Publicado 28/05/2024 15:06

El sistema andaluz del conocimiento dispondrá de 25 millones para el desarrollo de proyectos de I+D

El consejero de Universidad, Investigación e Innovación, José Carlos Gómez Villamandos, enla presentación de los resultados de la encuesta de innovación de la Fundación COTEC.
El consejero de Universidad, Investigación e Innovación, José Carlos Gómez Villamandos, enla presentación de los resultados de la encuesta de innovación de la Fundación COTEC. - JUNTA DE ANDALUCÍA

SEVILLA, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El sistema andaluz del conocimiento tendrá a su disposición 25 millones de euros para llevar a cabo proyectos de investigación aplicada y de desarrollo experimental en cinco ámbitos estratégicos para la economía andaluza: sociedad inteligente, resiliente y saludable; agrotecnología; recursos naturales (minería y ciclo del agua); industrias tractoras y transición ecológica. Estas ayudas públicas se nutren de Fondos Europeos procedentes de la Consejería de Universidad, Investigación e Innovación, tal y como ha explicado el consejero José Carlos Gómez Villamandos durante la presentación de los resultados de la encuesta de innovación de la Fundación COTEC.

Los cinco ámbitos se corresponden con los principales entornos de especialización definidos en la Estrategia de Especialización Inteligente para la Sostenibilidad de Andalucía 2021-2027 (S4 Andalucía), según ha recogido la Junta en un comunicado. También se identifican con los sectores o cadenas de valor sectorial en los que Andalucía dispone de un potencial diferencial de desarrollo, ya sea por disponibilidad de recursos materiales y humanos o por su tejido empresarial y actividades de investigación e innovación.

En su intervención, Gómez Villamandos ha asegurado que estos incentivos se convocarán próximamente y están dirigidos a universidades andaluzas y a organismos, centros, institutos o fundaciones de I+D+I y de innovación públicos o privados. Según ha aclarado, "esta convocatoria se centrará precisamente en la investigación aplicada y en el desarrollo experimental dada la relevancia que adquieren ambas líneas de trabajo en la innovación y en la consecución de nuevos productos y servicios".

En ese contexto, ha remarcado que "la innovación y el conocimiento constituyen la base del progreso, de ahí que todos los agentes, desde la esfera público y privada, han de favorecer su desarrollo para favorecer la transformación del modelo económico".

Asimismo, el titular de Universidad se ha referido a la evolución positiva que ha experimentado Andalucía en su percepción sobre la innovación, aludiendo a los últimos resultados aportados por la Fundación COTEC en su informe, en el que se concluye que dicho indicador ha aumentado nueve puntos porcentuales respecto al año pasado. Tal y como ha explicitado, "esos resultados sitúan a la comunidad en cuarto lugar con respecto al conjunto nacional".

Por otro lado, Gómez Villamandos también ha hecho hincapié en el efecto del cambio tecnológico sobre el empleo, un aspecto en el que el 67% de los andaluces considera que el sistema educativo no responde al tipo de perfil laboral que demanda la futura sociedad tecnológica, según la encuesta elaborada por COTEC.

Al respecto, ha aclarado que esa percepción de la ciudadanía andaluza se ha construido sobre una realidad indiscutible que ha estado marcada por "una falta de planificación y de actualización de la oferta académica durante los últimos 14 años". "En ese tiempo, las universidades de la región no han podido implantar las nuevas titulaciones requeridas por el tejido productivo y el mercado laboral, que han sufrido un vuelco vertiginoso hacia el ámbito de las nuevas tecnologías y hacia las necesidades formativas a las que no se les podía dar respuesta con las enseñanzas que ofrecían estos cambios", ha apostillado.

"Esa dificultad se ha superado", según ha apuntado, con una nueva programación académica para el periodo 2025-2028 compuesta por 188 nuevos títulos, de los que 40 son grados, 126 son másteres y 22 son doctorados. Todas esas titulaciones se reparten casi al 50% entre las ramas de STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) y de Ciencias Sociales y de Salud.

"En esa configuración se ha potenciado las competencias transversales, a fin de facilitar la adaptación de la oferta a la demanda y de favorecer el trasvase y colaboración del profesorado con trayectorias investigadoras de excelencia entre áreas afines o entre universidades", ha concluido.

Contador