Actualizado 20/10/2015 17:17 CET

La Babilonia de Constant llega al Reina Sofía

 Presentación Exposición 'Nueva Babilonia' Del Artista Holandés Constant
Foto: EUROPA PRESS

MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS) acoge desde este martes hasta el 29 de febrero de 2016 la exposición 'Constant. Nueva babilonia', una retrospectiva en torno a la obra del artista holandés que imaginó un modelo alternativo de sociedad.

'Nueva Babilonia' fue el proyecto más emblemático del artista, quien entre 1956 y 1974 mostró a través de varios soportes su idea urbanística de nueva ciudad: la tierra sería de propiedad colectiva, el trabajo sería automatizado y los habitantes tendrían absoluta libertad para la creatividad.

La muestra, para la que el Museo Gemeentemuseum den Haag de Holanda ha cedido 65 obras, incluye varias maquetas, pinturas, dibujos y collages con los que se muestra la idea futurista de este artista.

Además de estos materiales, se suman a la muestra fragmentos de películas históricas, materiales de archivo y dos reconstrucciones realizadas para esta exposición, que exhiben aspectos relevantes para entender su obra, tales como su pasión por la guitarra española y el mundo flamenco.

El director del Reina Sofía, Manuel Borja-Villel, ha destacado que la obra de Constant recibió tanto halagos como críticas por tener un carácter "demasiado utópico y teocrático" en su concepción, algo que rechaza puesto que, según ha señalado, no se crea un "mundo cerrado", sino que se agregan "elementos dispares".

El carácter antiautoritario de este proyecto y la manera de Constant de entender la arquitectura como "un espacio de acogida y no como un espacio de segregación" es lo que, a su juicio, tiene un "gran sentido en la actualidad".

Por su parte, el director del museo holandés, Benno Temple, ha destacado que la propuesta de Constant sigue siendo "muy radical" y pone como ejemplo Estados Unidos, donde esta exposición no podría realizarse debido probablemente a la vinculación del artista con las ideas comunistas, una respuesta que considera interesante, puesto que significa que su obra aún tiene influencia.

Trudy Nieuwenhuys-van der Horst, viuda del artista y presidenta de la Fondation Constant, ha señalado que hace 15 años pasearon juntos por las salas del Reina Sofía y Constant manifestó que no estaba representado en él. Ahora cree que se sentiría "orgulloso", puesto que esta exposición muestra su "pasión".

Además, ha señalado que uno de los aspectos que se destacan en su trayectoria artística es que nunca repitió su fórmula de éxito: "Se agarró a su fórmula de artista, nunca tuvo un momento aburrido".

ACTIVIDAD HUMANA Y CONDICIONES DE VIDA

Esta exposición no solo se limita al periodo entre 1956 y 1974, sino que abarca otras etapas: desde su adhesión al movimiento internacional CoBrA, en 1948, donde se abogaba por un nuevo orden social y un nuevo modo de hacer arte inspirado en los pueblos primitivos, hasta las pinturas realizadas en la década de los años 70, en las que Nueva Babilonia era aún un referente para el artista.

En el año 1952, tras irse a estudiar a Londres, el artista comenzó a reflexionar sobre la relación entre la actividad humana y las condiciones de vida, y en cómo podría contribuir a la reconstrucción de Europa en la posguerra.

Más tarde, en 1957, y tras formar parte del movimiento Internacional Situacionista, desarrolló junto a Guy Debort el "urbanismo unitario", una teoría que rechaza la lógica utlitarista de la sociedad de consumo y busca la realización de una ciudad dinámica donde la creatividad, la libertad y el juego ocupen un lugar central.

"Mi cometido no es el diseño, sino la provocación. Me limito a lanzar propuestas. No he fijado la forma de Nueva babilonia, sino tan solo la idea", manifestó el artista en una ocasión, una frase que explica su experimentación constante con diferentes formas.