España sube al puesto 23 del índice de competitividad del Foro Económico Mundial

Publicado 09/10/2019 11:38:25CET

GINEBRA (SUIZA), 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

España ha ganado tres posiciones en el índice de competitividad elaborado por el Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés), en el que pasa a ocupar el puesto 23 entre las 141 economías analizadas y que en 2019 encabeza Singapur, que ha desbancado a EEUU de la primera posición, mientras en tercer lugar se sitúa Hong Kong.

De este modo, la competitividad de España se sitúa en octava posición entre los países de la zona euro, por delante de Irlanda (29), Italia (30) o Portugal (34), y registra una valoración superior a la de economías como China (28) o México (48).

El índice, que tiene en cuenta "doce pilares de competitividad" a través de la combinación de 98 indicadores procedentes de instituciones internacionales y encuestas del propio Foro Económico Mundial, destaca en el caso de España la aportación del capital humano, con especial énfasis en la sanidad y la esperanza de vida, así como las infraestructuras y la estabilidad macroeconómica.

De hecho, España logra las mejores puntuaciones en salud, apartado en el que una año más vuelve el índice a nivel mundial, mientras ocupa la séptima posición en el apartado de infraestructuras, tres posiciones mejor que en 2018.

Asimismo, el sistema financiero español logra colocarse en el puesto 26, mientras que en cuanto al dinamismo del mercado España aparece en la posición 34.

Por contra, España registra su peor resultado en el ámbito del mercado laboral, donde se sitúa en el puesto 61, penalizada por lo que los autores del índice consideran rigidez en las contrataciones y despidos (116), así como por los costes de despido (78) y el escaso peso de la meritocracia (69).

SINGAPUR DESTRONA A EEUU.

A nivel global, Singapur ha pasado este año a convertirse en la economía más competitiva del mundo, ganando así una posición respecto de 2018 y arrebatando la primera posición a EEUU, que cae al segundo puesto, por delante de Hong Kong, que asciende cuatro posiciones.

Países Bajos y Suiza son las primeras economías europeas de la clasificación, ocupando los puestos 4º y 5º, por delante de Japón, que ha perdido una posición, y de Alemania, la gran economía que sale peor parada en la edición de 2019, puesto que el año pasado ocupaba la tercera posición del ranking.

En el extremo opuesto del índice, el Foro Económico Mundial sitúa en el puesto 141 a Chad, por detrás de Yemen y de la República Democrática del Congo.

Contador