Valencianos nominados a los Max se "alejan del texto" y posicionan el mundo de la danza "en el centro"

De izq. a dcha.: Rodolf Sirera, Mª José Mora, Paula Serrano, Pedro Giménez, Mamen Mengó, Víctor Lucas, Christine Cloux, Mingo Albir y el director de SGAE de la Comunidad Valenciana, Álvaro Oltra.
De izq. a dcha.: Rodolf Sirera, Mª José Mora, Paula Serrano, Pedro Giménez, Mamen Mengó, Víctor Lucas, Christine Cloux, Mingo Albir y el director de SGAE de la Comunidad Valenciana, Álvaro Oltra. - TATO BAEZA/SGAE
Publicado: lunes, 10 junio 2024 15:00

   VALÈNCIA, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Los finalistas valencianos de los XXVII Premios Max de las Artes Escénicas reivindican este año el "mundo de la danza", puesto que cuatro de las seis nominaciones se "alejan del texto" y posicionan esta disciplina en el "centro" y como "una de las artes escénicas principales" en el territorio valenciano. "Cuando hablamos de artes escénicas tenemos tendencia a decir teatro y en las artes escénicas existen muchas variantes", han reivindicado.

   Así lo han explicado los nominados este lunes en un encuentro que han compartido este lunes en la Sala SGAE Centre Cultural, conducido por el dramaturgo Rodolf Sirera --en representación del Consejo Territorial de SGAE de la Comunidad Valenciana--, quien ha destacado que "todos los artistas nominados son ganadores, se lleven la 'manzanita' o no --en alusión a la forma del galardón--, puesto que llegar a la final ya indica que son profesionales muy bien destacados".

    En concreto, han participado en el acto de este martes las coreógrafas Paula Serrano Llorca, que compite en la categoría de Mejor Espectáculo de Danza y en la Mejor Coreografía por 'En la oscuridad todo se mueve' y Christine Cloux, de christineclouxdanza, que opta a Mejor Espectáculo de Danza y Mejor Coreografía por 'Corps seul'.

    También han estado presentes los directores Víctor Lucas y Mamen Mengó, junto al director de Off Artes Escénicas, Pedro Giménez, finalistas en Mejor espectáculo Musical o Lírico por 'Bruno, el musical que lo cambió todo; Mingo Albir, finalista en el apartado de Mejor diseño de iluminación por su trabajo en 'Tots els fills eren meus', y la directora adjunta de artes escénicas del IVC, M.ª José Hernández Mora.

   Paula Serrano ha indicado que su coreografía hace una "revisita" a la obra de 'El Lector por Horas' de José Sanchis Sinisterra, en la que pone en el centro los miedos. "Uno de los personajes, Lorena, dice que cerró los ojos porque su madre, le explicó que debía de hacerlo cuando tuviera miedo. Me acogí esa frase y hablé de mis miedos".

    La artista ha hecho hincapié en el proceso de creación que estaba "fuera de la norma" y le ha "dado la vuelta". Así, ha insistido que trató de traspasar el trabajo de campo a los bailarines. "Si estamos en una piscina decadente, nos vamos a la piscina de Burjassot y trabajamos en qué pasa en el cuerpo, en cómo el agua nos acoge y cómo eso se traslada", ha continuado.

   Por su parte, Cloux ha recalcado que la nominación le pilló por "sorpresa" porque era una pieza que había trabajado "sola" y con "poca producción". "Compito con espectáculos muy grandes y el mío es muy 'pequeñito'; de hecho, el vestuario, por ejemplo, lo hizo mi madre, un vestido dorado que representa lo que nunca he llevado en el escenario", ha bromeado.

"LA MUERTE DE LA PROFESIÓN"

    La artista ha reflejado en la obra sus 40 años de carrera profesional, en la que ha vivido "constantemente la muerte de su profesión". "El cuerpo en la danza, desgraciadamente, envejece mucho más rápido y es algo con lo que se nos achaca desde muy jóvenes y, en este espectáculo, reivindico el arte del movimiento antes que su aspecto estético", ha ensalzado.

    Los responsables del espectáculo 'Bruno, el musical que lo cambió todo' han recalcado la "dificultad" de poner en pie una obra realizada "con escasos recursos", pero a la "altura de grandes producciones". "Lo hicimos para el 20 aniversario de la sala porque hacer un espectáculo tan grande en una sala de 120 butacas es casi imposible, así que para el cumpleaños decidimos que la pagábamos nosotros, y ha funcionado".

    "En València una obra con partitura original y nueve intérpretes que han contado una historia durante ocho meses y dos temporadas de teatro, no se ha conocido nunca y, ahora, esta nominación ha sido el colofón", han destacado.

"SE COCINA EN ESCENA"

   Albir ha expresado que el trabajo de iluminación es "muy efímero" porque "se cocina en escena". "Cuando me preguntan por mis luces nunca puedo hablar de ellas, hablo del espectáculo porque no sé ni qué he hecho", ha detallado.

    "Hay gente joven que me pregunta: 'oye, ¿cómo te pones tú durante una iluminación?' Digo, no sé, me leo el texto, me voy por ejemplo con Cloux a bailar, hace cuatro pases, veo lo que hace, nos tomamos unas cervezas y mi cabeza inmediatamente se pone a funcionar", ha desarrollado.

    Para finalizar el encuentro, Sirera ha deseado suerte a todos los finalistas valencianos, y ha reflexionado que "llegar a la fase final de los Max ya un premio porque los artistas tienen el reconocimiento de todos sus compañeros". "Los valencianos nominados, aunque no sean muchos, son una buena cosecha y esperamos que alguno, si no todos, consigan la manzana", ha concluido.

Contador