El fútbol inglés y galés boicotea las redes sociales para denunciar el racismo

FOOTBALL - ENGLISH CHAMP - LIVERPOOL v TOTTENHAM
CRAIG GALLOWAY/Pro Sports Imag/AFP7/Europapress
Publicado 19/04/2019 12:05:22CET

LONDRES, 19 Abr. (dpa/EP) -

Los futbolistas de Inglaterra y Gales están boicoteando las redes sociales este viernes en un intento por obligar a las plataformas y a las autoridades del fútbol a hacer más para combatir el racismo, que se ha incrementado después de una serie de incidentes dirigidos hacia jugadores tanto en internet como en el campo.

A principios de este mes, el defensa del Tottenham Danny Rose dijo que estaba deseando dejar de jugar al fútbol debido a los insultos que recibió, mientras que la semana pasada tres aficionados del Chelsea fueron expulsados por hacer circular un vídeo de ellos mismos que llamaban al atacante del Liverpool Mohamed Salah "bombardero".

La UEFA también inició un procedimiento disciplinario contra Montenegro después de un comportamiento racista de sus seguidores hacia los jugadores de Inglaterra en una clasificación para la Eurocopa 2020 el mes pasado.

El boicot se llevará a cabo desde las 9.00 horas del viernes hasta las 9.00 horas del sábado. Los futbolistas publicaron su apoyo en las redes sociales bajo el hashtag #Enough -'Basta'-.

"El fútbol tiene un problema con el racismo", dijo Rose en un comunicado publicado por la Asociación de Futbolistas Profesionales. "No quiero que ningún futuro jugador pase por lo que he pasado en mi carrera. Colectivamente, simplemente no estamos dispuestos a mantenernos al margen mientras que las autoridades de fútbol y las compañías de medios sociales hacen muy poco para proteger a los jugadores de este abuso repugnante", añadió.

"A lo largo de mi carrera, he desarrollado una piel gruesa contra el abuso verbal, justificándolo como solo 'parte del juego'", agregó el defensa del Manchester United Chris Smalling. "Pero ha llegado el momento de que Twitter, Instagram y Facebook consideren la regulación de sus canales, asumiendo la responsabilidad de proteger la salud mental de los usuarios independientemente de su edad, raza, sexo o ingresos", concluyó.

Para leer más