Actualizado 17/04/2009 13:21 CET

Identifican la evidencia fósil más antigua de la transición de los vertebrados del agua a la tierra

MADRID, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Museo Universitario de Zoología en Cambridge (Reino Unido) han identificado la que consideran la evidencia fósil más antigua de la transición por la que pasaron los vertebrados cuando pasaron de vivir en el agua a hacerlo en la tierra, un proceso que se desarrolló hace 390 millones de años. Los resultados del estudio, que se publican en la revista 'Science', reorganizan el árbol evolutivo de los antiguos vertebrados.

Los autores del trabajo han estudiado los huesos fósiles de brazos de los animales terrestres más antiguos y dicen haber descubierto algunas diferencias que podrían reorganizar el conocimiento sobre las primeras criaturas con cuatro patas que pasaron de vivir en el mar a hacerlo en tierra firme.

Los científicos, dirigidos por Viviane Callier, examinaron los primeros tetrápodos del planeta y descubrieron que la posición de los huesos de los brazos superiores del 'Ichthyostega' (en la imagen) cambiaba lentamente a medida que envejecía.

Este descubrimiento sugiere un cambio funcional en los brazos a lo largo de su vida y también que el 'Ichthyostega' pasaba más tiempo en el agua cuando era joven y después se movía a la tierra con la madurez, convirtiéndolo en el tetrápodo más acuático conocido.

Con anterioridad, los investigadores creían que el 'Acanthostega' era el animal terrestre más parecido a los peces del registro fósil, hace unos 360 millones de años. Este nuevo descubrimiento de los miembros móviles del 'Ichthyostega' indica que podría ocupar una posición superior en el árbol evolutivo y que otras especies, como el 'Acanthostega', podrían haber evolucionado a partir de él en vez de al contrario.