Publicado 10/02/2021 14:33CET

La ley electoral llega al pleno mientras la oposición la considera "inoportuna" porque "ahora no es el momento"

Pleno de Les Corts
Pleno de Les Corts - I. CABALLER/CORTS

VALÈNCIA, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

La proposición de ley electoral que han presentado los grupos del Botànic (PSPV, Compromís y Unides Podem) ha llegado al Pleno de Les Corts entre las críticas de la oposición: PP y Vox la han considerado "inoportuna" y han defendido que "no hay demanda social", mientras que Ciudadanos ha señalado que "ahora no es el momento" ya que hay que "luchar contra la pandemia, pero han indicado: "Si hay que hacer otras cosas, hagámoslas bien".

Desde Ciudadanos, Fernando Llopis ha acusado a los grupos del Botànic, y a la síndica de Unides Podem, Pilar Lima, de "querer salvar su escaño". "Desde que han hecho la purga, hablan ya de bajar al 2% (de mínimo para entrar al parlamento) para salvarse", le ha dicho a Lima.

Así, ha apuntado que "son necesarios dos tercios" para aprobar esta normativa, pero "no se refieren a dos botellines de cerveza", sino a "hablar entre todos", y ha acusado a los grupos que sustentan al gobierno de "hacer la ley electoral del Botànic".

De hecho, ha afirmado: "Nos sentamos a hablar, nos dijeron que se iban a por tabaco y ya no volvieron". "Se fueron a por tabaco y estaban registrando la ley, si eso es una forma de consensuar y de negociar, que alguien me lo explique".

En este sentido, les ha afeado que "han vuelto a intentar llevar la misma ley que la legislatura pasada", y les ha espetado: "No esperes resultados diferentes si haces lo mismo".

Al respecto, ha incidido en que "ahora no toca", pero: "Si aún así, la consideran imprescindible, hagámoslo bien. Si hay que cambiarla, dediquemos el tiempo para que no sea un tiempo perdido", ha agregado.

Desde Compromís, Ferri ha respondido a Llopis subiendo al estrado con un sobre en el que tenía una plantilla de enmienda a la ley electoral. "Ustedes lo pueden hacer o no lo pueden hacer, pero está aquí", le ha invitado.

Durante su intervención, Ferri ha defendido que "no se puede renunciar a mejorar la participación democrática" y ha defendido que "el tiempo de las excusas se ha acabado". "Hay que decidir si se está a favor de la democracia más participativa", ha agregado.

En este sentido, Ferri ha apelado al grupo de Ciudadanos, que "participó en la redacción" y les ha interpelado: "Esta ley no saldrá sin ustedes. Si vuelven a incumplir el programa, nos quedaremos en la ley de los años 80", les ha señalado, por lo que ha pedido "más aportaciones, más propuestas y menos excusas".

Por su parte, Manolo Mata (PSPV), ha manifestado que este texto "no es una ocurrencia", sino que es fruto de la labor de la anterior legislatura, cuando pasaron "especialistas en derechos constitucionales y electorales". Así, ha rechazado que sea "inoportuna", y ha afirmado que la obligación de Les Corts es continuar en las tareas parlamentarias que creen "importantes" para que esta ley avance.

Según el síndic socialista, esta nueva ley apuesta por "la modernización y la actualización de la ley vieja" y ha abogado por afrontar el "reto de las listas paritarias", pese a que "mucha gente cree que es innecesaria". En este sentido, ha remarcado la necesidad de reducir "la barrera más alta del estado español"

"CUALQUIER GRUPO SE PUEDE DAR UNA HOSTIA GRANDE"

Desde Unides Podem, Pilar Lima, ha defendido, al respecto de la bajada de la barrera del cinco al tres por ciento, que "cualquier grupo político se podría dar una hostia grande en las próximas elecciones, cualquiera".

Lima ha argumentado que "llevamos demasiado tiempo arrastrando esta reforma", y ha señalado que pretende "adaptarnos a la riqueza actual de la política y a mejorar la participació de las mujeres". "Nadie está hablando de discriminación a los hombres, sino de la infrarrepresentación histórica en democracia de las mujeres", ha manifestado.

Y es que este punto ha sido, precisamente, uno de los que José María Llanos (Vox) ha esgrimido en su intervención, y ha reprochado al Botànic de que hablen de una ley "feminista y sostenible".

Para Llanos, "no siempre es necesario aprobar una nueva ley", y ha opinado que "bastaría con la adecuación de algunos preceptos anteriores a la situación actual". En este sentido, ha reiterado en que "no es oportuno y no hay demanda social" debatir esta ley.

En este calificativo ha coincidido con José Císcar (PP), que también ha lamentado lo "inoportuno" de la normativa, y ha afeado al Botànic que su grupo "no ha sido invitado" a los debates previos. En este sentido, ha considrado que el Botànic "es una mesa de tres patas y si se rompe una se cae". "Una mesa donde comen muchos altos cargos y asesores. Esa es la razón de PSPV, Compromís y Podem de plantear ahora la reforma de la Ley Electoral", ha indicado.

En este sentido, el 'popular' ha defendido que su voto en contra de que la ley se admita a trámite tiene que ver con la "inoportunidad del momento", aunque ha admitido en que "pueden estar de acuerdo en cuestiones muy sustanciales" y que "aportarán para mejorar".

Tras este debate, la cámara votará este jueves si la normativa continúa su trámite parlamentario. Esta normativa solo saldrá adelante con dos tercios de la cámara, por lo que se hará necesario que los 52 diputados del Botànic sumen apoyos hasta alcanzar los 67. En la anterior legislatura, la falta de apoyo de Cs impidió la aprobación de esta propuesta.