Actualizado 05/07/2013 12:46 CET

Vientos y nubes, claves en las atmósferas de los exoplanetas calientes

Júpiter caliente
NASA/ESA

MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los primeros resultados de los análisis de ocho exoplanetas 'Júpiter calientes' sugieren que los vientos y las nubes juegan un papel importante en la composición de la atmósfera de estos planetas exóticos, según los resultados de una investigación que presentará este viernes Catalina Huitson, de la Universidad de Exeter, en Devon, Reino Unido, durante la reunión nacional de Astronomía que se celebra en St. Andrews, en la costa Este de Escocia.

Júpiter calientes son planetas extrasolares gigantes, similares en tamaño a Júpiter, que orbitan tan cerca de su estrella que sus atmósferas pueden alcanzar temperaturas de entre 1.000 y 3.000 grados Celsius. Los astrónomos pueden detectar los gases que están presentes en sus atmósferas mediante el análisis del espectro de la luz estelar que se filtra a través de la atmósfera del planeta, cuando éste pasa por delante de la estrella.

El año pasado, un equipo dirigido por la Universidad de Exeter estuvo cerca de 200 horas con el Telescopio Espacial Hubble de NASA/ESA para examinar ocho planetas usando esta técnica, lo que supone la encuesta más grande de su tipo hasta la fecha.

"Se esperaba que estos planetas Júpiter calientes tuvieran una composición muy diferente de los planetas de nuestro propio Sistema Solar como Júpiter, donde las temperaturas en las cimas de las nubes están a unos -150 grados Celsius. El primer planeta que medimos es uno de los más calurosos observados, con una temperatura de más de 2.000 grados. Los primeros resultados de la encuesta presentan una amplia gama de propiedades desconcertantes", explica Huitson.

El primer planeta muy caliente observado mostró una ausencia inesperada de óxido de titanio. Los actuales modelos 3D de las atmósferas calientes de Júpiter sugieren que los granos de esta molécula pesada deberían distribuirse por vientos rápidos, permitiendo al óxido de titanio gaseoso llegar a la atmósfera superior observable. La no detección del gas sugiere que o bien los vientos no son tan fuertes como se esperaba o la molécula está formando granos mucho más grandes que son demasiado pesados ??ser levantados.

Huitson explicó: "El óxido de titanio es un sólido en la Tierra, pero se espera que esté presente en la atmósfera de los Júpiter calientes debido a las temperaturas extremas. Esta molécula es importante ya que puede atrapar calor en lo alto de la atmósfera formando una estratosfera, el mismo papel que juega el ozono en la Tierra. Sin embargo, nuestros resultados muestran que esta molécula no está presente en la atmósfera superior, lo que significa que tenemos que revisar nuestra comprensión de cómo los procesos eólicos distribuyen materiales".

El equipo confirmó el vapor de agua en la atmósfera de dos planetas, en las cantidades predichas por la teoría, en contraste con los planetas observados previamente. "Mientras que nuestros modelos nos dicen que el agua (en forma de vapor) debe estar presente en las atmósferas de Júpiter calientes, hasta ahora la molécula sólo se ha visto en cantidades limitadas y en un menor número de planetas de lo esperado", dijo Huitson.

"Al ver vapor en dos exoplanetas es una gran confirmación de la teoría actual. Nuestros nuevos hallazgos sugieren que las no detecciones anteriores fueron causadas por nubes opacas, que suben hasta que oscurecen las partes de la atmósfera donde el vapor está presente".

"Una sorprendente diversidad surge de las observaciones continuas entre los planetas con temperaturas similares y el resto de resultados presentarán más sorpresas a medida que tratamos de comprender estos objetos extremos y desconocidos", concluye Huitson.