Publicado 05/06/2024 09:01

"El sector inmobiliario: clave en la construcción de las ciudades del futuro". Por Habitat Inmobiliaria

Juan Antonio Luque, director de ESG de Habitat Inmobiliaria.
Juan Antonio Luque, director de ESG de Habitat Inmobiliaria. - HABITAT INMOBILIARIA.

   Las ciudades suponen solo el 3% de la superficie terrestre. Esto significa que, si tuviésemos la oportunidad de mirarlas desde la suficiente distancia, probablemente nuestra vista no alcanzaría a verlas. Sin embargo, producen más del 70% de emisiones de gases de efecto invernadero y se estima que para el año 2050 casi la totalidad de los ciudadanos europeos vivan en ellas. Por lo tanto, estos núcleos resultan fundamentales para garantizar su cuidado y, por extensión, su futuro.

   Consciente de esto, en 2016, y a partir del Pacto de Ámsterdam, la Unión Europea puso en funcionamiento su propia Agenda Urbana que en 2019 volvió a respaldarse a través de la Declaración de Bucarest. En ella se plantean tres puntos fundamentales a tratar: mejor regulación, mejor financiación y mejor intercambio de conocimiento. Y, para trabajar sobre ellos, se establecen 14 Partenariados Temáticos o partnerships, entre los que se encuentra la vivienda.

   En este contexto, el sector inmobiliario cobra gran relevancia debido a su impacto sobre el medioambiente en la construcción y vida de la vivienda. A su vez, esta importancia le otorga una oportunidad indiscutible para convertirse en un elemento transformador de las ciudades, a través de desarrollos inmobiliarios que apliquen criterios de ESG, aplicados en todas sus fases, y, en consecuencia, que permitan reducir la huella de carbono, impulsar la economía circular y respetar la biodiversidad.

   Ahora bien, en esta transformación hacia las ciudades del futuro es imprescindible la colaboración de todos: desde los ciudadanos, hasta la administración pública, pasando por el sector privado.

   El sector ya está en este camino y, desde hace años, las prácticas en ESG han ido ganando más peso en las estrategias empresariales. Desde el sector privado somos conscientes de que solo a través de un compromiso real con el medioambiente y las personas conseguiremos hacer crecer nuestro negocio. Por eso, en Habitat Inmobiliaria hemos hecho de la sostenibilidad nuestro ADN. Así, contamos con reconocimientos como el del rating Sustainalytics, que nos sitúa como la primera promotora a nivel mundial en ESG y que ha tenido en cuenta nuestro compromiso global con las prácticas ambientales, sociales y de gobernanza. En este sentido, en Habitat Inmobiliaria tenemos trazado un Plan Estratégico de Sostenibilidad con horizonte 2030 que pone en foco en la triple vertiente de este ámbito y que, entre otros objetivos, persigue alcanzar la neutralidad en carbono incluso antes de 2050.

   Afortunadamente, los ciudadanos también son cada vez más conscientes del impacto de sus acciones, y esto se nota en sus demandas y decisiones de compra. Desarrollar promociones inmobiliarias de carácter residencial es una tarea que cubre una necesidad vital tan importante como la vivienda, hacerlo además con los parámetros de calidad, eficiencia energética y sostenibilidad que requiere la sociedad actual y el planeta es un reto mayúsculo que asumimos con orgullo.

   Aún así, todavía tenemos una importante labor pedagógica por delante para conseguir avanzar de una economía lineal a una circular que nos permita vivir en armonía con la biodiversidad y los entornos. En este camino, la administración pública también tiene que dar pasos hacia delante e incentivar y facilitar los procesos de cambio, así como reconocer los esfuerzos del sector privado por implementar políticas reales de ESG.

   Con todos estos retos por delante y sin olvidarnos de que la colaboración será la encargada de garantizar el éxito en esta difícil tarea, desde el sector inmobiliario estamos construyendo las viviendas del futuro. Viviendas que formarán parte de esas ciudades verdes que, aunque solo supongan un 3% de la superficie terrestre, serán el hogar de más del 85% de los ciudadanos europeos.

   En conclusión, el compromiso del sector privado, como es el caso de Habitat Inmobiliaria, que lideran con estrategias sostenibles y una visión a largo plazo, demuestra que es posible conjugar crecimiento económico con responsabilidad social y ambiental. Sin embargo, este esfuerzo debe ser colectivo. La colaboración entre ciudadanos, administración pública y sector privado es crucial para avanzar hacia una economía más circular y sostenible. Es vital que se fomente una mayor conciencia y educación sobre la importancia de estas prácticas y que se implementen políticas que faciliten y reconozcan estos esfuerzos.

   Por Juan Antonio Luque, director de ESG de Habitat Inmobiliaria.

Contador

Leer más acerca de: