Publicado 14/05/2024 13:52

La Junta rechaza la Proposición de Ley sobre la menopausia de Adelante porque ultima una estrategia propia

Archivo - Mujer con dolor menstrual.
Archivo - Mujer con dolor menstrual. - PORNPAK KHUNATORN/ ISTOCK - Archivo

SEVILLA, 14 May. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno ha mostrado su criterio "desfavorable" a la Proposición de Ley relativa a la lucha contra la discriminación por menopausia, presentada por el grupo parlamentario mixto-Adelante Andalucía, dado que la Consejería de Salud y Consumo ultima una Estrategia de Salud Sexual y Salud Reproductiva de Andalucía que incluye la atención específica al climaterio de la mujer, además de que la cartera de servicios del Servicio Andaluz de Salud también prevé la atención a la menopausia.

Asimismo, la Consejería de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad cuenta con los recursos "necesarios" para actuar ante cualquier discriminación que se pueda producir en esta etapa de la vida de la mujer, como en cualquier otra, ha apuntado la Junta en una nota de prensa. La Estrategia de Salud Sexual y Salud Reproductiva pretende identificar los principales retos para la mejora de la salud sexual y salud reproductiva en Andalucía, una esfera vital de gran relevancia, e implementar medidas que "optimicen la calidad y calidez del abordaje de esta materia no sólo desde la prevención de riesgos y atención a necesidades y problemas, sino también desde la promoción y fomento del empoderamiento poblacional para la puesta en práctica de estilos de vida saludables".

Los principios rectores que impregnan dicha Estrategia son la equidad y acceso universal, derechos sexuales y reproductivos, principios éticos, enfoque salutogénico y multidimensional de la salud, inclusión de la diversidad y de todo el ciclo vital, enfoque de determinantes sociales y de género, evidencia científica, así como la humanización asistencial. Asimismo, incorpora la perspectiva de género con el fin de erradicar violencias y reducir desigualdades en el acceso a la salud y a los recursos de atención, vinculadas a las diferencias de socialización y valoración por razón de sexo.

Sus principales líneas de actuación se definen de acuerdo con elementos tales como la separación de los ámbitos de salud sexual y salud reproductiva como requisito fundamental para responder a las necesidades completas de la población andaluza; la comprensión de la salud sexual y salud reproductiva en un sentido holístico que contemple las áreas de promoción, prevención y atención sanitaria, permitiendo dirigir los esfuerzos de las políticas públicas sanitarias a fomentar las relaciones personales positivas, además de prevenir riesgos y atender enfermedades; la importancia de la investigación y mejora del conocimiento profesional para ofrecer una atención sanitaria con altos estándares de calidad.

Así, la estrategia cuenta con cinco líneas estratégicas: promoción de la salud sexual; prevención y atención a la salud sexual; promoción de la salud reproductiva; prevención y atención a la salud reproductiva; y, por último, desarrollo profesional, investigación e innovación en salud sexual y reproductiva. Entre las acciones concretas vinculadas al climaterio establecidas por la estrategia, destaca la realización de actividades en los centros sanitarios para promocionar una sexualidad saludable y libre de violencia, dirigidas a diferentes grupos de edad y en diferentes momentos del ciclo vital (embarazo, puerperio y climaterio).

Por otra parte, la cartera de servicios de Atención Primaria del SAS ya ofrece un conjunto de actividades científico-técnicas que se realizan en el primer nivel asistencial, estableciendo y unificando criterios que garantizan la calidad de las prestaciones referidas a la atención al climaterio. En concreto, se incluyen las prestaciones de prevención, detección y atención a los problemas de la mujer en el climaterio, que van desde la información a las mujeres sobre los cambios del climaterio; fomentar hábitos saludables; valoración del estado de salud y de factores de riesgo; al sistema de información y registro en la historia de salud digital.

Estas prestaciones se implementan por los equipos básicos de Atención Primaria de cada usuaria, en concreto profesionales de Medicina Familiar y Comunitaria y Enfermería, quienes realizan la valoración diagnóstica y el manejo clínico del climaterio y de sus complicaciones propias, dando respuesta desde su nivel asistencial o derivando, en casos concretos, al nivel asistencial hospitalario, a criterio de la valoración facultativa de su médico de referencia.

En el ámbito de Atención Hospitalaria, el SAS despliega una gama de servicios especializados en Obstetricia y Ginecología en sus centros hospitalarios distribuidos por toda la comunidad autónoma. Estos centros constituyen pilares fundamentales para asegurar la atención médica integral de las mujeres durante todas las etapas de su vida, incluida la menopausia y la postmenopausia. Asimismo, el Consejo de Gobierno se opone a la consideración que recoge la Proposición de Ley sobre la necesidad de "implementar un Proceso Asistencial Integrado (PAI) de atención a la mujer durante la etapa del climaterio" en tanto que considerar la menopausia como un problema de salud podría suponer medicalizar un periodo natural de las mujeres.

No obstante, cuando la sintomatología en casos concretos lo requiere, los servicios sanitarios intervienen convenientemente y ofrecen esta atención a las mujeres. De hecho, cada vez hay más literatura científica crítica que plantea que no deben medicalizarse en exceso las etapas por las que pasa una persona a lo largo de su vida, como la adolescencia o el climaterio.

Así, recomienda atender situaciones específicas que pueden presentarse en la menopausia pero desaconseja medicalizar esta etapa de la vida haciendo un recorrido diferenciado por estas unidades para toda la población femenina, porque el excesivo intervencionismo médico puede ser contraproducente y favorecer precisamente la discriminación por la menopausia que se quiere combatir. En cuanto a la propuesta de la Proposición de Ley de creación de consultas específicas de climaterio en Atención Primaria y en Atención Hospitalaria, atendidas al menos por un profesional médico y una matrona, la Junta ha recordado que estas actividades sanitarias actualmente son llevadas a cabo por los profesionales sanitarios de Atención Primaria atendiendo a su cupo.

Además, "prácticamente todas" las actuaciones recogidas en la Proposición de Ley se están llevando a cabo a nivel científico-técnico asistencial por los profesionales del sistema sanitario público andaluz, como ocurre con los procesos asistenciales integrados cáncer de cérvix y mama, procesos patológicos que presentan mayor incidencia en mujeres climatéricas, así como la creación de consultas específicas por patologías en Servicios de Ginecología de los hospitales regionales.

En el caso de las matronas, Andalucía ha potenciado esta figura desde 2019 con 413 profesionales más, lo que significa un aumento del 45%, pasando de las 923 que había en 2018 a las 1.336 actuales. Las matronas realizan una atención integral a la mujer en todas las etapas de la vida, haciendo hincapié desde la adolescencia hasta la menopausia, que es cuando más consultas se producen.

En este sentido, la matrona es un pilar fundamental en el sistema sanitario público de Andalucía, contribuyendo al bienestar de las mujeres y los recién nacidos. Asimismo, la Administración ha enfatizado que es importante también su labor en relación con aspectos emocionales en la vida de las mujeres, educativos y de salud preventiva. Finalmente, el Gobierno andaluz ha sostenido que los programas de formación sanitaria especializada dependen del Ministerio, por lo que cualquier propuesta de modificación en este procedimiento debe seguir los procedimientos del Estado. Por último, "si bien los síntomas de la menopausia pueden perturbar la vida personal y profesional de las mujeres, cuando alguna sufra una discriminación en esta etapa, pueden activarse las actuaciones y servicios existentes en la Junta de Andalucía".

Contador