Publicado 10/07/2024 16:28

Redeia y la FCQ inauguran en Asturias una estación que estudiará el efecto del cambio climático en el quebrantahuesos

Archivo - Ejemplares de quebrantahuesos
Archivo - Ejemplares de quebrantahuesos - FUNDACION PARA LA CONSERVACION DEL QUEBRANTAHUESOS

OVIEDO, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ) y Redeia han puesto en marcha el proyecto de colaboración conjunta Área integral de conservación para el Quebrantahuesos en la Sierra del Cuera (Asturias), una iniciativa surgida en el seno de una relación iniciada entre las partes en 2022 y que ahora se refuerza en favor de esta especie amenazada que llegó a extinguirse en la cornisa cantábrica.

El proyecto, financiado por Redeia, incluye varias acciones en la vertiente sur de la Sierra del Cuera --un área de uso preferente para el quebrantahuesos-- en el municipio de Peñamellera Alta, según ha informado la compañía en nota de prensa.

La acción más novedosa es la puesta en marcha de una estación de monitorización de la salud y condiciones ambientales en hábitats de montaña que permitirá analizar los valores vitales de los quebrantahuesos. Para ello se recogerán muestras de vectores transmisibles de enfermedades como los insectos hematófagos. Mediante unas cajas-trampa, se capturan los insectos con una periodicidad quincenal.

Esas muestras se envían congeladas para su análisis al Instituto de Recursos Cinegéticos (IREC), dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de la Universidad de Castilla-La Mancha.

Esta actuación beneficiará además a otras especies de avifauna, a la ganadería de la zona y, en definitiva, al conjunto del hábitat, ya que "permitirá detectar la presencia de mosquitos no endémicos en esta zona montañosa y conocer el nivel de exposición del quebrantahuesos a estos patógenos alóctonos que han podido llegar a las latitudes de la Sierra del Cuera desde zonas tropicales con motivo del cambio climático".

Este proyecto nace con vocación de permanencia para lograr una serie de datos estables que permita conocer tendencias del quebrantahuesos y de la biodiversidad en general a largo plazo. En el marco del proyecto se ha instalado una estación meteorológica que mide variables como temperatura, humedad, velocidad, dirección del viento, precipitación o presión atmosférica.

En el marco del proyecto, además, se ha puesto en marcha un punto de control sanitario, donde se recogerán muestras de ejemplares individualizados, como excrementos, plumas u otros restos orgánicos que son igualmente enviadas al IREC.

Por otro lado, se han colocado en la zona cámaras en remoto que recogen en tiempo real el uso del área por parte del quebrantahuesos y que se activan por el movimiento de las aves para capturar imágenes o vídeos en alta definición. También se han dispuesto cámaras termográficas de alta resolución que permitirán chequear el estado de salud de los ejemplares.

Se ha llevado a cabo también la instalación de un punto de fotografía y filmación científica en una estructura de camuflaje que no interfiere en el comportamiento natural de las aves y que facilita la toma de datos que permitirán conocer su comportamiento, hacer estudios de población, identificar a los individuos y, al mismo tiempo facilitar las acciones de educación y concienciación sobre la necesidad de la recuperación de esta especie.

Por último, en el área integral de conservación se mejorará la calidad del aporte de alimentación que se suministra a los quebrantahuesos con el uso de complejos vitamínicos y minerales de alto valor.

El director de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, Gerardo Báguena, ha señalado que las amenazas para la fauna silvestre tienen un origen antrópico, pero también derivan de otras circunstancias ambientales. "El calentamiento global y los cambios que provoca en la naturaleza son uno de los aspectos que nos preocupa, porque hemos encontrado ya quebrantahuesos afectados por enfermedades asociadas a mosquitos no presentes en España y que han provocado, incluso, la muerte de algunos ejemplares tanto en libertad como en cautividad", ha precisado Báguena.

Por su parte, el jefe del departamento de Medio Ambiente de Red Eléctrica, Fernando Crespo, ha manifestado que el interés y el compromiso real de la compañía en la protección de la avifauna se expresa a través de diferentes medidas e inversiones especialmente dirigidas a mitigar riesgos y favorecer tanto la conservación como la recuperación de especies de especial interés para la biodiversidad como el quebrantahuesos.

Contador

Leer más acerca de: