarios de la ruleta y las tragaperras quieren atraer a los más vulnerables. Los que más necesitan que llegue la suerte, los desesperados".

"Los dueños de los salones y los representantes de los operadores de juego justifican esta preferencia por las zonas en las que la moneda de la desigualdad ha caído de cruz: los alquileres son más baratos, argumentan. Pero según los psicólogos hay una relación directa entre las adicciones y ese cóctel de tiempo libre y pérdida de sentido vital: el que sufren los desempleados, los jóvenes que no estudian ni trabajan, los jubilados con poco que hacer. Tipos humanos más frecuentes en los barrios pobres que en los ricos".

¿QUÉ PROBLEMAS HAY O COMO SE VICIA UNO POR INTERNET A TRAVÉS DE LOS SMARTHPHONES?

El juego online facilita aún más la accesibilidad. "El juego por internet (aunque no se trate de ninguna modalidad concreta sino de todas al mismo tiempo) ha desbancado cualquier forma de juego presencial. La tragaperras, la ruleta, las apuestas: todo online. Están en tu teléfono, en tu ordenador. Te persiguen metidas en tu bolsillo. Hay tantas terminales como seres humanos provistos de un dispositivo con conexión a la red." La falta de regulación del juego online fue la que permitió una publicidad y unas técnicas de marketing muy agresivas. Un ejemplo: En Facebook hay muchos juegos gratuitos sin apuestas reales que funcionan como paso previo y enlace con el juego de apuestas real.

Para leer más