Publicado 25/05/2022 11:41

Detenido en la estación de Abando en Bilbao con medio kilo de hachís cuando estaba fumando un 'porro'

Agentes de Policía Nacional vigilan una estación de tren.
Agentes de Policía Nacional vigilan una estación de tren. - POLICÍA NACIONAL

BILBAO, 25 May. (EUROPA PRESS) -

La Brigada Móvil-Policía en el Transporte ha detenido en la Estación Abando-Indalecio Prieto de Bilbao a un hombre con medio kilo de hachís, tras ser detectado por los agentes consumiendo un 'porro' que emitía un potente olor a droga, según ha informado la Delegación del Gobierno en el País Vasco.

Esta Brigada se encarga de la vigilancia de las estaciones de autobuses y ferrocarril a nivel nacional, así como la de los autobuses y trenes que tiene origen y destino en ellas.

En este sentido, la Brigada Móvil-Policía en el Transporte tiene como funciones más destacadas realizar controles selectivos de viajeros e inspecciones en ruta, controlar la documentación de los pasajeros de trenes internacionales, e investigar los hechos delictivos que se produzcan en este ámbito, además de prestar el auxilio necesario en caso de catástrofe o accidentes.

En este caso, la detención se produjo cuando agentes de paisano detectaron en las inmediaciones de la Estación de Ferrocarril de Renfe Abando-Indalecio Prieto a un joven consumiendo un 'porro' que emitía un potente olor a droga.

En el momento en el que los policías, exhibiendo sus placas y carnés profesionales, se dirigieron al sospechoso con el fin de proponerlo para sanción, este emprendió la huida a la carrera a gran velocidad, lo que no le sirvió para escapar, ya que a unos cincuenta metros fue interceptado y detenido.

Durante el consiguiente cacheo de seguridad, los agentes hallaron, en el interior de una bandolera que portaba, cinco tabletas rectangulares de hachís envueltas en papel transparente.

Ya en la Jefatura Superior de Policía del País Vasco, en Bilbao, tras el pesaje de la sustancia estupefaciente, los investigadores cuantificaron la misma en casi medio kilo el hachís, lo que hubiera supuesto en el mercado ilícito un valor de más de 3.200 euros.

Por todo ello, el detenido, de nacionalidad española y con numerosos antecedentes, fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Bilbao.