Publicado 17/06/2024 15:30

La Unidad de Coordinación de Fracturas del Valme (Sevilla), acreditada por la Fundación Internacional de Osteoporosis

La Unidad de Coordinación de Fracturas del Valme.
La Unidad de Coordinación de Fracturas del Valme. - HUV

SEVILLA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Universitario de Valme, en Sevilla, ha recibido el reconocimiento de la Fundación Internacional de Osteoporosis (IOF, por sus siglas en inglés) por su programa de atención integral a las personas que sufren fracturas óseas por fragilidad como consecuencia de la osteoporosis. Un reconocimiento que certifica "la existencia de una estructura y de unas buenas prácticas clínicas" en el Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla "capaces de identificar a aquellas personas que han tenido una fractura osteoporótica y prevenir una nueva".

En concreto, han valorado la forma en la que desde esta unidad se evalúa el riesgo de fractura, su sistema de confirmación diagnóstica, las medidas consiguientes de prevención secundaria y su control evolutivo. La osteoporosis es la enfermedad metabólica ósea más frecuente, constituyendo una de las principales causas de enfermedad e incapacidad en la población mayor. "Debilita y fragiliza los huesos, asociándose con la aparición de fracturas entre las que destacan las de cadera, mano, hombro y columna", explica el centro hospitalario en una nota de prensa.

En este sentido, más de 300 pacientes ingresan al año con fractura de cadera en Valme, que requieren de un tratamiento quirúrgico complejo y hospitalización. De este "alto volumen de pacientes", un porcentaje importante volverá a presentar una fractura por fragilidad en los sucesivos meses; al postularse su origen osteoporótico como el principal factor de riesgo para la aparición de nuevas fracturas. La forma de enfrentar este riesgo, según la IOF, es a través de una estrategia de prevención secundaria.

Para ello, esta organización está impulsando la certificación de Unidades de Coordinación de Fracturas al objeto de conseguir un manejo terapéutico global y la evaluación holística del paciente para lograr la recuperación funcional y la prevención de nuevas fracturas. Al respecto, el Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla ha creado esa infraestructura asistencial amparada en la IOF con prácticas clínicas de calidad que garantizan un abordaje clínico adecuado, completo y sistematizado que, además, asegura la adherencia a las medidas instauradas tras la cirugía para evitar de la forma más óptima una nueva fractura.

Su Unidad de Coordinación de Fracturas dispone de un equipo multidisciplinar, integrado por diferentes especialidades del Hospital Universitario de Valme y médicos de Familia de Atención Primaria del área sur sevillana. Está coordinada desde el servicio de Reumatología por su jefa de servicio María Luisa Velloso y la integran: la reumatóloga Consuelo Ramos, los traumatólogos Jorge Angulo (jefe de servicio) y Ricardo Mena-Bernal, la jefa del servicio de Medicina Física y Rehabilitación Cayetana Sánchez, la internista Rocío Gómez y los médicos de familia Rocío del Pino (directora del centro de salud Campo de las Beatas de Alcalá) y Francisco Manuel Moreno (Arahal).

Según la coordinadora de este equipo de trabajo "nuestro objetivo es la optimización del manejo diagnóstico y terapéutico protocolizado de los pacientes con fractura por fragilidad a través de un plan de actuación homogéneo que facilite el seguimiento y evita la duplicidad de consultas, pruebas y otras actuaciones con los consiguientes beneficios para nuestros pacientes; además de establecer un plan terapéutico individualizado a cada paciente que garantiza una mejor adherencia y favorece la continuidad asistencial al estar coordinados con atención primaria".

EFICACIA ORGANIZATIVA PARA REDUCIR FRACTURAS SECUNDARIAS

Los pacientes que presentan una fractura de cadera y acceden al hospital por Urgencias son valorados por el equipo de Cirugía Ortopédica y Traumatología, que asume tanto el ingreso como el tratamiento quirúrgico pertinente en los días sucesivos y el inicio del estudio analítico de osteoporosis.

Durante el ingreso hospitalario, la facultativa de Medicina Interna identifica a los pacientes tributarios de dicha atención preventiva; mientras que los profesionales del servicio de Medicina Física y Rehabilitación informarán a los pacientes sobre medidas y recomendaciones para la prevención de caídas. Al alta, se iniciará el tratamiento farmacológico oportuno.