Publicado 02/07/2020 14:16:57 +02:00CET

Monago subraya que el sentencia de Valdecañas acoge las alegaciones de su gobierno para evitar la "quiebra" de la región

[Grupoextremadura] Nota De Prensa Y Fotografías Pp Extremadura
[Grupoextremadura] Nota De Prensa Y Fotografías Pp Extremadura - PP EXTREMADURA

   MÉRIDA, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El presidente del PP de Extremadura, José Antonio Monago, ha señalado que la resolución del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx) que contempla el derribo parcial del complejo de la isla de Valdecañas acoge las mismas alegaciones que presentó su gobierno cuando era presidente de la Junta, en las que planteaba la inejecución de la sentencia anterior por "imposibilidad material".

   "Mejor pagar 500.000 euros que 145 millones", ha señalado Monago, quien ha asegurado que esta cantidad, que es en la que se valoró las indemnizaciones a las que tendría que haber hecho frente la Junta de Extremadura, hubiera supuesto la "quiebra" de la comunidad autónoma.

   Así, considera que el tribunal ha adoptado una "solución intermedia" que es "muy positiva de cara al futuro" de la comunidad, en tanto que si hubiera que tirar todo el complejo construido, que se encuentra al 30 por ciento de lo proyectado, "no viene a invertir a Extremadura absolutamente nadie"

   Por tanto, Monago considera que no solo estaban "en juego" los 145 millones de euros de las indemnizaciones, sino "sobre todo" la imagen de la comunidad de cara a futuros inversores.

   En cualquier caso, Monago ha planteado una "reflexión" en Extremadura con respecto a su futuro, que considera que está condicionado por su alto nivel de protección ambiental.

   Una comunidad que con sus índice de paro, cada vez menos población y empresas, y donde se marchan los jóvenes, necesita "una reflexión de todos, de los ecologistas también". "Esto no puede ser un parque temático para unos cuantos. Tiene que ser un entorno para que la gente pueda vivir. Las especies animales y las personas también", ha dicho Monago.

   Al respecto, ha asegurado que usos como los de Valdecañas son "muy normales" en otros países de Europa, por lo que no comprende que una comunidad que cuenta con los mayores embalses de todo el continente tenga "prácticamente cero aprovechamientos" de estos recursos.

   Unos usos, ha insistido, que han de ser compatibles medioambientalmente, que considera que si no se pueden poner en práctica en Extremadura y sí en otros lugares, es porque aquí son "más ultraortodoxos en la interpretación de las directivas comunitarias". "Algo falla", ha remarcado en una rueda de prensa.

   Y es que Monago ha lamentado que en Extremadura haya "una malla de protección que afecta prácticamente a toda la región". "No se puede decir no a todo en Extremadura", ha dicho, en referencia a proyectos de inversión, al tiempo que ha puesto el énfasis en que si la comunidad continúa por la misma línea "no es sostenible" económicamente, puesto que no genera ingresos para pagar sus servicios públicos.

   Por ello, ha pedido que la comunidad no mantenga "la vieja receta" que ya había antes de la pandemia. Además, ha dicho que la comunidad necesita del concurso del Estado, porque por sí sola no puede revertir esta situación. Y en este sentido ha reclamado al Gobierno un plan de empleo especial como el que se le solicitaba al Ejecutivo de Mariano Rajoy valorado en 460 millones de euros.

   En este punto, se ha ofrecido a sentarse con el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, para reprogramar todo el presupuesto para buscar soluciones porque el modelo "no es el mismo después de la pandemia".

   Por último, y sobre el interés de Cristian Lay en la compra al fondo KKR del Grupo Industrial Gallardo, Monago ha mostrado su agradecimiento a Fernández Vara por informarle de ello cuando aún no lo conocía la opinión pública, ante lo cual le prestó toda su ayuda para garantizar la supervivencia del conglomerado empresarial.

   Asimismo, ha expresado que se alegra mucho de que se trate de un empresario extremeño el que se quede con el grupo en caso de que fructifique una negociación que espera "larga e intensa" por parte de un empresario que ya tiene "acreditado el amor y el cariño" por la comunidad autónoma.

Para leer más