Publicado 18/09/2020 12:42CET

Aigües de Barcelona reduce su huella de carbono un 42,8% frente al año 2015

Aigües de Barcelona
Aigües de Barcelona - AIGÜES DE BARCELONA

La compañía ya dispone de una flota de 132 vehículos eléctricos

BARCELONA, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

Aigües de Barcelona ha rebajado sus emisiones de dióxido de carbono un 42,86% en comparación con el ejercicio 2015, según se extrae de la Memoria de Sostenibilidad de la compañía.

Para conseguir esta reducción, Aigües de Barcelona ha apostado por la compra de energía libre de emisiones, medidas de eficiencia energética, la producción de energía verde y la movilidad sostenible.

La compañía, que calcula desde 2012 su huella de carbono siguiendo la guía de la Oficina Catalana del Cambio Climático, defiende una movilidad sostenible.

Precisamente, del 16 al 22 de septiembre tiene lugar la Semana Europea de la Movilidad, y la compañía ha recordado que el transporte es uno de los sectores más contaminantes, ya que aporta más de una cuarta parte de las emisiones de gases de efecto invernadero, según el último estudio de la Agencia Europea de Medio Ambiente (Aema).

Por este motivo, Aigües de Barcelona inició en 2014 la transición de la flota de vehículos convencionales a coches 100% eléctricos, así como la transformación de las infraestructuras de los edificios.

A fecha de 2019, la compañía cuenta con una flota de vehículos eléctricos de 132, lo que ha supuesto también la ampliación de la infraestructura para poder realizar su carga.

ECONOMÍA CIRCULAR

Aigües de Barcelona trabaja para reducir residuos y valorizarlos, pero también en reaprovecharlos para disminuir el volumen de residuos gestionados y el consumo de recursos no renovables.

Actualmente, hay tres estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR) que generan biogás a partir de los lodos generados, un residuo rico en materia orgánica, y las tres utilizan energía generada en los mismos proceso de la planta, reduciendo así las emisiones de metano.

De este modo, se han generado 11.673.328 kWh de energía térmica con cogeneración de biogás y 21.026.593 kWh de energía eléctrica, lo que equivale al consumo de energía de 150 días de estas tres estaciones.

En su filosofía de residuo cero, se ha logrado un 70,87% de valorización de los residuos generados en las potabilizadoras y un 97% de valorización de los residuos generados en las depuradoras.

También se ha conseguido reciclar el 85,78% de las tierras extraídas de las zanjas en las obras de canalización que se realizan en la vía pública.