Actualizado 31/05/2007 00:03 CET

La OMS insta a los investigadores a diseñar una vacuna preventiva de la malaria para mujeres embarazadas

BARCELONA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

La directora de la investigación en vacunas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Marie Paule Kieny, destacó hoy la necesidad de hallar una vacuna preventiva de la malaria para las mujeres embarazadas, por constituir uno de los grupos "olvidados" de esta enfermedad, endémica en algunas zonas como África.

Kieny habló en Barcelona en el marco del encuentro anual del consorcio MALVAC, impulsado por la OMS con el apoyo de la Comisión Europea, con el objetivo de evaluar los avances alcanzados en el desarrollo de vacunas contra la malaria y establecer líneas estratégicas.

En este sentido, Kieny explicó que las actuales prioridades en materia de malaria se centrarán en la administración de vacunas a mujeres embarazadas y el desarrollo de vacunas contra el Plasmodium vivax, que es el insecto causante de una forma de malaria más leve, pero que va adquiriendo protagonismo.

En su intervención, señaló que "la malaria es una enfermedad olvidada que no ha recibido suficiente atención, pero dentro de la malaria" resaltó la necesidad de investigar y diseñar nuevas medidas para el tratamiento de mujeres embarazadas y enfermos afectados por el Plasmodium vivax.

En cualquier caso, apostó por incentivar la investigación en estas áreas y también propiciar el incremento del uso de "herramientas tradicionales" que ya han demostrado su efectividad, como es el caso de las mosquiteras impregnadas con insecticida. Pese a las insistentes recomendaciones, sólo un 1,5% de las embarazadas en África utiliza esta medida para prevenir esta dolencia.

20 MILLONES AFECTADAS EN ÁFRICA

La malaria afecta a 20 millones de mujeres embarazadas del África subsahariana cada año y es "causa de muerte y de enfermedad", provocando afectaciones en el feto como bebés prematuros y con bajo peso, cuya esperanza de vida se ve limitada, subrayó el director del Centro de Investigación en Salud Internacional de Barcelona --que apadrinó el acto--, Pedro Alonso, que lidera el equipo científico que ha desarrollado una vacuna que evita aproximadamente la mitad de los episodios más graves de esta enfermedad en niños menores de cuatro años.

No obstante, esta vacuna, que se encuentra en fase clínica, se dirige a combatir el parásito Plasmodium falciparum, que pese a que provoca el 95% de las muertes por malaria, no es la única especie causante de la enfermedad.

INVESTIGARÁ NUEVAS VACUNAS

Ante el llamamiento de Kieny, con quien el centro de Alonso mantiene una relación estrecha por sus tarea investigadora, el médico español mostró su voluntad de "seguir trabajando" en el tratamiento y prevención de malaria en el grupo de embarazadas y, eventualmente, desarrollar una vacuna para prevenir la malaria, provocada por el Plasmodium vivax, que, pese a tener una incidencia menor, provoca entre 80 y 100 episodios mortales cada año, en países de África, América latina y Asia.

Con respecto a la vacuna que desarrolla el Centro de Investigación en Salud en Manhiça (Mozambique), explicó que "se están siguiendo todos los pasos" y que, en un principio, podrá ser comercializada en 2010.

Además, puso encima de la mesa la posibilidad de que esta vacuna "pueda servir para prevenir la enfermedad entre las mujeres embarazadas".