Actualizado 23/11/2021 13:12 CET

Blázquez: "ASOBAL ha sido el único estamento con el que me costó aunar esfuerzos"

El presidente de la Real Federación Española de Balonmano, Francisco Blázquez, interviene en un Desayuno deportivo de Europa Press
El presidente de la Real Federación Española de Balonmano, Francisco Blázquez, interviene en un Desayuno deportivo de Europa Press - Óscar J.Barroso/AFP7 - Europa Press

MADRID, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Real Federación Española de Balonmano (RFEBM), Francisco V.Blázquez, reconoció que "el único" estamento con el que le ha costado unir fuerzas ha sido con la ASOBAL, una asociación con la que no tiene "ningún problema", y también avisó de que no se puede "suplantar ni estar por encima" del organismo que dirige.

"Mi debe es que cuando llegué a la presidencia en 2013 mi objetivo era aunar todos los estamentos y con el único que me costó es con la ASOBAL, la gente sabe lo que he sufrido por estas confrontaciones", confesó Blázquez este martes durante su participación en los 'Desayunos Deportivos' de Europa Press, patrocinados por Unicaja Banco, Loterías y Apuestas del Estado, Repsol y DAZN.

El dirigente lamentó que desde la asociación soltasen "una bomba de este tipo" en septiembre cuando les denunciaron por incumplir el convenio por la retransmisión de la Supercopa de España. "Incumplir, incumplir,... A lo mejor fueron ellos", señaló.

"No tengo ningún problema con la ASOBAL, pero hay que tener claro que las federaciones somos federaciones y las asociaciones la forman los clubes, algunos con intereses diferentes. A mí me ha elegido todo el balonmano español y los clubes, que son 16, eligen a su presidente. Yo siempre he tendido la mano, pero no podemos suplantar ni estar por encima de la Federación. Tenemos que trabajar juntos e intentaremos que nos escuchen para intentar hacer cosas", añadió.

En este sentido, también apuntó que no tiene "un varita mágica" para solucionar los problemas para que la ASOBAL sea una liga competitiva, aunque ha comentado "posibles soluciones". "Si no invertimos seremos incapaces de crear retorno y si no hay mayores ingresos no se podrá atraer jugadoras para que se les pueda pagar más", advirtió.

"El Barça es un club grande y hay que decidir si perdemos protagonismo en Europa o en España, y si le dices al Barça de poner un límite salarial a lo mejor no le interesa. Yo iré de la mano con todos para que haya ese aporte económico a los clubes para que dispongan de estructuras sólidas para atraer a los patrocinadores y jugadores", subrayó el dirigente.

Además, recordó que el apoyo con más entradas de clubes de fútbol es complicado porque "no lo ven como una inversión sino como un gasto añadido". "Si miramos atrás cuando existía la obligación de que los clubes debían de tener dos deportes olímpicos en su estructura, a lo mejor mejoraríamos esto. El Sevilla está mostrando interés, el Celta está y también el Levante, pero hay que hacerlo con convicción", recalcó.

FELIZ POR LAS MEJORES LABORALES EN LA LIGA FEMENINA

El dirigente celebró las ayudas del CSD a los clubes por los efectos de la pandemia, aunque confesó que echaba de menos "una ayuda a los equipos femeninos o las federaciones deportivas". "Toda aportación es poca, pero lo mínimo que tenemos que hacer es dar las gracias por ayudar para paliar estas pérdidas", expresó.

Blázquez también se refirió a la Liga Guerreras Iberdrola y aseguró estar "eternamente agradecido" a Iberdrola y al CSD por apostar por este campeonato para dar "la importancia que necesitaba el balonmano femenino". "Ha ayudado a mejorar las condiciones laborales y quiero agradecer también el sacrificio y el convencimiento de los clubes. Necesitamos esa visibilidad porque si no se ve, no existe, y tenemos que buscar la igualdad por convicción no por obligación", demandó.

Haciendo un repaso de su llegada a la presidencia en 2013, el mandatario resaltó que no pudo "dormir los tres primeros días por el compromiso adquirido" y que su peor experiencia ha sido la de estar sometido a un Plan de Viabilidad que le obligó a "prescindir de personal que llevaba mucho tiempo trabajando", mientras que el "más duro" a nivel deportivo fue cuando los 'Hispanos' se quedaron fuera de Rio 2016.

Con todo, tenía claro que había que "hacer un cambio" en la federación y tratar de "dar en lo institucional un punto más de prestigio al balonmano" y "mejorar las relaciones entre todas las instituciones y estamentos del balonmano español". "Hay que tender la mano para crecer porque los presidentas pasamos y el balonmano continúa", admitió.

El presidente de la RFEBM se encontró con "una situación complicada" y con la misión principal de crear "imagen y eventos". "Si no, era imposible llegar al resto, pero estaba el Plan de Viabilidad y un futuro desconcertante. El primer mandato estuvo embargado por este plan", detalló.

Por ello, se centraron en buscar "varios pequeños patrocinadores" que les dieran "la capacidad y seguridad de que si fallaba alguno no sería una caída tan grande" y en "darle modernidad" a la federación. Una vez que salieron del Plan de Viabilidad en 2016, continuaron "buscando recursos propios" y unos patrocinadores "sin los que habría sido imposible dar un paso más allá" y a los que desean dar "un poco más de visibilidad y de retorno".

A nivel deportivo, potenciaron "las marcas 'Hispanos' y 'Guerreras'" y trabajaron para "equipar los equipos masculinos y femeninos" que en su llegada al cargo tenían "una desigualdad muy importante". Además, invirtieron para aumentar "la presencia de la mujer en los equipos nacionales" con programas como 'Objetivo 2021' y de "detección de talentos".

Tampoco se olvidó del balonmano playa, una modalidad que "cada vez crece más" y que les permite "tener balonmano en invierno y en verano". "España está reconocido como el mejor país de balonmano playa del mundo", aseguró Blázquez, que hizo hincapié en la importancia del Arena Handball Tour que pusieron en marcha.

Contador

Para leer más