Actualizado 01/12/2015 14:05 CET

Las esponjas vuelven a ser los primeros animales de la Tierra

   MADRID, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Un estudio de la Universidad de Bristol ha venido a ratificar la visión clásica de origen de la evolución animal, que otorga a la esponja el reconocimiento como animal más antiguo.

   Estudios genómicos recientes habían sugerido que las medusas peine, del filo Ctenophora, son el grupo hermano de todos los animales, pero el nuevo estudio ha ratificado la versión clásica de que las esponjas (Porifera) son el filo animal más viejo.

   Davide Pisani, de la Escuela de Ciencias Biológicas y Ciencias de la Tierra de la Universidad de Bristol, dirigió un estudio internacional que volvió a analizar conjuntos de datos genómicos de tres estudios que apoyaron la hipótesis de las Ctenophora.

   "Saber si las esponjas o las medusas peine llegaron primero es fundamental para nuestra comprensión de la evolución. Dependiendo de que fueran unas u otras, se sustentan historias evolutivas diferentes para la evolución del sistema nervioso. Si las medusas peine llegaron primero, entonces el último ancestro común de todos los animales podría haber tenido un sistema nervioso, y como las medusas peine son depredadores, este ancestro podría haber sido un depredador.

   Esto plantea muchas preguntas, dice este científico. Por ejemplo ¿Cuáles eran las presas de este antiguo depredador? Si fue el primer animal, seguramente no tenía muchas presas para cazar. Aun suponiendo que este primer animal no fuera un depredador, ¿cómo se explica el salto evolutivo necesario para que un animal complejo con cerebro y músculo evolucione de la condición unicelular y colonial observada en nuestros parientes eucariotas más remotos?

   "Por supuesto, los defensores de que los ctenóforos evolucionaron primero argumentan que la evolución no es gradual, y eso es cierto. Sin embargo, uno debería tener cuidado porque la complejidad no viene de la nada tampoco", agrega.

   En su nuevo estudio, publicado en Proceedings, el doctor Pisani y sus colegas utilizaron métodos sofisticados y más potentes para analizar los datos genómicos presentados en los estudios anteriores. Con la ayuda de una compleja técnica estadística, fueron capaces de identificar el modelo evolutivo óptimo, dado el tipo de los datos disponibles, y corregir los errores sistemáticos. Este análisis llevó a la falta de respaldo a los ctenóforos como la especie hermana a todos los animales.

   "Nuestros resultados ofrecen una solución sencilla al problema del origen animal: los ctenóforos no son los primeros animales, son las esponjas, y este es un grupo de organismos filtradores de alimentos muy parecido a nuestros eucariotas relacionadas más lejanas, los coanoflagelados", dijo.

Para leer más