'Vaya niño más malo' o 'Vaya niña más llorona', etiquetas que limitan y perjudican el desarrollo del niño, según experto

Actualizado 06/05/2010 19:50:42 CET

Varios centros comerciales de España descubrirán, a través de talleres, las 'claves' de la felicidad infantil

MADRID, 6 May. (EUROPA PRESS) -

'Vaya niño más malo' o 'Vaya niña más llorona' son algunas de las etiquetas que "limitan y perjudican" el desarrollo de la identidad del niño y hay que evitarlo porque de esta forma, sólo se consigue que el menor se habitúe al adjetivo y que lo viva como "yo soy así y no lo voy a cambiar".

Ésta es una de las "claves" de la infancia que, junto con las siete restantes se podrán descubrir desde este jueves en cinco centros comerciales --de Sonae Sierra-- dispersos por la geografía española gracias al 'Proyecto felicidad', una iniciativa compuesta por una serie de talleres para padres en los que el 'Comando Felicidad' les explicará, según la edad y necesidad concreta del hijo, cuáles son las facetas a potenciar en su educación.

Así, ser amable es otra de las "claves" que apuntan, puesto que los niños experimentan mayores niveles de satisfacción y energía; dar las gracias, favorece su estabilidad mental y enriquece su crecimiento en el entorno familiar; y educarles en el positivismo les hace ser más seguros y creer más en sí mismos.

Además, la organización considera que es necesario no dramatizar, sino educarles para que le den a las cosas su justo valor; los logros personales son importantes, puesto que los menores son un 49 por ciento más felices si consiguen sus objetivos por méritos propios; así mismo es necesario que tengan cierta autonomía e incluso dejar que estén enfadados en algunos momentos y es "muy importante" educarles para que desarrollen la inteligencia emocional, es decir, que aprendan a controlar y regular sus emociones para resolver los problemas de manera pacífica.

Para la psicóloga Silvia Álava, "el 50 por ciento de la felicidad se debe a factores genéticos, un 10 a las circunstancias vividas y el 40 a la actividad emocional, que podemos aprender a controlar para ser más felices". Por ello, estos talleres fomentarán la gratitud, amabilidad, trabajo en equipo, la comunicación o la integridad.

Por su parte, la country marketing manager de Sonae Sierra, Mónica Pinto, ha explicado que "con estos talleres no queremos enseñar a los padres a educar a sus hijos, sino darles esas claves que hacen de un niño normal un niño feliz". "Los padres en ocasiones no le dan importancia a actuaciones o conversaciones aisladas, pero los niños se quedan con detalles increíblemente pequeños que pueden afectar a su carácter y su desarrollo futuro", ha concluido.

Este proyecto ha arrancado hoy en el Centro Comercial Plaza Éboli de Pinto (Madrid) y, durante los meses de mayo y junio, viajará por los centros comerciales Parque Principado, en Asturias; Valle Real, en Cantabria; Max Center, en Vizcaya; y Dos Mares, en Murcia.