Venus da pistas de cómo evolucionará la Tierra con el cambio climático

Actualizado 27/04/2010 18:41:12 CET
ESA

MADRID, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El satélite de la ESA 'Venus Express', "el Meteosat de Venus", orienta a los expertos desde hace cuatro años, desde que comenzó su investigación, acerca de cómo evolucionará la Tierra con el cambio climático, ya que en origen fue un planeta muy similar al terrestre aunque evolucionó hasta su estado actual -- es el planeta más caliente del Sistema Solar -- debido a las altas concentraciones de CO2 de su atmósfera.

Así lo explicó a Europa Press el coordinador de Operaciones Científicas de 'Venus Express' de la agencia europea del espacio (ESA, por sus siglas en inglés), Miguel Pérez de Ayúcar, al tiempo que señaló que este satélite permite entender un poco mejor el efecto invernadero, cómo afecta la acción humana a la atmósfera terrestre y cómo va evolucionar en las próximas décadas la Tierra, aunque no se espera que ésta llegue al extremo de Venus.

"Ambos planetas en origen eran muy parecidos y evolucionaron a extremos muy diferentes hasta que en Venus se ha dado un efecto invernadero extremo y es debido al CO2 de la atmósfera, que atrapa todo el calor procedente del Sol", explicó el investigador.

El satélite fue lanzado el 9 de noviembre de 2005 con un cohete 'Soyuz-Fregat' desde Baikonur, en Kazajastan. Tras cinco meses de viaje interplanetario entró en órbita de Venus el 11 de abril de 2006, y hoy en día completa una órbita en torno al planeta cada 24 horas, acercándose a 185 kilómetros de la superficie.

Así, cumple en 2010 cuatro años en órbita venusiana, revelando un planeta en muchos sentidos similar a la Tierra, pero también "sorprendentemente distinto", por lo que hoy martes, día 27, el Centro Europeo de Astronomía Espacial (ESAC), de la ESA, celebra el 'Día Venus', donde el equipo científico de la misión ha expuesto estas conclusiones.

CUATRO AÑOS DE INVESTIGACIÓN

"Llevamos cuatro años estudiando Venus de forma diaria, como el satélite Meteosat en la Tierra, su atmósfera, superficie, así como el interior del planeta", agregó el experto, al tiempo que destacó que uno de los principales descubrimientos es una tormenta "gigante y permanente" en el Polo sur.

En este sentido, Pérez de Ayúcar explicó que la morfología de esta tormenta es "muy curiosa" porque mientras que en la Tierra éstas tienen un ojo de huracán -- la zona central de la tormenta, sin nubes y vientos --, en Venus se ven hasta tres ó cuatro a la vez. "Algo muy espectacular", apostilló.

Asimismo, resaltó que otro hallazgo muy reciente y, hecho público en abril, son las evidencias de que existe vulcanismo en el planeta desde hace 'poco tiempo'. "Casi toda la superficie está cubierta de basalto, una roca volcánica, y hay más de 100.000 volcanes de un tamaño muy grande, algunos mucho mayores que en la Tierra. Ha cambiado toda la faz de Venus, pero no se sabía desde cuándo la actividad volcánica estaba transformando el planeta y la 'Venus Express' ha descubierto que desde hace cientos o miles de años", aseguró.

De igual forma, señaló que se ha estudiado el escape de agua del planeta, ya que en un principio Venus y la Tierra eran muy parecidos en su origen, hace miles de millones de años, y el océano que se suponía que había en el planeta ha desaparecido. "Se ha estudiado la interacción entre el viento solar y las partículas en la atmósfera, qué proceso es el que se lleva el agua de la atmósfera de Venus", aclaró.

Además, indicó que se ha identificado actividad eléctrica en su atmósfera, se "han oído" relámpagos en la atmósfera de Venus. En su opinión, se trata de una actividad "muy interesante" porque se desconocía hasta la fecha cómo podía ser ésta, dadas las características de las nubes de Venus -- formadas por gotas de ácido sulfúrico, muy corrosivo -- y además servirá para ser estudiada en los próximos años.

Venus y la Tierra se conocen como 'planetas gemelos' en el Sistema Solar porque son muy similares en tamaño, tienen casi el mismo diámetro; en la composición del planeta y su densidad; su distancia al Sol es relativamente parecida, aunque Venus está un poco más cerca; ambos cuentan con atmósferas; y en origen se sospecha que se formaron de igual forma, según Pérez de Ayúcar.

HASTA 500 GRADOS EN VENUS

No obstante, el experto detalló que en la actualidad son muy diferentes: en la Tierra hay 25 grados de media en la superficie y en Venus 500 grados centígrados; además la presión en la superficie de Venus es mucho mayor que en la Tierra, hasta 90 veces. "Es como una olla a presión y casi como un infierno porque encima de las cabezas, si se estuviera allí, se vería una capa de nubes de miles de kilómetros de altura", agregó.

El satélite 'Venus Express' en principio estaba previsto para funcionar durante un par de años pero su vida útil se ha prolongado hasta que fallos tecnológicos no 'apaguen' su observación. Hace un par de décadas se mandaron a Venus sondas y globos aerostáticos soviéticos y norteamericanos, que descendieron hasta la superficie, pero que 'sobrevivieron' apenas horas o días, por las condiciones del planeta.

Finalmente, Pérez de Ayúcar señaló que hay varios españoles trabajando en el proyecto. Concretamente, en ESAC él es el principal responsable, posteriormente hay otro español que da soporte a varias misiones planetarias; en Alemania está el centro de control del satélite, donde hay tres españoles; y después científicos que interpretan los datos que recopila este 'Meteosat de Venus', en varios institutos de Bilbao y Andalucía.