Actualizado 14/10/2010 16:02

Localizan el mayor cúmulo de galaxias a 7.000 millones de años luz

Galaxias
NASA/JPL

MADRID, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

Mediante el Telescopio del Polo Sur, un grupo de astrónomos ha descubierto el cúmulo de galaxias más masivas visto hasta la fecha, a una distancia de 7.000 millones de años luz. El cluster (bautizado SPT-CL J0546-5345) pesa alrededor de 800.000 millones de soles, y tiene cientos de galaxias.

"Este cúmulo de galaxias gana el título de peso pesado. Es uno de los cúmulos más masivos que se ha encontrado a esta distancia", dijo Mark Brodwin, un astrónomo del Smithsonian en el Centro Harvard-Smithsoniano de Astrofísica. Brodwin es el primer autor del artículo que anuncia el descubrimiento, publicado en el Astrophysical Journal.

El desplazamiento al rojo mide cómo la luz de un objeto distante se ha estirado por la expansión del universo. Situado en la constelación austral de Pictor (el pintor), el grupo presenta un corrimiento al rojo que lo sitúa a una distancia de unos 7.000 millones de años luz, es decir, lo vemos como era hace 7.000 millones años, cuando el universo tenía la mitad de años que ahora y nuestro sistema solar no existía todavía.

Incluso a esa edad tan joven, el cluster fue casi tan masivo como el cercano cúmulo de Coma. Desde entonces, debería haber crecido cerca de cuatro veces. Si pudiéramos verlo tal y como aparece hoy en día, sería uno de los cúmulos de galaxias más masivas del universo.

"Este grupo está lleno de viejas galaxias, lo que significa que tenían que estra agrupadas desde etapas muy tempranas en la historia del universo, en sus 2.000 primeros millones de años," declaró Brodwin.

Los cúmulos de galaxias como este pueden ser usados para estudiar cómo la materia y la energía oscuras influyeron en el crecimiento de las estructuras cósmicas. Hace mucho tiempo, el universo era más pequeño y más compacto, por lo que la gravedad tuvo una influencia mayor. Era más fácil para los cúmulos de galaxias crecer, especialmente en las zonas que ya fueron más densas que sus alrededores.

A medida que el universo se expandió a un ritmo acelerado debido a la energía oscura, se hizo más difusa. La energía oscura domina sobre la fuerza de gravedad y estrangula la formación de nuevos cúmulos de galaxias.

Brodwin y sus colegas detectaron a su presa en los primeros 200 grados cuadrados de los datos recogidos en el nuevo Telescopio del Polo Sur. El Subcomité está terminando su estudio pionero de ondas milimétricas de una gran porción del cielo de 2.500 grados cuadrados.

Están cazando cúmulos de galaxias gigantes utilizando el efecto Sunyaev-Zel'dovich - una pequeña distorsión del fondo de microondas cósmico (una luz penetrante de todo el cielo dejada por el Big Bang). Estas distorsiones se crean como radiación de fondo que pasa a través de un cúmulo de galaxias grandes.

la observación de este efecto tiene ventajas significativas sobre otras técnicas de búsqueda. Funciona igual de bien para grupos muy distantes como para los grupos cercanos, lo que permite a los astrónomos a encontrar cúmulos masivos distantes muy poco frecuentes. Además, proporciona mediciones precisas de las masas de estos grupos, que son cruciales para desentrañar la naturaleza de la energía oscura.

El objetivo principal de esta investigación es encontrar una amplia muestra de los cúmulos de galaxias masivas con el fin de medir la ecuación de estado de la energía oscura, que caracteriza a la inflación cósmica y la expansión acelerada del universo.

El equipo espera encontrar muchos más cúmulos de galaxias gigantes que acechan en la distancia una vez que el seguimiento con el Telescopio del Polo Sur sea completado.