1 de junio de 2020
 
Publicado 03/05/2020 12:03:03 +02:00CET

Se multiplican las peticiones de ayuda alimentaria a ONG y se reduce el stock de los bancos de alimentos

Coronavirus.- Se multiplican las peticiones de ayuda alimentaria a ONG y se redu
Coronavirus.- Se multiplican las peticiones de ayuda alimentaria a ONG y se redu - Ricardo Rubio - Europa Press

MADRID, 3 May. (EUROPA PRESS) -

Las peticiones de ayuda a las ONG, sobre todo de alimentos, se han multiplicado en las últimas semanas como consecuencia de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus COVID-19, una situación que está provocando, a su vez, que los bancos de alimentos de España estén viendo reducir su stock ante la alta demanda.

"Los bancos de alimentos están entregando alimentos en la medida en que tienen capacidad de absorberlo, todo esto está provocando una reducción de stock en nuestros almacenes, la situación es bastante precaria", señalan a Europa Press desde la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL). Según precisan, estas entidades benéficas han tenido que hacer frente a un aumento del 25% en la demanda, con una importante reducción de los ingresos que reciben de la industria alimentaria.

En todo caso, señalan que están recibiendo nuevos alimentos y comprando alimentos con la recaudación de fondos que están haciendo, gracias a las donaciones de particulares y empresas. Además, ante el plan de desescalada, desde FESBAL precisan que están estudiando cómo volver a sus recogidas de alimentos presenciales cuando la situación sanitaria lo permita, quizá no con voluntarios, pero sí por ejemplo, a través de la ubicación de 'bañeras' o recipientes grandes a la entrada de los supermercados para que los clientes puedan depositar los alimentos que quieran donar.

EN CRUZ ROJA, UN 60% DE PETICIONES DE ALIMENTOS

El dato que maneja Cruz Roja en la actualidad es que las solicitudes de ayuda han crecido casi 30 puntos porcentuales en un mes. Según ha explicado la organización a Europa Press, en marzo, las peticiones de ayudas para alimentos suponían un 60% del total de las registradas por la organización. A mitad de dicho mes, el día 14, el Gobierno declara el estado de alarma y la actividad económica española comienza a resentirse.

Precisamente, las consecuencias de esta situación se recogen en el mes de abril, cuando, según Cruz Roja, estas solicitudes alcanzaron el 88,43% del total. "Y siguen aumentando exponencialmente", indican.

También Mensajeros de la Paz reconoce un aumento en este sentido. La organización fundada por el Padre Ángel señala que en sus comedores sociales siempre han atendido a personas sin hogar y, en el último mes se han presentado a pedir alimentos "muchas familias".

Para mantener las directrices marcadas por Sanidad, Mensajeros de la Paz repartía los lunes bolsas de comida para aquellos que la necesitaran y con cantidades para toda la semana. Desde este lunes, sin embargo, han comenzado a preparar comidas calientes a diario, gracias a la ayuda del chef Jose Andrés.

EL TRIPLE DE PETICIONES DE AYUDA EN CÁRITAS MADRID Y BARCELONA

También en algunas Cáritas diocesanas, como la de Madrid y Barcelona, han visto triplicadas las solicitudes de ayuda. En concreto, en Cáritas Madrid se han multiplicado por tres, y el 40 por ciento de las peticiones proviene de personas que nunca hasta ahora habían recurrido a Cáritas. El 85% de estas solicitudes son para la cobertura de necesidades sociales, en su gran mayoría para alimentos, gastos de vivienda y medicinas de familias que no pueden obtenerlas de otra manera.

"Es la primera vez que me veo en la necesidad de llamar a Cáritas, ya no me queda dinero ni comida". Esta es una de las frases con la que llegan gran parte de las personas que están acudiendo a la labor social de la Iglesia en busca de ayuda social con motivo de la declaración del estado de alarma por el coronavirus, según precisa Cáritas Madrid.

La parroquia San Juan de Dios, en Vallecas, ha entregado estos días de crisis del coronavirus comidas a más de 670 familias, según ha indicado el padre Gonzalo Ruipérez en declaraciones a Europa Press. "Es casi un 50 por ciento más de lo que atendíamos", ha manifestado, para precisar a continuación que se trata de unas cifras que "no paran" de crecer.

En Cáritas Diocesana de Barcelona también se han multiplicado por tres las peticiones de ayuda social. A 8 de abril, últimos datos de los que dispone la entidad, habían recibido 450 solicitudes de ayuda en una semana, el triple que antes del estado de alarma, siendo el 80% de estas peticiones para cubrir necesidades básicas, como la alimentación o la vivienda.

Garantizar la alimentación de las personas vulnerables se sitúa como la "prioridad número uno" de la entidad, pero también alerta de los problemas de vivienda. El director de Cáritas Barcelona, Salvador Busquets, ha recordado que en la diócesis hay unas 179.000 personas que viven en habitaciones de realquiler o vivienda insegura, y que ahora mismo tienen graves dificultades para pagar los 400 o 500 euros de alquiler mensual.

"Nos preocupa la situación de familias con niños que viven en viviendas inseguras o inadecuadas. Los padres y madres de estas familias se encuentran muy angustiados, ya que muchos no tienen trabajo y han agotado los pocos ahorros que tenían", ha advertido.

Contador

Para leer más