Economía/Repsol.- (Ampl.) Los bancos certifican el impago de Eskenazi de los préstamos con los que compró un 25% de YPF

edificio YPF
Repsol
Actualizado 18/05/2012 16:03:44 CET

NUEVA YORK/MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Petersen, propiedad de la familia del empresario argentino Enrique Eskenazi, ha incumplido su compromiso de pagar los préstamos con los que adquirió un 25,4% de YPF, anunció la entidad que lidera el grupo de bancos con el que el inversor argentino asumió la deuda.

El anuncio aparece recogido en una carta remitida por Crédit Suisse a un directivo del Grupo Petersen, Mauro Dacomo, con copia tanto a Repsol como al despacho de abogados Allen & Overy y a los agentes colaterales encargados de los préstamos.

"Un evento de impago ha ocurrido y continúa ocurriendo como consecuencia de la ausencia por parte del deudor de cumplimiento de lo convenido", señala la misiva, según consta en los registros del supervisor del mercado estadounidense, la SEC.

Estos días vencía el plazo para el pago de unos 400 millones de dólares correspondientes a los préstamos con los que Petersen entró en la petrolera argentina, de la que el Gobierno de Cristina Fernández ha expropiado recientemente un 51% a Repsol.

Tras el impago, un grupo de bancos internacionales liderado por Crédit Suisse podría quedarse en los próximos días con las acciones del Grupo Petersen en YPF, ya que la garantía de los préstamos eran los propios títulos de la petrolera argentina.

El Grupo Petersen recibió en 2008 un préstamo de 1.018 millones de dólares de un sindicato de bancos compuesto por Crédit Suisse, Goldman Sachs, BNP Paribas y Banco Itaú Europa, y otro de 1.015 millones de la propia Repsol para adquirir un 14,9% de las acciones de YPF.

En 2011, obtuvo otros 670 millones de dólares de un consorcio formado por Banco Itaú, Standard Bank, Crédit Suisse y Citi, así como una cantidad parecida por parte de Repsol para adquirir un 10% de YPF.

EXPOSICIÓN DE REPSOL.

La semana pasada, el director financiero de Repsol, Miguel Martínez, cifró en 1.600 millones la "máxima exposición" de la compañía a los riesgos asociados con los préstamos del Grupo Petersen.

En el acuerdo entre Repsol y Eskenazi para la entrada del segundo en YPF, las partes se comprometieron a repartir el 90% del beneficio de la petrolera argentina en dividendos, lo que permitiría al nuevo inversor afrontar el coste de los créditos asumidos.

El proceso de expropiación ha impedido el cumplimiento de esta parte del acuerdo, y de otras. De hecho, Repsol ha recordado además que la reducción de su participación en YPF por debajo del 50% no es "voluntaria", por lo que la petrolera española no está vulnerando el acuerdo suscrito con el inversor argentino.

ENTREGA DE ACCIONES.

En la documentación remitida a la SEC, se aprecia que el pasado 11 de mayo Crédit Suisse notificó la existencia de los primeros "eventos de impago". Seis días después, los gestores de los créditos emplazaron al deudor a cumplir sus obligaciones y embolsar los intereses asociados.

Crédit Suisse indica a la SEC que, en este contexto, "está considerando las alegaciones incluidas en las notificaciones de impago", así como sus implicaciones sobre los acuerdos financieros suscritos.

Europa Press Comunicados Empresas