Silvia Jato, Santi Acosta y Alonso Caparrós: rostros de televisión que desaparecieron

Publicado 13/08/2019 16:38:30CET
Silvia Jato, Santi Acosta y Alonso Caparrós
Silvia Jato, Santi Acosta y Alonso CaparrósEUROPA PRESS REPORTAJES

   MADRID, 13 Ago. (CHANCE) -

Muchos son los profesionales que trabajan en los platós de televisión y que con el paso del tiempo no se vuelve a saber nada más de ellos. Los presentadores de programas de televisión muy exitosos en nuestro país padecen de un problema que no tienen o no suelen tener el resto de trabajadores, el olvido. Tras emitirse su rostro día tras día en televisión, de la noche a la mañana no vuelve a tener un espacio en la gran pantalla, Muchos han sido los presentadores que han desaparecido y no hemos vuelto a saber nada más de ellos.

SILVIA JATO

Silvia Jato fue unas de las presentadoras más vistas durante el periodo comprendido entre el 2000 y el 2005, años en los que estuvo presentado Pasapalabra en Antena Tres, siendo la cara visible del programa. Fue el espacio televisivo con el que obtuvo más éxito y después de ese nunca más volvió a tener la misma suerte, de hecho estuvimos mucho tiempo sin verla en grandes cadenas de televisión. Estos dos últimos años ha estado presentando La mañana de TVE, donde hemos podido verla de nuevo desarrollando su profesión.

ÓSCAR MARTÍNEZ

Otro de los presentadores que estuvieron en la gran pantalla durante mucho tiempo pero que nunca más hemos vuelto a saber de él. Su última colaboración en televisión fue en el programa Ven a cenar conmigo, donde pudimos ver como el tiempo había pasado factura no solo en su físico -aunque sigue teniendo ese porte que tanto le caracterizaba- sino en su carrera profesional.

Presentó algunos realities más vistos de Telecinco, como Gran Hermano, Gran Hermano VIP, La casa de tu vida o Supervivientes. También colaboró en el programa de Ana Rosa, Día a día y Madrid Directo.

SANTI ACOSTA

Un presentador de programas mucho más serios como Telenoticias en Telemadrid durante un año, de 1997 a 1998 o Madrid Directo. En 2002 fue la cara visible de Salsa Rosa en Telecinco hasta 2006 o Enemigos Íntimos, también en la misma cadena. Sin duda, se trata del rostro de un presentador que en su día tuvo programas con bastante éxito pero que en la actualidad está relegado a otros puestos con menos exposición.

ANTONIO HIDALGO

Comenzó su andadura en televisión en El programa de Hermida en 1991 hasta 1993. Llegó a presentar las campanadas de fin de año en 2002 para Antena Tres y más tarde ha estado colaborando en programas donde hemos podido verle pero de forma efímera, como por ejemplo en 2013, en Tu cara me suena.

PATRICIPA GAZTAÑAGA

El rostro de Patricia Gaztañaga nos remonta a una buenísima época donde en la cadena, Antena Tres, presentaba El diario de Patricia -2001-, donde miles de personas iban a contar su historia y ha reencontrarse con diferentes personas. Fue un espacio que estuvo mucho tiempo en antena por el éxito que tenía y además, por lo entretenido que resultaba ser a todas las personas que lo veían. Hasta el 9 de julio del 2008 que Patricia hace público en su programa su despedida más firme.

Actualmente y después de realizar diferentes espacios televisivos en diferentes cadenas, se encuentra retirada de la vida pública. Muy concienciada con el maltrato animal, la comunicadora se ha sumado a la campaña Adopta un setter, por lo que ha estado difundiendo vídeos por las redes sociales.

ALONSO CAPARRÓS

Fue uno de los presentadores de oro de Telecinco y tras un tiempo retirado de la televisión con bastante problemas de adicciones, volvió a la gran pantalla para concursar en GH VIP en 2017. A partir de entonces, su paso por los platós de televisión se hicieron más que habituales, además con un trama familiar que tuvo bastante interés público. Recordemos que la difícil relación con su padre le llevó varias veces a sentarse en el Deluxe a exponer los trapos más sucios de su vida.

Después de concursar en el reality, empezó a ser colaborador de Sálvame Diario, pero la presión del trabajo pudo de nuevo con él y decidió abandonar de nuevo la televisión con tal de salvar sus relaciones familiares, sobre todo con su mujer. Lo cierto es que todos sus compañeros de programa se quedaron bastante tocados emocionalmente ya que no esperaban para nada su marcha y todos aseguraron que había sido un buen amigo.

Contador