Antonia San Juan: "Me fui de La que se avecina por una cuestión práctica, el dinero"

La Actriz Antonia San Juan
BEATRIZ VELASCO/EP
Actualizado 12/04/2012 17:21:40 CET

MADRID, 12 Abr. (Por Mónica Rincón) -

Antonia San Juan, la popular Estela Raynols en la exitosa serie 'La que se avecina', se embarca en un nuevo proyecto, una obra de teatro llamada 'De cintura para abajo'. Una función muy especial ya que está creada, producida e interpretada por amigos de la infancia, Félix Sabroso, Dunia Ayaso , Antonia San Juan y su marido y actor Luis Miguel Segui han creado esta fabulosa obra cuya trama se centra en la relación de un pareja que vive muy de cerca el manejo del dinero público.

Aunque la trayectoria de Antonia es larga y exitosa, parece que su papel en 'La que se avecina' ha conseguido que sea conocida también por los más jóvenes, hecho que agrada a la actriz y la anima a seguir trabajando. Para ello es dueña, desde hace más de diez años, de la productora '13 producciones', que comparte con su marido, gracias a la misma puede producir, dirigir e interpretar sus propios proyectos.

Una mujer fuerte, con las ideas claras, que destaca por su profesionalidad y su trabajo. No se arrepiente de haber dejado 'La que se avecina' y confiesa que lo hizo por motivos económicos pero que no guarda rencor a nadie y que hay muy buen rollo con sus ex compañeros y jefes.

Sin duda, Antonia San Juan se merece todos los éxitos que le puedan llegar y es seguro que con 'De cintura para abajo' le llegarán muchos más.

- ¿Cómo surge la idea de crear 'De cintura para abajo'?

- Siempre ha existido una relación con Félix Sabroso y con Dunia Ayaso; teníamos la idea de crear un proyecto. He trabajado con ellos varias veces, hubo un tiempo en donde nos distanciamos, cosa que era necesaria para poder encontrarnos de nuevo, durante ese tiempo conocí a Luis Miguel y creamos nuestra propia empresa, montamos varias obras de teatro, dirigí cortos y películas con él a la producción... y ahora que los cuatro hemos madurado nos hemos encontrado y hemos decidido embarcarnos en este proyecto juntos.

- ¿Ha sido una buena excusa para volver a trabajar juntos?

- Encontrarte cuando ya cada uno sabe qué lugar ocupa y el respeto que nos procesamos cada uno por la labor que estamos desempeñando es fantástico. Hay una gran amistad y cariño, Félix y Dunia son mi familia en Madrid.

- Es una lástima que por enfados se llegue a perder relación con un amigo de profesión...

- Según lo que te importe la gente con la que trabajas, si tengo un enfado con alguien que sé que es una mala persona y que no me conviene...no tengo ningún interés en reanudar esa relación, sin embargo, si el encontronazo es con alguien que quieres...esa relación no se pierde. Con Félix y Dunia nos separamos porque ellos necesitaban trabajar con otros actores y sacar sus obras adelante y yo necesitaba crecer como actriz, a veces la amistad y el amor se vuelve cotidiano y tapa lo que el otro ha crecido. Si se mezcla lo personal con lo profesional...llega un punto en donde se pierden los papeles.

- En este momento en donde la crisis afecta tanto a la producción de cine, teatro y televisión... ¿no te da miedo?

- Siempre he seguido siempre el mismo camino, mi vida la he construido yo sin ayuda de nadie, no me afecta la crisis porque voy a seguir trabajando igual, como siempre he hecho.

La Comunidad de Madrid nunca ha contado conmigo para nada, ni como actriz, ni como productora...siempre he dicho que mi tierra es Madrid, pero la capital no me ha dado nada en ese sentido, me ha dado unas relaciones maravillosas pero apoyos para trabajar, jamás.

- ¿Cual es la trama de 'De cintura para abajo'?

- El telón de fondo es ese manejo del dinero público de manera indiscriminada y de las relaciones de una pareja que lleva muchos años juntos y tienen una relación autodestructiva. La mujer vive la menopausia y no quiere perder a su marido a la vez que sigue viviendo juvenilmente, hay una lucha de poderes y una relación muy fuerte de la pareja en donde se quieren y se matan a la vez, tiene una complicidad extrema.

- ¿A qué público va dirigido?

- No hay que fijar un público determinado porque excluyes a otros, ahora mismo mi público en muy variado, paseo por la Gran Vía y me encuentro desde treinta niños de 13 años que quieren hacerse fotos conmigo hasta señoras de 70 que me adoran, es un placer. Tengo que reconocer que ha sido gracias a los años que llevo trabajando pero además lo ha reforzado 'La que se avecina', me ha dado una popularidad en dos temporadas que es difícil de creer, Estela ha sido para mi la culpable de este éxito.

- ¿No te da pena irte de la serie?

- Pena no, aquí hay una cuestión práctica que es el dinero, si tengo que mantener una empresa propia y el dinero que me pagan en televisión para las horas que trabajo no compensa y me obliga a cerrar mi productora porque no puedo pagar las nóminas...es una cuestión práctica. Si yo hiciera televisión y me pagaran lo que yo pido, no me iría; de todas formas no hubo problemas, cuando fui a hacer la quinta temporada de 'La que se avecina' pedí más dinero, los responsables me dijeron que no y yo me fui, pero no hubo malos rollos.

- ¿Qué proyectos tienes a parte de 'De cintura para abajo'?

- A parte de hacer teatro yo siempre estoy ideando historias, tengo muchos frentes abiertos en muchos lugares. Hay una propuesta para una serie, hay dos películas en medio... siempre hablo de lo tangible, de la realidad, y mi realidad de hoy es 'De cintura para abajo'.Todo lo que surja, si me pagan bien y me gusta el proyecto lo hago, si me gusta el proyecto y no me pagan bien, no lo hago.

- ¿Cómo es trabajar con tu pareja, Luis Miguel?

- Igual que siempre, cuando estamos trabajando no somos pareja, somos actores que estamos trabajando y no hay más, se separa lo personal de lo profesional.

- Pero si discutís, ¿luego cuando acabáis de trabajar no os afecta?

- Para nada, todo se queda en el trabajo. Hace poco tuvimos una discusión en el trabajo y en cuanto salimos por la puerta le di un beso y nos fuimos a cenar. Cuando estoy contratada me someto totalmente al que me paga, es como si me pusiera celosa por ver que mi marido besa a otra en una escena...sería de idiota, es nuestro trabajo, y si le gustó ese beso mejor para él...(risas).

- ¿En qué faceta te sientes más cómoda?

- Lo que más me gusta es actuar, me he convertido en escritora, productora y directora para poderme ofrecer mis propios papeles por no tener una oferta de trabajo, seguramente si hubiera tenido una cartera de ofertas no me hubiera sido necesario hacer todo lo demás.

- ¿Que te queda por hacer?

- En la vida hay que dejarse llevar. En el camino me he encontrado con muchas personas, un trabajo te lleva a otro trabajo.