Pimentel afronta el arbitraje entre controladores y AENA con "prudencia"

Actualizado 04/02/2011 14:44:44 CET
EP

MÉRIDA, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

El exministro de Trabajo Manuel Pimentel ha asegurado que afronta la labor de mediador en el conflicto de los controladores desde la "prudencia" y la "discreción" y rehúsa pronunciarse más sobre este asunto hasta no haber emitido su laudo.

"Un árbitro tiene que tener una característica básica que es la prudencia y mientras esté en este arbitraje lo mejor es no opinar nada", ha explicado Pimentel a los medios al ser preguntado por su labor, tras haber sido designado tanto por el sindicato de controladores aéreos USCA como por AENA como mediador.

Ante la reiteración de los periodistas por esta cuestión el exministro de Trabajo aseveró que "la receta para un buen árbitro es prudencia, prudencia y prudencia y si lo aliñas con un poquito de discreción mucho mejor", completó.

Cabe recordar que el empresario y expolítico tiene hasta el próximo 28 de febrero para emitir el correspondiente laudo que es de obligado cumplimiento, no recurrible y ejecutable, sobre las materias no acordadas en la mesa de negociación del convenio colectivo y así lo recordó el propio Pimentel en una conversación informal con los periodistas a los que pidió cautela en este tema.

Entre otros aspectos, los desencuentros entre ambas partes se centran en el reparto de la masa salarial, la designación de puestos de responsabilidad y las condiciones de los nuevos controladores sobre los que el árbitro debe pronunciarse.

AENA asegura que sobre lo fundamental se han logrado acuerdos, mientras que USCA señala que los aspectos cerrados suponen solo el 10% del futuro nuevo convenio.

Pimentel realizó estas declaraciones antes de pronunciar una ponencia sobre agricultura en el marco del programa de conferencias de las XXI Jornadas Técnicas de la Agrupación de Cooperativas de Regadíos de Extremadura (Acorex), que se clausura esta tarde en la capital extremeña.

Europa Press Comunicados Empresas