Actualizado 20/05/2015 13:20 CET

La aportación de las CCAA a cooperación cayó en 100 millones durante la crisis

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

   Los fondos destinados por las administraciones locales a Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) ha caído en más de 100 millones durante la crisis, según el informe de Entreculturas 'Comprometidos con el mundo desde nuestro territorio: el valor de la cooperación internacional de nuestros municipios y comunidades autónomas', en el que plantean propuestas de "solidaridad" en vísperas de las elecciones municipales y autonómicas.

   El estudio revela que la inversión de las entidades locales a la AOD pasó de 148 millones en 2008 a 46 millones en 2013, una reducción de casi un 70%. Así, mientras que en 2008, la AOD de las comunidades autónomas suponía el 12,8% de la AOD total española, en 2013 se colocaba prácticamente en la mitad, con el 6,8%.

   Atendiendo a los presupuestos de cooperación internacional que han aprobado las comunidades autónomas para este año 2015, solo el País Vasco se sitúa por encima de un "pobre" 0,3% mientras que 12 comunidades invierten menos del 0,1%, según se desprende de los datos.

   El informe alerta de que los 138 millones de euros que todas las comunidades autónomas presupuestaron para la cooperación en 2015 equivalen a "menos de 3 euros por persona al año", una cantidad "ridícula si se compara con el dinero que se gasta anualmente en lotería (48 euros) o en bebidas, bollería y golosinas fuera de casa (475 euros)".

   Además, según precisa Entreculturas, la nueva Ley de Racionalización y Sostenibilidad de las Administraciones Locales ha constituido "un escollo más en la ya difícil situación de la cooperación local" porque "condiciona" la competencia de realizar cooperación internacional "a la sostenibilidad económica del municipio y a la no duplicidad con otras instancias".

   En cualquier caso, la organización recuerda que distintas instancias avalan que escudarse en la nueva norma para eliminar este apoyo en el ámbito local no es legítimo jurídicamente.

EDUCACIÓN PARA EL DESARROLLO

   La ONG también considera "preocupante" que en los últimos años, los fondos asignados por las CCAA a servicios sociales básicos hayan caído "por debajo del 15% de la AOD total". Concretamente, el porcentaje destinado a educación se mantiene en torno a un 15% de la Ayuda Oficial al Desarrollo pero el monto total ha descendido de 49 millones en 2008 a 11 millones en 2013.

   El informe también revela que el peso de la Educación para el Desarrollo en los presupuestos autonómicos y locales dentro del global de la AOD ha caído desde 2011, pasando de 24 millones (un 12% de la AOD) a la mitad, 12 millones (un 8% del total) en 2013.

   Entreculturas advierte de que la educación para el desarrollo y la ciudadanía global "no se puede perder" en las comunidades autónomas y ayuntamientos porque "es en el ámbito de lo local donde se pueden generar verdaderas escuelas de democracia capaces de difundir valores universales".

   Ante estos datos, la ONG hace una llamada de atención a los próximos gobernantes locales, en vísperas de las elecciones municipales y autonómicas, para que "recuperen el valor de la cooperación descentralizada y la solidaridad como principio de trabajo en tiempos de crisis". Además, el informe quiere constituir un marco de referencia que propicie un consenso en las políticas públicas de cooperación.

MAREAS CIUDADANAS

   También pone de manifiesto la importancia de las movilizaciones, poniendo como ejemplo las huelgas de hambre a principios de los años 90 del siglo XX, que pretendían que los partidos políticos asumieran el compromiso de que la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) alcanzase el 0,7% del PIB. Más de dos decenios después, la ONG invita a no buscar la solidaridad solo en las ONG sino "perfectamente en las mareas y en cualquiera de los otros movimientos de ciudadanos en defensa de los derechos de todas las personas".

   Además, piden no escudarse en la crisis para decir que ahora no se puede destinar dinero a la cooperación porque, según recuerda, "fue precisamente en una situación económica muy difícil cuando la ciudadanía entendió que la solidaridad debía ser uno de los valores que guiase la conducta y las acciones de sus gobernantes".

   Finalmente, en el marco de las negociaciones para el establecimiento de una nueva agenda internacional de desarrollo post2015, la ONG insta a los partidos políticos a comprometerse con un modelo de desarrollo que debe: Responder a la pobreza, desigualdad e insostenibilidad; impulsar la coherencia de Políticas para el Desarrollo para abordar la lucha contra la pobreza y la desigualdad y la defensa de un medio ambiente sostenible; fomentar la política de Cooperación al margen de la lucha partidista y con una dotación presupuestaria que responda al compromiso internacional del 0,7%; y apoyar la coordinación de las políticas de Cooperación entre los actores locales, autonómicos y el Gobierno central.