Actualizado 27/10/2013 10:21:26 +00:00 CET

El Fondo de Reserva de pensiones habría perdido un 30% de lo invertido

MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Fondo de Reserva de la Seguridad Social habría perdido en lo que va de crisis hasta un 30% de sus inversiones si éstas se hubieran depositado en renta variable, como propuso el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en un proyecto de Ley reguladora de la 'hucha de las pensiones' que llevó al Congreso de los Diputados en junio de 2007, pero que no llegó a prosperar.

La Tesorería General de la Seguridad Social llega a esta conclusión en un informe, al que ha tenido acceso Europa Press, en el que pone de relieve que la decisión de invertir el Fondo de Reserva en deuda pública, en su mayor parte española, "fue acertado".

Los hechos se remontan a los primeros estertores de la crisis. El anterior Ejecutivo socialista presentó el 17 de junio de 2007 un proyecto de Ley reguladora del Fondo de Reserva que permitía invertir una parte en renta variable, esto es, en Bolsa, así como en renta fija emitida por entidades privadas.

La intención del entonces ministro de Economía, Pedro Solbes, era depositar en este tipo de valores un 10% del total del fondo, que entonces alcanzaba los 40.334 millones de euros.

Esta cantidad equivale a unas dos terceras partes de los algo más de 63.000 millones con los que llegó a contar el fondo en 2012, y que posteriormente se redujeron a algo menos de 60.000 millones, tras las disposiciones llevadas a cabo por el Gobierno de Mariano Rajoy para pagar sucesivas pagas extras a los pensiones.

En aquel momento, Solbes defendió que, de hacerse bien, estas inversiones no deberían provocar "ningún temor", porque el porcentaje que se destinaría a renta variable sería "relativamente pequeño". Su apuesta para evitar riesgos era depositar estas inversiones en valores seguros, rentables y con perfiles de riesgo distintos.

Pero la propuesta del Gobierno fue rechazada, en un mismo frente, tanto por los sindicatos, que la tacharon de imprudente, como por el entonces principal partido de la oposición, el PP, que la consideró irresponsable. Todos ellos argumentaron que la 'hucha de las pensiones' no debía depositarse en productos expuestos a los vaivenes especulativos.

Ahora, Tesorería General de la Seguridad Social muestra qué podía haber ocurrido y parte de tres supuestos de inversión: uno en el que se invierte el 10% que proponía el Gobierno socialista, y otros del 25% y el 50% del Fondo. Además, plantea tres escenarios, en los que esta inversión se reparte entre los cinco mayores valores del Ibex-35 (el 65,6% del volumen del índice), entre los 10 mayores (78,2%) y entre la totalidad.

Por otra parte, el informe toma como fecha posible de inicio de las adquisiciones de estos valores el 31 de diciembre de 2007 y como fecha de enajenación, el 30 de septiembre de 2013. En este periodo, la cotización del Ibex-35 ha pasado de los 15.182 puntos a los 9.185 puntos, lo que deja entrever de entrada una pérdida de valor de las eventuales inversiones. Sólo en las últimas semanas, el Ibex ha logrado tocar los 10.000 puntos, lo que aún está por debajo de los niveles previos a la crisis.

Hechos los cálculos, la inversión de 4.571,5 millones de la cuantía del fondo --el 10% del total-- en los cinco principales valores bursátiles habría dado lugar a pérdidas por valor de 1.334,6 millones, el 29,1%, contando con una estimación del valor de enajenación y de los dividendos que se hubieran podido cobrar.

De haber adquirido valores por el valor del 25% o el 50%, este porcentaje se habría mantenido, y sólo habría cambiado el montante de las pérdidas, que podrían haber alcanzado los 6.673,3 millones.

En el caso de haber optado los 10 principales valores del Ibex o por la totalidad de ellos, las pérdidas habrían sido del 22,1% y del 19,2%, respectivamente, con minusvalías desde los 1.013,7 millones de euros, hasta los 5.941 millones, dependiendo el porcentaje de deuda invertido.

INVERTIR EN DEUDA PÚBLICA "FUE ACERTADO".

Por el contrario, el informe también señala que de haber invertido el Fondo de Reserva de la Seguridad Social en deuda pública española (obligaciones del Estado), con vencimiento en 2015 y 2017, la rentabilidad habría sido del 27,3% y del 30,7%, respectivamente, con ganancias entre los 1.249,6 millones y los 7.036,4 millones de euros.

Como conclusión, la Tesorería General de la Seguridad Social señala que "la inversión en renta variable hubiera supuesto una merma de recursos muy significativa frente a una rentabilidad positiva en deuda pública, lo que ratifica que, por lo menos en este ámbito temporal, la no inversión en renta variable fue acertado".

Además, en tanto que desde 2004 se empezó a invertir el fondo en deuda, no sólo española, sino también alemana, francesa o emitida por los Países Bajos, y se estructuraron estas inversiones por plazo, se ha podido ir disponiendo de los flujos generados por la amortización de activos y por el cobro de cupones para cubrir los déficit de tesorería de la Seguridad Social, sin haber tenido que recurrir a la enajenación anticipada de activos, lo que podría haber dado lugar a mayores minusvalías.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas

Lo más leído

  1. 1

    Localizan en buen estado en la provincia de Córdoba el helicóptero robado en la BRIF de Cuenca

  2. 2

    Las 5 cosas que hace 6 meses no sabías de la COVID-19 y el SARS CoV-2 y que ahora debes dominar

  3. 3

    Primeras imágenes de Kiko Matamoros en su traslado de hospital

  4. 4

    La reacción de Ana Soria tras la cogida sufrida por Enrique Ponce

  5. 5

    Los Reyes y sus hijas llegan a Mallorca para enfrentarse a su peor verano