María Pérez: "Espero llegar a la altura de mis rivales a París"

Olympic Games: Athletics - Press Conference
Olympic Games: Athletics - Press Conference - Irina R. Hipolito / AFP7 / Europa Press - Archivo
Actualizado: martes, 14 mayo 2024 22:28

    MADRID, 13 May. (EUROPA PRESS) -

   La atleta española María Pérez, doble campeona del mundo de 20 y 35 kilómetros marcha, afirmó que espera "llegar a la altura" de sus rivales de cara a París 2024 pese a haber tenido "retraso" en la preparación a causa de una lesión, y confesó que la presión le "beneficia" más que le perjudica.

   "Estoy con ganas de París, pero a la vez con incertidumbre por la lesión que sufrí y me paró en octubre, que me ha hecho retrasarme cuatro meses en comparación con mis rivales. Espero llegar a la altura de ellas. Hemos adelantado el proceso, no he hecho pretemporada como tal corriendo, sino que directamente empezamos marchando y he notado esa diferencia", comentó la marchadora española en una entrevista en la revista 'Glamour'.

   La actual campeona del mundo en 20 y 35 km marcha explicó que no hay "ningún deportista" que no tenga "dolores". "Siempre tenemos alguno, aunque no le hagamos caso al 100%. Creo que para otras cosas no aguantaría tanto, pero para correr tengo el umbral del dolor muy alto. No sé si eso es bueno o malo", añadió.

    En cuanto a la manera de preparar las grandes citas, Pérez comentó que un año "se hace muy largo" y que se trabajan "diferentes cosas" además de practicar "otro tipo de deportes". "Las semanas se dividen en esos ciclos de trabajo, dependiendo en el que nos encontramos pues se hace una cosa u otra", señaló.

    "Los tres primeros meses de septiembre a noviembre estamos corriendo con un poquito de marcha donde trabajamos la técnica. Después, empezamos con la marcha progresivamente, muy poco a poco, incidiendo más en la parte de trabajo específico, y a final de temporada es cuando hago series de velocidad, ejercicios que eleven mi rapidez. Entreno de lunes a domingo, algunos días de mañana y tarde. Más o menos, hablamos de una media de 120 a 125 km semanales", explicó la granadina.

    Un sacrificio que conlleva pasar "muchas horas fuera de casa", por lo busca "el calor" de las personas. "Somos personas que tenemos sentimientos, pensamientos y al final necesitamos de los nuestros. Estoy muy orgullosa de que mi familia siempre ha estado a mi lado y me ha apoyado en todas mis decisiones. Eso al final es un pilar fundamental", añadió.

    Con respecto a la presión de que se espere un gran resultado, la granadina tiene claro que a ella le "beneficia más" que le "perjudica" y que ella misma se presiona. "Hay personas que saben gestionarla mejor y otras no. A día de hoy, gracias a Simone Biles, se quitó ese tabú que teníamos en la sociedad y muchos más deportistas, que son referentes, alzaron la voz. Eso es importantísimo tenerlo en cuenta", expuso.

    "Me siento una afortunada a día de hoy, porque mi trabajo es mi pasión. Soy una privilegiada. Con ocho años me gustaban todos los deportes. Por casualidad de la vida me tocó la disciplina que menos conocía y que tras años en ella, me hace sentir muy orgullosa de estar en una categoría con tanta historia, con tantos buenos resultados. A la vez es una responsabilidad", explicó la marchadora andaluza.

   La campeona del mundo reivindicó que la marcha atlética "se merece" tener "visibilidad" porque es la que "más medallas" ha dado al "atletismo español". "Siempre se acuerdan de ella en las grandes citas del verano: en unos juegos olímpicos, o en un mundial. En ese momento es cuando se esperan resultados y se les presiona a los deportistas", explicó.

    "Es un legado que nos ha dejado el pasado y el presente y ojalá que dejemos un futuro bien alto. Es verdad que es la olvidada en ese sentido, la que menos repercusión tiene y la que cuando lo tiene, pues se lo gana a golpe de grandes resultados", recalcó María Pérez.

   La española comentó también que la marcha es "un deporte muy subjetivo" y que no depende "solo del deportista" sino también de que "esas personas" vean que tu marcha "es correcta". "El reglamento exige que se juzgue a través del ojo humano. Queremos que se modernice, que entre la electrónica, que se cambie el reglamento, porque hay aspectos que están un poco obsoletos y no tienen mucho sentido", reivindicó.

"EL ATLETISMO ES UN DEPORTE QUE NO DISCRIMINA POR SEXO, RAZA O CULTURA"

   La campeona española reivindicó que el atletismo es "un deporte que no discrimina por sexo, raza o cultura". "Todos somos iguales a la hora de hacer la línea de salida, a la hora de saltar o de correr. Me siento orgullosa de que tanto hombres como mujeres van a ganar en base a sus resultados. En los grandes campeonatos, los premios son para todos el mismo", apuntó.

   María Pérez también informó que sus becas son públicas, pero que "la mínima" de la federación, "está por debajo del salario mínimo interprofesional". "Ahora mismo, soy doble campeona del mundo, pero tengo solo una beca, por los 20 km porque es la prueba olímpica, es decir, he regalado una medalla al atletismo español, al país. Sabía cómo eran las normas y lo acepto", añadió.

    "En la actualidad, siendo campeona del mundo y de Europa, he podido vivir bien del atletismo. Pero para comprarte una casa está difícil, tienes que estar muchos años ahorrando, porque al final es un deporte o una especialidad que depende de tus resultados. Si el año es malo no tienes beca ninguna", explicó la campeona del mundo de 20 y 35 kilómetros marcha.

   La andaluza expuso que hay deportistas que van a los Juegos Olímpicos y "no tienen beca" y que existe la posibilidad de que las que otorga el Comité Olímpico español puede que "no lleguen a tiempo" y que sin ese dinero "a lo mejor" esa deportista "no puede participar". "Somos un mal ejemplo. Tenemos buenos deportistas, buenos entrenadores, pero no nos cuidamos como otros países hermanos que tenemos alrededor, véase Italia o Francia", dijo.

    "En España, un deportista se puede pasar 15 o 20 años representando a su país y al terminar su carrera no percibe nada. Trae grandes resultados y solo recibe las gracias y una palmadita en la espalda. Se te ha acabado tu vida deportiva, te retiras y no tienes nada a cambio, tras haberte dejado la piel por tu país, por todas esas personas que se ponen la bandera o sacan el pecho cuando tú tienes un gran resultado", concluyó Pérez.

Contador

Leer más acerca de: