Actualizado 25/03/2017 16:41 CET

Especial First Dates: Por intentarlo de nuevo, ¿qué pierdes?

First Dates
TWITTER FIRST DATES

   MADRID, 25 Mar. (CHANCE) -

Dicen que el que la persigue la consigue y cinco de los participantes del especial 'Second Chance' del pase de Firts Dates de este sábado, 25 de marzo, demuestran que en el amor nada es imposible y no hay que darse por vencido. El restaurante de Carlos Sobera abrirá sus puertas con la intención de que esta segunda oportunidad sea la definitiva o, por lo menos, de que puedan quitarse la espinita clavada del pasado.

MARTA Y CURRO

En el programa de este sábado seremos testigos del regreso de Lara, una exigente y contundente gallega. La primera vez que visitó el espacio de Cuatro mandó a Mordor a su cita porque "era más feo que un orco". Curro, un músico sevillano que se considera "más valiente que un hobbit", será el encargado de robarla el corazón.

GABY Y PABLO

El siguiente en intentar olvidar sus penas sentimentales será Gaby, un mozo de almacén sevillano que no triunfó en el amor ni tirando de chistes. Compartirá mesa y mantel con Pablo, un bailarín que viene desde Pontevedra. ¿Le gustarán al gallego sus constantes chascarrillos?

JUAN Y LOLA

Desde Barcelona regresará un terremoto llamado Juan, que terminó comiendo solo las uvas de Nochevieja. La afortunada que verá a Juan callado durante más de cinco segundos será Lola, una dicharachera valenciana que vendrá acompañada por sus marionetas y dispuesta a dejar sin palabras al catalán.

NEREA Y ESTEBAN

El caso de Nerea, otra de las repetidoras, es bastante distinto. Ella sí tuvo suerte con su pareja en la primera visita al restaurante, pero una vez fuera del programa se les acabó el amor antes de usarlo. Sobera ha seleccionado para ella a Esteban, un estudiante canario encargado de hacer olvidar a la malagueña su efímera relación.

MARÍA Y PACO

Para terminar, María 'la Pelos', que llegará al restaurante más ilusionada que la primera vez. Se encontrará con Paco, un sevillano que trabaja cuidando niños. Esta cita no dejará indiferente a nadie porque pondrá a Sobera y a Paco en una situación crítica que no resolverán fácilmente.